fbpx

Retrospectiva: Los forros

2 min


Foto tomada de Musical U.

Mi primer intento de cantar en inglés fue con apenas 8 años. Estaba de visita en casa de unos parientes en La Habana y a mi abuelo se le ocurrió organizar un “festival de la canción”, como el que acababa de celebrarse en Varadero. Yo escogí Manzanitas Verdes (Little Green Apples), una de las canciones que interpretó Less Carlton, un artista muy conocido en Barbados por aquellos tiempos, pero como no sería hasta 6 años después que tendría mi primera lección de ese idioma extranjero, lo hice metiendo una pila de “forros”, aun cuando mi abuelo pareció impresionado con mi actuación.

En la secundaria incorporé Yesterday, de los Beatles, a mi repertorio, y la canté en innumerables ocasiones, también con forros; aunque eso no los puse necesariamente yo, sino el profesor de física que me la dictó. Por eso, cuando en el pre se apareció un profesor de historia conocido por “El Lore” con una libreta de canciones en inglés copiadas a oído y a mano, no dudé en que hubiera unas cuantas pifias.

Científicamente hablando, “el forro” es un fenómeno mental bien interesante, pues el cerebro procesa lo captado por el oído y de alguna forma lo “acomoda” a alguna información que ya existe. Lo mismo pasa cuando vemos a una persona por primera vez y la asociamos a alguien conocido. Es por eso que se dan algunos casos como los que ilustramos a continuación.

Algunos de los artistas que nos visitaron en Varadero 70… y algún que otro forrito en español.

A principio de los 80, todo el mundo cantaba con Michael Jackson “Se me cae la trusa”. No pocas emisoras radiales anunciaban el número así y no como Shake your body down to the ground. Oigan el estribillo y canten.

Vayan a una discotemba donde pongan a Lionel Richie cantando All Night Long y oirán el grito de “¡¡¡Asere!!!” en lugar de I said it.

Como mismo hay quien oyó “¡¡¡Asere!!!” en el número anterior, hay quienes oyen “¡¡¡Asesino!!!” en el cambio de melodía de este éxito de Kool and The Gang… ¡Y qué decir del estribillo!

Sin comentarios….

Entonces, amigos, no hay que sentir pena por tirar un forrito de vez en cuando; incluso muchas veces, como se lo he visto hacer a artistas profesionales que tienen sus peñas y seguidores que pagan por verlos.


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GDiaSan

× ¡¡¡Contáctanos!!!