fbpx

Ejercicio casero: Día 7

2 min


Foto: Aamir Mohd Khan

Me despierto a las cinco de la mañana, doy vueltas por la casa, fumo, fumo, todos los días son los mismos días.

Por puro carpe diem me he entretenido transcribiendo entrevistas. Las tengo en carpetas interminables dentro de una carpeta que se llama trabajos por hacer. No la tocaba desde el 23/9/19. 94 horas seis minutos: tres días casi cuatro. Mi plan es transcribir dos horas diarias, acabar en mes y medio. Fumo, fumo, le paso el antivirus a la máquina y me divierto viendo la barrita y las líneas azules de los archivos que dan error. Me lavo bien las manos, jamás se habían sentido tan limpias. Me pica la cabeza. Tengo sueño pero no duermo. Me acuesto a las nueve y me levanto a las cinco de la mañana. Hasta las ocho. No siempre, casi siempre. Me acuesto hasta las 11 y a esa hora transcribo, fumo y fumo. Ayer compré dos cajas de cigarros, me quedan cuatro. No son ni las cinco. Me desperté a las cuatro de la mañana a dar vueltas por la casa, todos los días son los mismos días.

No estoy comiendo tanto pero siento que estoy más gordo, lo siento en mi cuerpo, también me estoy poniendo más dramático. No salgo sin pulóver por vergüenza conmigo mismo, no salgo del cuarto, quiero decir. Reviso mucho Telegram. Ya se me está acabando el internet y no tengo saldo ni tengo dinero. Escucho el último disco del Taiger, veo series: ya vi el Pequeño Hércules, el Capitán Planeta y Espartaco, el sol bajo el mar. Empecé Muppet Babies. Tengo que preguntarle al del paquete si tiene Buzz Lightyear y la versión del Zorro en muñequitos que daban los domingos. Preguntar por el Capitán Futuro, que es la tiza. Y la señorita Mallard. Doy vueltas por la casa, fumo, fumo. Menos mal que hay ejercicios caseros por escribir y trabajo pendiente.

Tengo ganas de ver la Habana Vieja y a mi mamá. Extraño mucho al enano. Quiero leer pero no me concentro. Hacerles el amor a las paredes. Reconozco a la gente que conozco con y sin nasobuco, tal como California siempre supo que el Zorro era don Diego de la Vega.

PD: Si quieres leer las entradas anteriores, puedes hacerlo aquí.


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

Un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Me encantaría poder fumar contigo broder! …Si es hierba mejor auun!!! Te quiero mi negro. Tus letras son geniales siempre

Jesús Jank Curbelo
Jesús Jank Curbelo (La Habana, 1991). Padre de Ignacio en 2014. Graduado de Periodismo en 2016. Ha publicado Los Perros (novela, Guantanamera, 2017) y textos en revistas y antologías en dos o tres países. Guionista de espacios dramatizados para RadioArte (2013–2015). Reportero y columnista del diario Granma (2015–2018). Reportero en Periodismo de Barrio y columnista en El Toque.
× ¡¡¡Contáctanos!!!