fbpx

Cubano Raúl Valdés hizo este domingo, con 43 años, lo que nunca imaginaste

2 min


Raúl Valdés. Foto tomada de Alchetron.

Cuando se escriba la biografía del pelotero cubano Raúl Valdés, hay que ser conscientes de que su vida, perfectamente, es digna de un libro con varios capítulos, y cuando digo varios no son cinco o seis. Si respetamos la cronología, la última parte sería su medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio, lograda el 7 de agosto de 2021, defendiendo a la selección nacional de República Dominicana. Él fue uno de los atletas antillanos con preseas por otros países en la pasada cita estival.

Sin embargo, este fin de semana, el artemiseño fue protagonista de un hecho increíble, que bien encajaría como el último capítulo del libro de marras. Antes de entrar en detalles, les recuerdo que el zurdo ha construido su gloria a base de dominio en los montículos de diversas ligas.




El genuino lanzador intervino este domingo en un partido de la Liga de Verano del Cibao, entre su conjunto, Arroceros de San Francisco de Macorís, y Granjeros de Moca, ganado por el segundo plantel, con marcador de 8-1. Valdés, que no pitcheó en esta ocasión, impulsó la única carrera de su escuadra.

Con el número 15 en el dorsal, disparó un enorme cuadrangular por el jardín derecho en la séptima entrada, con dos outs, cuando el choque marchaba 3-0. Al término del juego, el mejor bateador por los derrotados fue él, con dos imparables en tres turnos, un remolque, una anotada y un ponche.




El natural del poblado de Cabañas, en el municipio Mariel, con casi 44 años, acumula una cantidad no desdeñable de oportunidades con el madero en circuitos de más nivel, dígase Ligas Menores, Grandes Ligas y la máxima categoría de la pelota profesional de Japón. Sus números globales son los siguientes: promedio ofensivo de .163, seis anotadas, 30 hits, nueve tubeyes, dos jonrones, 14 impulsadas, tres boletos y 64 ponches.

Sus dos cuadrangulares los conectó en el campeonato japonés, en 2016 y 2017, con los Dragones de Chunichi. Recuerden que como mismo ocurre en las Mayores, en la Liga Nacional específicamente, en la Liga Central nipona tampoco existe el bateador designado y los lanzadores batean.

Con esta reciente hazaña, Raúl Valdés continúa consolidando su impronta.

En video, el cuadrangular del cubano:





¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

D.L.R.

× ¡¡¡Contáctanos!!!