fbpx

Ejercicio casero: Día 33

2 min


Chris D’Elia en No Pain. Foto: Netflix.

Hay que ver No Pain, el especial del humorista Chris D’Elia que estrenó Netflix hace unas semanas. El hombre habla, entre otros traumas, de cómo los delfines tienen relaciones sexuales con las personas: “Dolphins fuck people”, y luego te dice que cuando buscas en Google sobre eso aparecen links en los que se refieren a este fenómeno como “violaciones de delfines”. Pensé, entonces, que:

(1) No sería absurda la existencia de resorts secretos para zoofílicos masoquistas, aunque existe zoofilia cuando la voluntad viene del ser humano, pero igual la palabra vendería tal vez algo serio y científicamente cool… y que organizasen ahí shows privados en el que los delfines elijan a qué persona violar, atendiendo a métricas de orden aleatorio u otras, más bien, de índole bioética, para evitar que en Facebook, Twitter e Instagram pasen meses hablando de cómo un delfín desgarró el ano de algún Ministro de Sanidad.

(2) O que, en cambio, se realicen enfrentamientos de eliminación directa, con sorteos, donde las personas resistan ante las conductas sexuales de delfines devaluados, hasta llegar a la final, en la que tendrán como rival al delfín mejor valorado.

(3) Y que estos animales tengan nombres de gente famosa: Michael Jordan, Laura Pausini, Cantinflas, Taylor Swift… de forma tal que se pudiesen dar playoffs del tipo: Angela Merkel vs Diosdado Pérez o Justin Bieber vs Juana García.

(4) Y que antes de la primera ronda entreguen el manual ¿Qué hacer si eres acosado por un delfín? Durante el certamen, los participantes deberían hacer justo todo lo contrario. Puede encontrarse una guía especializada para mujeres en este sitio web español en el que escriben “naturalesa”.

(5) A los novatos en esas travesuras, advertirles que los delfines machos tienen pene. Quizás de Flipper solo recuerden las conversaciones triviales con su amigo, el nativo Lopaka. Casi nadie en la adolescencia temprana o tardía es capaz de responderte si los delfines o los dinosaurios tienen pene. El pene de un delfín, dicen, puede llegar hasta los 35 centímetros. Nada que no puedas encontrar usando las palabras claves correctas en xvideos.com u otro sustituto.

(6) Otra para novatos: si se acerca un delfín en celo, en el sitio español de “naturalesa” aconsejan “relajarte y disfrutar de ello, o defenderte”. Para avanzar en la competición, habría que buscar un punto medio entre ambas decisiones: no sé, dejarte penetrar, pero, por si acaso, de frente al animal.

(7) Chris D’Elia en No Pain: “siempre será tu culpa si te folla un delfín”. El eslogan perfecto para el torneo. Al menos, mucho más positivista que el de PETA: “los animales no son nuestros para comer, vestir, experimentar o usar para entretenimiento”.

PD: Si quieres leer las entradas anteriores, puedes hacerlo aquí.


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¡¡¡Contáctanos!!!