fbpx

Desi Arnaz, el cubano que transformó la televisión en Estados Unidos

4 min


Desi Arnaz. Foto tomada de El País.

Desiderio Alberto Arnaz y de Aca III murió tres meses antes de cumplir 70 años, el 2 de marzo de 1987, pero en sus siete décadas vivió a plenitud, rodeado de esplendor y fama.

Considerado el artista cubano más reconocido en Estados Unidos -entiéndase como el más galardonado e identificado por el público de ese país-, la vida de Desi Arnaz es ejemplo de superación y fuerza de voluntad.

El 2 de marzo de 2019, incluso, fue honrado con un doodle de Google.




Nació en el oriente de Cuba, en 1917, en una casona colonial santiaguera. Varios antepasados suyos estuvieron ligados a varios acontecimientos históricos:

  • Sus tatarabuelos paternos, españoles y súbditos de la Reina de España, recibieron tierras en el sur de California y, con sus apellidos, honraron el Ventura Boulevard del Valle de San Fernando, el Arnaz Drive de Beverly Hills y el propio Condado de Ventura.
  • Su abuelo paterno, Desiderio, fue el médico de las tropas de Teddy Roosevelt en la loma de San Juan durante la guerra Hispano-Cubana-Estadounidense.
  • Su padre, Desiderio II, es reconocido en algunas bibliografías como el alcalde más joven que tuvo la ciudad de Santiago de Cuba. Este sería congresista, más adelante, durante el gobierno de Gerardo Machado.
  • Por la parte materna, su abuelo, Alberto de Acha, estuvo entre los creadores del Ron Bacardí.




Debido a los vínculos políticos del padre, la familia se trasladó a La Habana. Corría el año 1933 y la caída de Machado había sumido el país en una convulsa situación. Con el padre de familia encarcelado y la casa de la infancia destruida, Desi emprendió una travesía, en barco, por el Estrecho de la Florida hasta llegar a Key West.

El arribo no fue fácil. Su inglés era precario, pero la difícil situación y las adversidades sacaron lo mejor y más ingenioso de él. Mientras estudiaba, ganaba dinero extra alimentando y limpiando jaulas de canarios.

El diario El País ha catalogado su historia como “la del sueño americano de un inmigrante cubano que llegó a Estados Unidos sin dinero y sin apenas hablar el idioma, pero que se sacrificó al máximo por triunfar”.




¿Cómo Desi, entonces, pudo llegar a revolucionar la televisión y el mundo del entretenimiento?

Sus primeros pasos en el entorno del espectáculo fueron como guitarrista en el Hotel Roney Plaza, en Miami Beach. Formaba parte de un septeto incompleto de cinco músicos llamado Siboney, donde, en ocasiones, debía hacer el trabajo vocal.

Luego fue descubierto por Xavier Cugat y el resto de la historia son sonrisas. Se unió a la orquesta de este reconocido músico, se fue de gira, conoció de cerca el show business y se independizó. Con una banda improvisada de dos judíos, dos italianos y un español, el cubano llevó la rumba y la conga a los centros nocturnos más exclusivos de la costa este norteamericana.




West Side, East Side, Atlantic City, Broadway, estudio RKO, Hollywood, musical y cine son algunas de las palabras que bien pudieran resumir lo que sucedió luego en la vida de Desi. Muchos logros pudieran mencionarse, pero hay un hecho que merece una atención especial.

En 1939 se conocieron dos personas que llegarían a convertirse en leyendas artísticas. La afamada Lucille Ball y Desi Arnaz desarrollaron una relación sentimental y profesional que cosechó éxitos por dos décadas.

Estos fueron algunos de los hitos que consiguió el antillano como productor ejecutivo de I Love Lucy, la serie que catapultó a la fama definitiva a ambos:




  • El show fue filmado en película de 35 mm (formato solo utilizado antes el cine).
  • Revolucionó la televisión al usar, por primera vez, varias cámaras en un programa en vivo.
  • Otra muestra de lo que significó imponerse en una cultura diferente sin perder la esencia: Desi no cambió su acento latino, aunque recibió críticas por ello.
  • Según las cifras que se recogen, en la historia de la televisión fue este el primer espacio, con una frecuencia habitual, que llegó a ser visto en más de 10 millones de hogares.
  • Cuando Lucille quedó embarazada por segunda vez, Desi volvió a innovar en los patrones de la televisión y convenció a los ejecutivos de la cadena de que Lucy, personaje de la serie, también debía quedar embarazada.
  • Para seguir con esta línea, filmaron un parto. La mujer dio a luz a un varón. Lucille Ball también parió un bebé solo doce horas antes de que su personaje lo hiciera frente a todo el país. “Este episodio tuvo 2 millones más de televidentes que el espacio de la noche siguiente en que se transmitió la toma de la presidencia por el general Eisenhower”, contó El País.
  • Implementó la repetición de episodios antiguos, debido a la gran aceptación que tenían sus capítulos.




La exitosa serie estuvo al aire durante casi seis años y terminó con la separación de los dos actores.

Debido al impacto de su trabajo, Desi Arnaz ganó un Globo de Oro y recibió dos estrellas en el Paseo de la Fama de Hollywood: por su contribución al cine (ubicada en 6325 Hollywood Boulevard) y por su trabajo en la televisión (situada en 6254 Hollywood Boulevard en Hollywood, California).

Aunque se volvió a casar, en los últimos momentos antes de su fallecimiento en 1986, víctima de un cáncer de pulmón, su primera esposa, Lucille, estuvo junto a él.

Según lo que se cuenta en el libro The last mafioso, del informante Jimmy Fratiano, Desi murió sin saber que, en algún punto de su carrera, varios miembros de la familia de la Mafia de Chicago estaban molestos con él, por la representación de los italianos y de la Mafia que se hacía en Los intocables (1959), serie de televisión producida por Arnaz, y estuvieron dispuestos a matarlo, escondidos entre los arbustos fuera de su casa, en una afortunada noche en la que Desi nunca llegó.


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¡¡¡Contáctanos!!!