fbpx

A los 32 años, este pelotero cubano jugará en su vigésimo primer equipo

3 min


El cubano tiene un enorme currículo en el béisbol profesional. Foto tomada de Pinterest.

No son pocos los peloteros cubanos que cuentan con un amplio recorrido fuera de nuestro archipiélago. Muchos de ellos, pese a no haber llegado jamás a las Grandes Ligas, se han desempeñado en varios torneos de nivel dentro del continente o fuera de él, y acumulan una hoja de servicios, cuando menos, interesante.

Uno de los nombres, cuyo currículum resulta bastante largo, es el de Ruby Silva, quien ahora jugará en la liga número dieciséis de su carrera, luego de haber sido contratado por los Tigres de Chinandega de la Liga de Béisbol Profesional de Nicaragua.




Actualmente, tras haber terminado el pasado 19 de septiembre su estadía con los Southern Maryland Blue Crabs, de la independiente Atlantic League, el antillano ya puede decir que ha estado al servicio de 20 nóminas diferentes en su trayecto por el deporte de las bolas y los strikes.

Durante este tiempo, entre las lides importantes del área, solo le faltó desempeñarse en la pelota de República Dominicana, Panamá y la nica, aunque a esta última pronto podrá tacharla de su lista, pues desde este mes, el jardinero y jugador de cuadro será uno de los refuerzos extranjeros del elenco felino que dirige el otrora estelar lanzador y big leaguer, Vicente Padilla, y llegará así a su vigésimo primer conjunto.




En el alto rendimiento, la historia de Ruby, pelotero oriundo de Güines que batea a la zurda y lanza a la derecha, comenzó en 2007, cuando debutó en la élite del béisbol nacional defendiendo a los desaparecidos Vaqueros de La Habana, con los cuales luego se proclamó campeón en la Serie XLVIII (2008-2009), segunda y última de sus campañas en suelo patrio.




A lo largo de dos cursos completos bajo las órdenes del mánager Esteban Lombillo, Silva sumó 112 imparables en 399 turnos oficiales, para un promedio ofensivo de .281, con 18 tubeyes, 13 triples, cinco bambinazos, impulsó 36, pisó la goma en 64 ocasiones y tuvo combinación de slugging/OPS equivalente a .429/.742.

Luego de su breve paso por el clásico nacional, a sus 19 años, el prometedor beisbolista se fue hacia México con la misma idea de tantos: probarse en el béisbol profesional e intentar llegar a Grandes Ligas. En 2011 logró firmar un contrato con los Chicago Cubs y ahí comenzó un largo recorrido por varios equipos filiales y de otras ligas.




Su periplo, mientras formó parte de la organización del Wrigley Field, incluyó estancias con Daytona Cubs (A+, Florida State League), Peoria Chiefs (A, Midwest League), Tennessee Smokies (AA, Southern League), Mesa Solar Sox (Arizona Fall League), Leones de Ponce (Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente, Puerto Rico), AZL Cubs (Rookie, Arizona League), Tigres de Aragua (Liga Venezolana de Béisbol Profesional, LVBP), Iowa Cubs (AAA, Pacific Coast League) y Cardenales de Lara (LVBP).

A pesar de su rendimiento, que incluyó un gran 2013 con los Tennessee Smokies, para quienes sumó, en esa ocasión, un total de 133 hits (30 dobles, 9 triples y 15 cuadrangulares), más 52 empujadas, 56 anotadas,18 boletos, 13 bases robadas y slash line de .284/.310/.483, los Cubs decidieron liberarlo, al parecer, porque jamás tuvieron intenciones serias de sumarlo a la plantilla de las Mayores.




Tras concluir su vínculo con esa franquicia de Chicago, en 2016 vistió otras tres camisetas: primero estuvo al servicio de los Vaqueros Laguna, de la Liga Mexicana de Béisbol, luego con los Sioux Falls Canaries (American Association) y cerró con las Águilas de Mexicali (Liga Mexicana del Pacífico).

A continuación, en las dos temporadas siguientes, del 2017 hasta finales de 2019, alternó entre varias ligas independientes, con los clubes Sussex County Miners (CanAm), York Revolution (Atlantic League), Chicago Dogs (American Association), Long Island Ducks (Atlantic League) y finalmente los Blue Crabs de ese mismo circuito, último plantel en el que pudo jugar antes del largo parón provocado por la pandemia de la COVID-19.




Después de la pausa, en enero de este año regresó a la acción en Colombia, en donde fue una pieza clave en la alineación de los Vaqueros de Montería, subcampeones de la justa local.

Al concluir la temporada en tierra cafetera, en mayo pasado firmó por el West Virginia Power de la Atlantic League, plantel que posteriormente lo cambió en julio a los Blue Crabs por el también outfielder Miles Williams.


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sandy Mederos

× ¡¡¡Contáctanos!!!