fbpx

“Mare of Easttown”, un policiaco inusual con una Kate Winslet de lujo

2 min


Si a usted, seriéfilo consumado, le dicen que HBO ha estrenado hace poco una serie policiaca con Kate Winslet como protagonista, es normal que sus expectativas sean altas. Al fin y al cabo, no todos los días el mismo canal que ha traído joyas como The Wire, Oz o Game of Thrones se junta con una de las actrices más respetadas del planeta para producir un show, sea cual sea. Sin embargo, lo que no es tan raro es que el resultado sea tan bueno como uno esperaría.

Mare of Easttown es una creación de Brad Ingelsby (The Way Back, Out of the Furnace, American Woman) y nos lleva hasta un pueblo de Pensilvania en donde una detective con muchos dilemas extra laborales, interpretada por Winslet, deberá resolver la desaparición de varias mujeres de la localidad. A partir de esa premisa fundamental, el guionista se las arregla para armar un mundo alrededor de Mare que resulta entrañable y complejo desde la primerísima línea de diálogo.




En una mirada inicial, el drama procesal puede parecer el centro de la trama, pero realmente resulta que todo lo que pasa está conectado con la protagonista. Sí, es una investigadora policial, pero, además, es una ex ídolo deportiva y madre divorciada que está intentando recomponer su vida después del suicidio de su hijo, mientras parece que el resto de su familia ha sabido seguir adelante a pesar de ello.

Mare es un personaje complejo, rodeado de otros que lo son tanto como ella, y eso da un valor extra a lo que se cuenta. Mientras intenta, junto a su colega del condado, Colin Zabel (Evan Peters), averiguar qué ha pasado con Erin McMenamin (Cailee Spaeny), le surgen dificultades y embrollos perfectamente cotidianos relacionados con gente que ella conoce de toda la vida. Sus vecinos y amigos de la infancia son, a la vez, protagonistas de sus casos y eso hace que, en el fondo, se sienta más como un drama familiar que como una de esas series como Criminal Minds o Law and Order

Más allá del material dramático, resulta que Mare of Easttown logra mezclar también las suficientes risas como para trascender la dureza de la realidad que narra. Los diálogos ácidos, empezando por los de la propia detective, y pasando por su madre, encarnada por la siempre fantástica Jean Smart (Watchmen), resultan ingredientes deliciosos que alivian y complementan magníficamente la trama.




Si hay algo que diferencia a esta miniserie de siete episodios es el hecho de que suele prestar mucha (muchísima) atención a los detalles. Tampoco Mare es Enola Holmes, pero sí nos hace mantenernos conectados todo el tiempo a cada escena, línea y plano, con tal de darle sentido a lo que está sucediendo ahí, incluso detrás de lo evidente.




Mientras pasan los episodios, de los cuales se han emitido solamente tres hasta la fecha, se nota cómo las capas que en principio no habían sido develadas, comienzan a aclararse y encajar unas con otras. Esto, junto con la recreación de clásico pueblo apartado de las grandes ciudades, convierte a Mare y sus vecinos en una suerte de pastiche entre Gilmore Girls y True Detective, con todo lo que ello implica, incluido suspenso y algún chiste quirúrgicamente colocado.

En resumen, Mare of Easttown es, desde ahora, mismo una de las mejores series del 2021 y, seguramente, de aquí al final de año no salgan demasiadas que estén a este nivel. Si te gusta lo bueno, esto es algo que debes ver sí o sí.


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sandy Mederos

× ¡¡¡Contáctanos!!!