fbpx

Cuando Michel Enríquez pudo debutar con Industriales en la Serie Nacional

2 min


Michel Enríquez. Foto tomada de Granma.

La camiseta azul de Industriales ha sido honrada por grandes peloteros a lo largo de la historia. Capiró, Changa, Marquetti, El Duque, Anglada, Hurtado, Medina, Malleta, Arocha, Urgellés y otros tantos están entre las leyendas que han contribuido a agrandar el legado de la escuadra habanera.

Ahora bien, abstraigámonos por un segundo e imaginemos que otro enorme atleta cubano como Michel Enríquez hubiera vestido la camiseta de la novena capitalina. Cuesta creerlo, ¿no? Pues deberían saber que el célebre capitán de los Piratas de la Isla de la Juventud y de la selección nacional estuvo particularmente cerca de ser un León.




El estelar tercera base pinero, ganador de (casi) todos los títulos posibles con el equipo Cuba, en 1997 rozó un vínculo que hubiera sido definitivo con el Estadio Latinoamericano y su afición.

Según relató hace unos años en una entrevista al colega Joel García León, en su juventud Michel estudió durante su etapa preuniversitaria en La Habana y, al finalizar el bachillerato, su padre se acercó a Pedro Medina, entonces mánager de la Nave Azul, con la intención de que el muchacho se sumara al plantel.




“(Medina) me dijo que si buscaba donde quedarme entraba al equipo, pero no encontré”, declaró en 2014 el recordista de hits para una temporada de la Serie Nacional, con sus 152 del curso 1998-1999.

Considerando el palmarés y la garra de Michel Enríquez, no caben dudas de que su nombre asociado a los Industriales hubiera sido igualmente legendario. No obstante, el destino quiso que fuera profeta en su tierra y que, incluso, disputara algunos partidos como refuerzo de Pinar del Río, sitio donde también se ganó la admiración de todos.




Ante la imposibilidad de sumarse a la disciplina industrialista, Enríquez terminó por debutar con los de su tierra en la campaña número XXXVII (1997-1998).

A nivel colectivo, su momento cumbre fue el subcampeonato nacional de la LIV Serie (2014-2015), cuando los competitivos Piratas cayeron en siete juegos ante el campeón Ciego de Ávila en una de las finales más emocionantes que se recuerdan. Antes había sido tercero en la XXXVIII (1998-1999), ocasión en que la “aplanadora” santiaguera terminó alzando el título.




Entre los hitos individuales de Michel Enríquez durante 22 años jugando en el máximo torneo beisbolero del país, destaca la tercera posición en la tabla histórica de mejor promedio ofensivo, en donde su .360 lo coloca sólo por detrás de otros dos astros: el tunero Osmani Urrutia (.370) y el pinareño Omar Linares (.368).

Además, Michel es el hombre que más dobletes ha dado en total (437) y también en una sola campaña de la Serie Nacional (37 en la 2008-2009, marca que fue igualada por Alfredo Despaigne al año siguiente).

Su destacada actuación, que duró desde la temporada 1997-1998 hasta la 2018-2019, le valió para estar hoy en el cuarto puesto de todos los tiempos en OBP (.465), ser 20mo. en hits (2026) y 38vo. en carreras impulsadas (906), lugares ciertamente notables si tenemos en cuenta la cantidad masiva de talentos que han pasado por nuestros terrenos desde la fundación de la Serie en 1962.


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sandy Mederos

× ¡¡¡Contáctanos!!!