fbpx

¿Qué podemos esperar de la telenovela cubana “El rostro de los días”?

2 min


Escena de El rostro de los días. Foto tomada del Portal de la TV Cubana.

Ya han saltado las alarmas: el lunes 9 de marzo comienza otra novela cubana ¿Alivio o preocupación? Lo cierto es que durante seis meses aproximadamente podremos estar al tanto de sus 83 capítulos de 40 minutos.

El rostro de los días, nombre del dramatizado dirigido por Nohemí Cartaya (Historias de fuego, 2007), para suerte o desgracia, no tiene como tema central conflictos amorosos, al menos no directamente, sino que se centra en una problemática y una realidad de Cuba: el envejecimiento poblacional y el bajo índice de natalidad. A priori, una trama alejada de las banalidades de turno.

Las infidelidades, problemas de convivencia vecinal y adolescentes rebeldes se desplazan de las temáticas principales y características de las telenovelas cubanas para centrar la atención en matrimonios que no pueden concebir hijos, embarazos no deseados y la vida como madre soltera.

De pasado a presente está construida esta historia, inspirada en casos reales que tocan la fibra de la sensibilidad y el tema del tránsito de hijos a padres y luego a abuelos.

La novela cuenta con un equipo de lujo. Detrás de cámaras resaltan nombres como Felo Ruiz (codirector), Nilda Pérez Monteagudo (asesora), Ángel Luis Martínez (argumento y guion junto a Sergei Svoboda). Entre los actores: Tamara Morales, Yasmín Gómez, Erdwin Fernández (principales); Luisa María Jiménez y Daysi Granados (actuaciones especiales); Fernando Hechavarría, Nancy González, Yía Caamaño, Ulik Anello, Roque Moreno, Teherán Aguilar, Tamara Castellanos, entre otros.

Una rápida mirada al listado anterior y nos asalta inmediatamente la duda, al ver nombres más que conocidos del mundo de las telenovelas en Cuba: ¿más allá de las particularidades de sus personajes, las actuaciones serán las habituales? Y con esto nos referimos a si continuará, una vez más, Fernando Hechavarría en un rol de hombre dominante; Nancy González, de mujer liberada y que vive sus años a plenitud; Tamara Castellanos, ama de casa sufrida y reprimida…

Varios medios se han hecho eco de particularidades del rodaje. Una de la más significativa: la mayor parte de las escenas ocurren en un hogar materno donde están ingresadas las gestantes que presentan problemas durante el embarazo (no olvidar, ni por un momento, que esta es la temática central). Otra es en materia de casting: el trabajo realizado con muchos niños pequeños.

Llegado a este punto, y con todo el deseo de estar equivocada, me atrevo a afirmar que, en la nueva apuesta televisiva, se cumplirá todo aquello que antes había cuestionado (puedes leerlo al final).

Por la temática abordada, quizás tenga todas las papeletas para no enganchar. La historia, de momento, no me parece que dé para “estirar” tantos capítulos. Con relación al elenco… independientemente del personaje que interpreten, para hacer referencia a Ulik Anello y a Yasmín Gómez siempre podremos decir “los de la paladar de la novela anterior” y Yía Caamaño seguirá siendo “la mala pelirroja a la que todo le salía bien”.

19 cosas que nunca entenderé de las novelas cubanas

 


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

142 compartidas

¿Cuál es Tu Reacción?

Me divierte Me divierte
5
Me divierte
Me entristece Me entristece
2
Me entristece
Me encanta Me encanta
7
Me encanta
Me asombra Me asombra
2
Me asombra
Ñoo Ñoo
2
Ñoo

Un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Pues te has equivocado, está muy buena la novela, engancha muchísimo, va por la mitad y nos tiene atentos. Excelentes actuaciones, nadie está encasillado en un mismo perfil anterior. Excelente trabajo.