fbpx

Copa América, Día 13: De Neymar a Paquetá, y Brasil a la final

2 min


Neymar protagonizó una excelente jugada individual que provocó el único gol del partido, anotado por Lucas Paquetá. Foto: @CopaAmerica/ Twitter.

Brasil siempre ha superado a Perú con gran facilidad. Solo en la Copa América 2019 le endosó ocho goles en dos partidos, y en la fase de grupo de esta ocasión fueron cuatro. El partido vaticinaba una goleada más, otro paseo para los de Tite. Una noche aciaga para los de Gareca. Y en efecto, el partido arranca y es un concierto verdeamarelho. Los centrales colgados del travesaño, los medios de centrales, y Lapadula solo entre Thiago Silva y Marquinhos, intentando cazar algún error fortuito. La goleada se podía oler como mismo se siente ese bajón de temperatura y el olor a lluvia justo antes de iniciar el vendaval.

Las ocasiones no cesan, pero falta un último toque. Cuando la tuvo clara Brasil, Gallese respondió bien, atajando una, dos, tres. Era duro el panorama. Una selección aplastaba a la otra. Finalmente, en una floritura de Neymar, con caño incluido y un poco de fortuna, el 10 de Brasil se quitó a dos de encima, y ante una salida a medias de Gallese, buscó el punto de penal a ver si alguien entraba por ahí. Paquetá, con olfato fino de goleador, remató sin mucha potencia al fondo de las redes mientras el meta peruano se lanzaba para la foto (y de paso encubrir su error). Esos últimos minutos de partido fueron soporíferos. Brasil ya tenía la ventaja, y atacaba sin mucha convicción, esperando el pitazo intermedio.




El segundo tiempo debió ser más de lo mismo. Gareca quemó las naves y quien escribe no le dio mucha importancia; el solo debía continuar. Pero esta canarinha es diferente, y lo de tirarse atrás frente a Chile con uno de menos no fue casual. Tite repitió el guion, plantó dos bloques de cuatro y le dio la oportunidad a Perú de lanzarse. Y Perú se lanzó. Hubo ocasiones claras, dominio absoluto en los primeros quince minutos por parte de los rojiblancos, y esta vez el olor a gol se sentía en el arco brasileiro. La otra media hora fue una batalla, con los incas plantados ante la fortaleza, sin tener idea de cómo penetrarla, y el scratch defendiendo con mucho oficio y apostando a los contrataques. En los últimos minutos apenas se jugó; entre faltas, piscinazos y pérdidas de tiempo, llegó el final del partido y la despedida de Perú (Brasil 1 – Perú 0).





¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¡¡¡Contáctanos!!!