fbpx

Once años después de “El Show de Cristina”… ¿qué ha sido de esta cubana?

3 min


Cristina Saralegui. Foto tomada de Wikipedia.

Periodista y presentadora, Cristina María Saralegui de Ávila nació en La Habana, en 1948. Con doce años salió de Cuba y, aunque su familia tenía ascendencia española vasca, específicamente, se fueron a vivir a Estados Unidos.

Antes de ser estrella y pionera de los talk shows en el mundo de habla hispana, ella tuvo un trabajo de oficina en la revista Cosmopolitan, donde estuvo por 20 años. Allí consumía comida chatarra y llegó a estar “pasada de peso”. Cuando salió la primera emisión de su famoso programa, en 1989, tuvo que cambiar su imagen.

“Tuve que despojarme, como una serpiente, del cuerpo, la cara, el pelo y mi apariencia completa”, recuerda, con el mismo horror que le viene a la mente cuando piensa en los primeros años de su popular espacio. “Me veo fea, ridícula, gritona y como un caballito en rifa, llena de gangarrias, cadenas, pulseras, aretes”.




Hace poco más de 11 años, la cadena Univisión canceló El Show de Cristina, después de poco más dos décadas y más de tres mil horas al aire. Durante ese lapso, el programa evolucionó, y con este, su productora ejecutiva y presentadora. Después de inaugurar el género para el púbico hispanohablante, se convirtió en uno de los más controvertidos por la manera en que lograba exponer la vida de los invitados. Con el tiempo, sus ardides para “desenmascarar” a los entrevistados también fue cambiando.

Al momento de su clausura, tenía buenos índices de audiencia. Según declaró ella misma, le dijeron que se retirara en ese momento en que los ratings estaban altos.




Preguntas incisivas, cuestionamientos incómodos y entrevistas a artistas, deportistas, y demás miembros de la farándula caracterizaron El Show de Cristina, donde tuvo como invitados a Gloria y Emilio Estefan, Don Francisco, Celia Cruz, Rocío Dúrcal, Julio iglesias, Jennifer López, entre otros. También llegaban hasta allí personas alejadas de ese mundillo. A todos lograba sacarle la parte más humana de sus vidas. Entre risas y lágrimas abordó temáticas referidas al sexo, al cáncer de mama, los platillos voladores y hasta la familia tradicional y las bodas homosexuales.

Durante 8 años, su horario en parrilla era en las tardes, entre las 2:00 y las 5:00 pm, pero debido a presiones externas, ante las polémicas de los temas tratados, se pasó para la noche.




En el libro Confesiones de una rubia, de 1998, se “desnudó” ante el público, como mismo lo hacían sus entrevistados, y dijo que tocaba esos tópicos porque “los ratings se iban por las nubes. Los números desplazan la hipocresía”. El sexo vende, eso ya lo sabemos.

La que acumula 12 premios Emmy en reconocimiento a su destacada trayectoria, ha revelado detalles sobre su divorcio y su nuevo matrimonio con un músico, once años menor (Marcos Ávila, ex miembro de la banda Miami Sound Machine). También se refirió a lo difícil que ha sido afrontar los problemas de bipolaridad de su hijo Jon Marcos, quien incluso intentó suicidarse. Ella dijo estuvo junto a él en las terapias.




Usualmente es reconocida como la Oprah latina (Oprah Winfrey fue la conductora del talk show más popular del mundo). En algún momento llegó a ser elegida por la revista Time entre los 25 hispanos más influyentes en los Estados Unidos.

“Pa`arriba y pa`lante, pa`tras ni para coger impulso”, era una frase que usaba para despedir el programa y dar aliento y animar a no darse por vencido. Otra de sus señas particulares era decir “bye, bye” y mover el dedo pulgar hacia arriba y hacia abajo.




La primera de esas frases sirvió como título para su libro ¡Pa`arriba y pa`lante! Mis secretos para triunfar en tu carrera, tu relación y tu vida, donde describe su vida luego de ser despedida.

La pionera del talk show, que llegó a millones de espectadores de habla hispana, menciona dos momentos cumbres en su carrera. Uno de los más gratificantes: obtener la estrella en el paseo de la fama en Hollywood. Entre los más duros: cuando Univision decidió no continuar con su espacio. Aunque se esgrimieron otras razones, para la cubana, el motivo principal era su edad: 62 años tenía en aquel entonces.




Luego se fue a Telemundo y allí estuvo cerca de dos años con Pa`lante con Cristina.

En 2012 se alejó de las pantallas. Aunque en los últimos años poco hemos sabido de ella, han circulado rumores sobre posibles problemas de adicción al alcohol y crisis matrimoniales. Como ha ocurrido con otras celebridades, en ocasiones se han difundido noticias sobre una falsa muerte. La última vez que los medios la dieron por muerta dijo que estaba en casa, haciéndose una manicura.


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¡¡¡Contáctanos!!!