fbpx

De estrella de Disney a la industria porno: el camino de Bella Thorne, actriz “orgullosamente cubana”

3 min


Annabella Avery Thorne, la hija de Tamara y Reinaldo, es, puede decirse, cubana de tercera generación. El vínculo con Cuba le viene por la parte paterna. Su padre, Delancey Reinaldo Thorne, tiene ascendencia cubana.

No nos referimos en vano esa parte del árbol genealógico de la muchacha: ella se siente orgullosamente cubana. Lo ve como una manera de conectar con sus raíces.

(Ser cubano/latino en ojos de la mayoría de las personas significa tener ojos oscuros, cabello oscuro, y piel oscura, yo soy naturalmente rubia, tengo ojos castaños y trato de no exponerme al sol debido a antecedentes de cáncer de piel en mi familia. Puse un efecto a este video y se ve como me vería con el cabello oscuro. Honestamente, yo desearía lucir más latina para sentirme más latina y poder sentirme más cerca de mi padre y estar orgullosa de mis raíces, y llevar mi herencia en mi piel. A veces es difícil cuando nadie piensa que eres quien eres y todos quieren que seas otra cosa. ADORO MI HERENCIA CUBANA.)

Bella siempre fue muy cercana a su progenitor, quien falleció en 2007 en un accidente automovilístico. En ese entonces, ella solo tenía nueve años, pero guarda recuerdos muy gratos de su relación con él. “Solía decirme que yo era su princesa latina, su princesa cubana”, según publica la web latina.com

View this post on Instagram

Today you died And tomorrow we are left with just the remnants of you..I hope ur floating in the sky somewhere or as that beautiful bird u always wanted to be…I want to say time heals but it’s been years and I still feel very broken with out you, please stop by my dreams tonight so I can say hello.

A post shared by BELLA (@bellathorne) on

Su obsesión con las raíces latinas ha sido tal que, incluso, quiso que fuera cubana CeCe Jones, uno de los personajes que interpretó cuando tenía trece años y era estrella de Disney en el programa Shake It Up. Se veía reflejada. Le hubiese encantado, además, que hablara español: “voy a estar aprendiendo español en la escuela, estoy muy entusiasmada porque puedo volver a hablarlo como cuando era pequeña”, declaró en el medio antes mencionado.

Ciertamente, este idioma fue el primero que habló, aunque le fue difícil, pues padecía dislexia; pero no fue el lenguaje lo único que identificó su hogar de latinos. Ha dicho también que en su casa se celebraban las tradiciones hispanas como la Nochebuena y que también tuvo una gran fiesta de quinceañera.

No obstante, en la vida de la actriz nacida en 1997 en Pembroke Pines, Florida, no todo ha sido fácil. Luego de la muerte del padre, su familia vivió varias carencias económicas y tuvo que sobrevivir a base de cupones de comida. “Pasé mucho miedo porque quieres conseguir un trabajo como sea. Sientes una motivación diferente cuando lo quieres para que tu familia tenga algo que comer”, contó sobre aquellos años.

Desde muy joven estuvo vinculada al mundo del espectáculo como modelo infantil. Su imagen apareció en campañas publicitarias de firmas como Barbie, Tommy Hilfiger, Ralph Lauren, entre otros. Con apenas diez años de edad ya acumulaba cameos y protagónicos en series, filmes y shows como Jimmy Kimmel Live, My Own Worst Enemy, Little Monk, Forget Me Now, Big Love, Midnight sun, entre otros.

En 2011 debutó como cantante. Más adelante, en 2014, lanzaría su primer álbum, Call It Whatever.

No obstante, premios, nominaciones y ninguno de los papeles anteriores parecía llenar el espacio creativo de Bella y, en 2019, su nombre apareció ligado a la industria del cine para adultos. Dirigió la película pornográfica Her and Him, publicada en la conocida plataforma Pornhub.

Su vida privada ha estado envuelta en polémica. Ha tenido novia, novio, poliamor… se ha declarado bisexual, pansexual … recientemente se sumó a aquellos que han contado su experiencia como víctimas, durante años, de abusos y violaciones dentro de la industria del entretenimiento. Según trascendió, su carrera como chica Disney fue una pesadilla. Bella habló de abusos desde que tenía seis años. Dijo, además, que lo peor, más allá de las cámaras, flashes y la persecución de los paparazis, era que los adultos de su alrededor lo sabían y hacían como si no pasara nada.

A mediados del pasado año, la seguridad de su teléfono fue vulnerada por un hacker, quien la amenazó con divulgar fotos suyas. En respuesta, la actriz posteó las imágenes con las que se le intimidaba. Se adelantó a las intenciones de su agresor. La réplica de Bella se volvió viral.

En 2019 publicó un libro. The Life of a Wannabe Mogul: Mental Disarray, (La vida de una aspirante a magnate: desorden mental) su biografía, es una obra caótica. Incluye paisajes sonoros, poemas, crónicas, relatos; todo escrito desde el desconcierto.


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!