fbpx

“Cobra Kai”, la serie secuela de “The Karate Kid” que supera la saga original

4 min


En una época en que abundan los reboots, precuelas, spin-offs, las “segundas partes” han quedado en una suerte de plano menor. Tal parece que ahora mismo resultan más interesantes las historias alternativas que esas que continúan el relato a partir del material original.

La saga The Karate Kid, compuesta por tres largometrajes estrenados entre 1984 y 1989 (y también por la pésima The Next Karate Kid, protagonizada por Hillary Swank en 1994 y el reboot de 2010, con Jackie Chan y Jaden Smith), fue uno de los productos culturales más queridos y exitosos de la nostálgica década de los 80. Las aventuras de Daniel LaRusso (Ralph Macchio) y su críptico sensei, el señor Miyagi (Noriyuki “Pat” Morita), han trascendido a lo largo de varias generaciones y actualmente su mensaje está más vivo que nunca. Y ahora entenderá por qué.

Resulta que esta historia de artes marciales continuó su argumento en 2018, cuando YouTube Red estrenó Cobra Kai, una serie que relata la actualidad de la mayoría de personajes que protagonizaron la primera parte de la trilogía. La gran diferencia es que, en este caso, el rol central no corresponde enteramente al alumno de Miyagi, sino a Johnny Lawrence (William Zabka), el rival al que LaRusso venció con aquella espectacular patada de grulla en la final del Torneo de Karate All-Valley de 1984.

Treinta y cuatro años más tarde, la trama nos presenta a un Lawrence que aún no ha sido capaz de superar aquella derrota, motivo por el cual vive de manera bastante desequilibrada, marcado por el alcoholismo y la falta de afectos. Todo cambia una noche, cuando ayuda a un chico que está siendo víctima de bullying y, como consecuencia de esa acción, termina reabriendo el dojo Cobra Kai.

Cubacitas

Del otro lado de la moneda está LaRusso, un exitoso hombre de negocios, dueño de una cadena de concesionarios de automóviles y con una familia casi perfecta. Sin embargo, a pesar de vivir en aparente felicidad, al antiguo héroe le falta una parte relevante de su vida, pues lleva años sin practicar karate.

A partir del regreso de Cobra Kai, comenzarán a aparecer los conflictos entre Lawrence y LaRusso, mientras que una nueva generación de karate kids, formada, entre otros, por Miguel Díaz (Xolo Maridueña), Samantha LaRusso (Mary Mouser), Robby Keane (Tanner Buchanan), Eli Moskowitz/Hawk (Jacob Bertrand) y Tory Nichols (Peyton List), seguirá los pasos de sus maestros y será parte de esta batalla entre dos filosofías: la de atacar primero y la de defenderse.

Por ahí comenzarán a desarrollarse varias tramas que parecen simples a primera vista, pero en las que luego iremos descubriendo sustancia suficiente como para entender por qué este show es uno de los que mejor ha sido recibido por la crítica y el público durante los últimos años. Cobra Kai es mucho más que una secuela.

Hechas las introducciones, toca hablar de los personajes, el elemento fundamental que nos hizo devorar los 20 episodios (10 por cada una de las dos temporadas) de 27 minutos a velocidad récord.

Lo primero que diremos es que, en Cobra Kai, igual que en la vida misma, aprendemos que no existen las personas totalmente malas ni buenas. De Johnny, caracterizado como un villano en el material de origen, conocemos una historia de maltrato familiar que nos hace entender por qué escogió el karate y a su sensei John Kreese (Martin Kove) como guía. Lo mismo pasa con Daniel, un hombre que, éxitos aparte, se ha desconectado de sí mismo y ha dejado que los traumas del pasado no le permiten entender cómo la gente puede cambiar.

Mientras, Miguel y Robby son dos chicos con motivaciones diferentes, pero que tienen en común el haber crecido sin figura paterna. A su vez, cuando chocan Sam y Tory saltan las chispas, precisamente porque ambas poseen una gran fuerza de voluntad y ganas de destacar. Por su parte, Hawk y Aisha (Nicole Brown), dos chicos miedosos y sin confianza, cambian gracias al karate, aunque eso hace que frecuentemente se les vayan las “revoluciones”.

Con el paso de los capítulos, tanto mentores como discípulos se retroalimentarán y eso generará una diferencia casi siempre positiva en sus vidas. En resumen, la idea que proponen sus creadores Hayden Schlossberg, Jon Hurwitz y Josh Heald, es que existe la posibilidad de cambiar a lo largo del camino y, por tanto, los “malos” y “buenos” no son en un final tan diferentes, siempre que sepan superar sus conflictos personales en aras de crecer como personas.

Sin embargo, en la serie no sólo cuentan aquellos que llevan un gi y pegan patadas. Además de ellos, destacan sobre todo personajes como el de Amanda LaRusso (Courtney Henggeler) y Amanda Díaz (Vanessa Rubio), quienes dan un equilibrio fundamental al guion con su presencia racional en medio de tanta adrenalina. Si no fuera por este par, muchas conversaciones hubieran terminado con (al menos) alguien sangrando.

Otro asunto que vale la pena mencionar es el hecho de que los conflictos de (y entre) los adolescentes se abordan de una forma bastante distinta a lo usual. Aquí los chicos (los que son y los que fueron) no son rebeldes sin causa, perdedores o “bronqueros” porque el guion lo dice y ya. La responsabilidad de los padres en sus acciones también pesa, y eso se hace notar en todo momento.

Más allá del asunto actoral, que resulta un apartado inmejorable, hay que meterse de lleno en la parte “física”. Como es lógico, una serie sobre artes marciales no sería nada sin las escenas de acción, las cuales en este caso están realizadas con una maestría que deja en evidencia a otros programas similares en ese sentido, como son Arrow (The CW) o Iron Fist (Netflix). El montaje de esas secuencias, incluida la música, hace que compitan con las brutales palizas de Warrior (Cinemax) y que las escenas de The Karate Kid parezcan hoy tan poco creíbles como los espectáculos de World Wrestling Entertainment.

Gracias a estos elementos, más su fluido storytelling, las dosis de buen humor, interpretaciones notables y la capacidad para reinventar una historia que parecía destinada a quedarse en el pasado, Cobra Kai es recomendable al 101%.

Y por si les parece poco todo lo que hemos dicho aquí, les contamos que, en 2021 la serie, ahora a través de Netflix, regresará con su tercera temporada, en la cual se revolverá el enorme cliffhanger con el que terminó la segunda entrega. Si yo fuera tú, me apresuraba para verla.


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

¿Cuál es Tu Reacción?

Me divierte Me divierte
0
Me divierte
Me entristece Me entristece
0
Me entristece
Me encanta Me encanta
1
Me encanta
Me asombra Me asombra
0
Me asombra
Ñoo Ñoo
0
Ñoo

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sandy Mederos

× ¡¡¡Contáctanos!!!
Choose A Format
Personality quiz
Series of questions that intends to reveal something about the personality
Trivia quiz
Series of questions with right and wrong answers that intends to check knowledge
Poll
Voting to make decisions or determine opinions
Story
Formatted Text with Embeds and Visuals
List
The Classic Internet Listicles
Countdown
The Classic Internet Countdowns
Open List
Submit your own item and vote up for the best submission
Ranked List
Upvote or downvote to decide the best list item
Meme
Upload your own images to make custom memes
Video
Youtube, Vimeo or Vine Embeds
Audio
Soundcloud or Mixcloud Embeds
Image
Photo or GIF
Gif
GIF format

Send this to a friend