fbpx

Dra. Ana María Polo: Realidad, ficción y “Caso cerrado”

4 min


Dra. Ana María Polo. Foto tomada de La Opinión.

Con el fin de Caso Cerrado, nos atrevemos a decir que, más allá de la comunidad latina de Miami (sin importar su origen), los segundos más afectados fueron los que viven en Cuba.

Para muchos que cada día trataban de conseguir los capítulos “donde llenan memorias” o “en la casa del que copia el paquete”, ver Caso Cerrado era un acto casi sagrado.

Varias personas, por más que conocieran sobre la ficción alrededor de las situaciones presentadas, se convirtieron en fanáticos, quizás con la esperanza de ver a algún familiar o gente de la cuadra sufriendo en la pantalla por el abandono del marido o convertida en madre soltera, aun cuando saben muy bien que la persona en cuestión ni hijos tiene y todo fue “montado”. Para algunos de nosotros dejó de ser un simple programa de casos de litigios, y se volvió, también, un espacio para encontrar rostros conocidos.

Nunca nos quedaron claros los porcentajes de realidad y simulación de este show. Si bien Ana María Polo González tiene un doctorado en Derecho (en su currículo destaca el haber estudiado en la Universidad Internacional de Florida, donde se licenció en Ciencias Políticas, y también posee un título en Derecho de la Universidad de Miami), el programa emitido durante años en Telemundo desdibujaba los límites de la dramatización.

En una entrevista concedida el pasado año a BBC, la Dra. habló de varias cuestiones esenciales. Como todo el mundo quiere ser famoso, afirmó que, en algunos casos, para respetar la privacidad de los litigantes se empleaban actores o personas comunes que nada tenían que ver con la historia. Por otro lado, se mostró sorprendida por el talento oculto en la calle, y por la inteligencia del público que poco a poco supo discernir entre realidad y ficción. Habla también de la pegada de este tipo de programas y cómo mantiene a la teleaudiencia “enganchada” el hecho de contar miserias humanas.

“Los casos sí son reales o están basados en hechos reales, aunque muchas veces no vienen las personas del problema. Pero lo que importa es el análisis que hacemos de los problemas, lo que estamos reflexionando”, aseguró.

Cuando demandante y demandado son “falseados”, el dictamen de la abogada es un acto simbólico. Sin embargo, en los casos que son reales, los involucrados tienen la obligación de hacer cumplir lo impuesto por ella, debido al rol de árbitro que practica.

De lo que sí no cabe la menor duda es de la popularidad del espacio y el reconocimiento del público hacia la cubana. La doctora Polo nació en La Habana, en los inicios de cambios y revoluciones. Cuando era muy pequeña emigró junto a su familia, tuvo un periplo por Puerto Rico y luego llegó a Miami.

En las distintas biografías se la presenta como abogada –claro está–, cantante y presentadora de televisión. Esta segunda opción ahora mismo no nos sorprende, pues, aunque no supiéramos que su talento artístico despertó muy joven y participó en varias obras musicales como Godspell y Showboat, y que, en 1975, formó parte del coro “Jubilee”, invitado por el Papa Pablo VI para cantar en la Basílica de San Pedro durante las celebraciones del Año Santo; la vimos interpretar los temas de presentación y despedida de su programa en varias temporadas.

En 2001, muchos oyeron hablar o leyeron de esta abogada, especializada en Derecho de Familia y con autoridad para ejercer en el estado de Florida. Ahí comenzó a manifestar su repudio a temas relacionados con el machismo y la violencia intrafamiliar. Llegó, entonces a Telemundo con su show diario llamado Sala de parejas, donde ejercía como árbitro para solucionar conflictos conyugales.

El contenido del programa se amplió y empezaron a tratar otras problemáticas que escapaban de las dinámicas maritales. Decidieron cambiar el nombre a Caso Cerrado, frase con la que terminaba cada episodio. Corría el año 2005, y desde entonces hasta el 2019, la doctora Polo estuvo al frente de este espacio.

Otros cambios tuvieron lugar en el año 2010, cuando conducía también otro programa llamado Persiguiendo injusticias, también en Telemundo. Debido al éxito de Caso Cerrado, se hicieron Ediciones Especiales y se emitieron desde diferentes lugares como Los Ángeles y Chile.

La cubana Ana María Polo siempre ha estado apegada a la defensa de los desfavorecidos. La primera emisión de su programa, en 2001, la dedicó a las víctimas de los atentados del 11 de septiembre, conversó con familiares e incluso cantó una canción dedicada a ellos. En 2010 tuvo una activa participación en el telemaratón solidario Chile ayuda a Chile y trabajó con familias afectadas por el terremoto.

Con el tiempo, los contenidos debieron adaptarse a las nuevas realidades e ir hacia temas como el bullying, la tecnología, las redes sociales y las armas en las escuelas.

La que fuera seleccionada como una de las 25 personas más influyentes del mundo hispano, según la revista People en Español, ha tenido un éxito incomparable en el formato de los shows de tribunales y a diario recibe cartas de latinos contándole sus dramas personales. Algunas de ellas las ha incluido en sus bestsellers Querida Dra. Polo: las cartas secretas de Caso Cerrado I y II.

Aunque es celosa con su vida privada y con el hecho de mantener cierto hermetismo sobre su situación personal, es de dominio de la mayoría que es sobreviviente de cáncer de mama. Esto lo reveló en pleno programa, donde luego también conoceríamos sobre la agresión que sufrió por parte de uno de los demandantes y el intento de secuestro del que fue víctima.

En 2018 trascendió la demanda millonaria que le interpuso Marlene Key, productora y amante, por el uso ilegal del nombre del programa. Durante el conflicto, se interrumpió la emisión de Caso Cerrado.

El pasado año, la abogada de 60 años dijo adiós para siempre al show, aunque no a las pantallas. Protagonizará una película basada en su programa, donde la clave será su relación con el público fuera del estudio de grabación.

P.D: No pierdas la esperanza de encontrarte a un familiar en el público o de litigante. Todavía es posible ver algunas emisiones más, pues Telemundo aún tiene material inédito que no ha trasmitido.


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

206 compartidas

¿Cuál es Tu Reacción?

Me divierte Me divierte
7
Me divierte
Me entristece Me entristece
11
Me entristece
Me encanta Me encanta
24
Me encanta
Me asombra Me asombra
5
Me asombra
Ñoo Ñoo
2
Ñoo

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *