fbpx

Se busca a Oscar Macías

2 min


A la extrema derecha, Oscar Macías, durante su etapa en el béisbol de Nicaragua. Foto cortesía de Alexis Hernández.

En el béisbol cubano, sobre todo en la década del noventa y principios del siglo XXI, existió en la segunda base una generación donde el talento prendía a raudales. Coincidieron en la Serie Nacional el santiaguero Antonio Pacheco, el industrialista Juan Padilla, el habanero Oscar Macías, el pinero Alexander Ramos, el capitalino Enriquito Díaz y el pinareño Yobal Dueñas, el más bisoño.

De todos ellos los más afortunados a la hora de componer la selección nacional fueron Pacheco y Padilla, y luego, en menor medida, Yobal y Macías. Precisamente, sobre el último versa este material, con el propósito de traer a la actualidad la notable hoja de ruta de un recio bateador olvidado, pero también destacando el lado humano.

El camarero salió de Cuba en 2005, después de una convincente actuación en el primer nivel de la pelota antillana y de algunas presentaciones con el equipo cubano en certámenes internacionales. En el año de su salida se estableció en Estados Unidos, exactamente en Miami, y en breve se incorporó al equipo El Paso Diablos, de la Central Legue, con el que bateó .350, 11 impulsadas y 12 anotadas.

Cinco años pasaron para que Macías recibiera su segunda y última oportunidad en el béisbol profesional. Luego de importantes números en la popular Liga Nica de Miami, con el elenco Rivas, Enrique Gasteazoro, propietario de los Tigres de Chinandega, de la Liga Profesional de Nicaragua, contrató sus servicios para la sexta edición de 2010, que comenzó el 29 de octubre. En esa escuadra coincidió con el lanzador holguinero Miguel Pérez.

Con el club felino estuvo poco tiempo hasta que fue despedido por bajo rendimiento. A partir de ahí su nombre se fue apagando poco a poco.

Hace algunos meses, un compañero de Oscar en el desaparecido equipo Habana me escribió preguntándome si yo sabía cómo localizarlo, porque otro jugador de aquella época estaba en Miami y deseaba encontrarse con el jonronero de Güira de Melena.

Le dije lo que sabía, que era poco o nada. Primero, Oscar Macías no aparece en ninguna red social, por lo que contactarlo se complejiza mucho más.

Sobre su paradero, he preguntado desde hace dos o tres años a amigos y excompañeros de él y las respuestas, aunque con pintas de rumor, no son nada alentadoras. Unos dicen que ha estado deambulando por las calles de Miami; otros, que mentalmente no se encuentra en su sano juicio, y algunos, que ha enfrentado serios problemas con la justicia que lo han conducido a prisión.

Repito, son versiones todas difícilmente comprobables, pero tienen un denominador común: el de estar ante un hombre cuyo paradero no es fácil de demostrar.

Actualmente tiene 51 años y sería de un valor tremendo que alguien que conozca con lujos de detalles sobre su situación actual en Estados Unidos, se comunique con nuestra revista o comente en los diferentes grupos en Facebook u otra red social.

Oscar, un tipo de carácter agrio en ocasiones, aunque buen amigo, eso sí, jugó en 18 temporadas y promedió .310, con 1960 imparables, 319 tubeyes, 50 triples, 286 jonrones y 1080 impulsadas. Además, robó 110 bases en 196 intentos.

Conformó el conjunto nacional juvenil al Mundial de Canadá 1987 y luego, en la primera categoría, acudió al Torneo Interpuertos de 1995 en Holanda, y en 1998 asistió a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Maracaibo, a la Semana de Haarlem y a la Copa Mundial en Roma. También estuvo en las Copas Intercontinentales de Sidney 1999 (líder en jonrones con tres) y La Habana 2002, en el Mundial de Taipei de China 2001 —donde la Isla terminó con el cetro— y su lid más importante con el team Cuba fue la de los Juegos Olímpicos de Sidney 2000.


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

¿Cuál es Tu Reacción?

Me divierte Me divierte
0
Me divierte
Me entristece Me entristece
10
Me entristece
Me encanta Me encanta
0
Me encanta
Me asombra Me asombra
3
Me asombra
Ñoo Ñoo
1
Ñoo

Un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. yo conoci a Oscar Macias, un gran amigo, mi hija y la de el pasaron juntas la Escuela Elementary en Royal Green ( Kendall ) y despues la Howard Mc Millan Middle School, esto que acabo de leer me ha sorprendido porque lo conoci y era un gran muchacho y excelente persona. Hace años no lo veo, pero preguntare por el…