fbpx

Escapó de un equipo Cuba y está bien cerca de su primera gran oportunidad profesional

2 min


Luis Alberto Medina. Foto tomada de la página en Facebook de los Pericos de Puebla.

En octubre de 2016 el béisbol cubano atravesó un momento muy difícil. Durante el Campeonato Panamericano juvenil, efectuado en la ciudad mexicana de Monterrey, varios de los mejores prospectos del equipo antillano decidieron poner pies en polvorosa, con el anhelo de conseguir un contrato con alguna organización de Grandes Ligas. Entre los que protagonizaron la estampida estaba el torpedero regular del equipo, Luis Alberto Medina Muñiz, con experiencia en dos Series Nacionales defendiendo al conjunto de Artemisa.

Después de abandonar el elenco insular, Medina, conocido mayormente por sus dotes defensivos, se estableció en México, donde reside en la actualidad. A sus 23 años no ha podido concretar una firma en el mejor béisbol del mundo, por lo que se ha dedicado a desarrollar su carrera en diferentes circuitos aztecas.




En 2019 conformó el plantel Pescadores de Isla Mujeres, perteneciente a la Liga Mayor de Quintana Roo, pero ha sido en la Liga Meridiana donde su talento ha sonado más. En enero de 2020 se proclamó campeón con el club Azulejos de la Dolores Otero, junto al habanero Jorge Tartabull, el santiaguero Alberto Díaz y el pinareño Lázaro Leal, incorporado a última hora.

En ese entonces, el nacido en San Antonio de los Baños finalizó líder en tubeyes (nueve) y segundo en imparables (32) y anotadas (24). Ese desempeño fue una muestra evidente del progreso ofensivo alcanzado fuera de Cuba, pues en su breve paso por el principal campeonato de la Isla bateó .146, con 24 hits, par de dobles, dos triples, 15 impulsadas y 43 ponches en 164 oportunidades.




Ante la imposibilidad de conquistar el sueño por el que un día de octubre escapó del team nacional, Medina tiene en la mirilla lo que podría ser su oportunidad grande para insertarse de una vez en una liga profesional de nivel. Y, pensándolo bien, si exhibe un rendimiento favorable, le podría servir de puente para que una franquicia de las Mayores se interese en sus prestaciones.

Desde el 1 de abril se incorporó al nombrado Early Camp de los Pericos de Puebla, con vistas a la próxima temporada de la Liga Mexicana de verano, la cual comenzará para el conjunto emplumado el 21 de mayo, ante los Guerreros de Oaxaca.




Un reporte publicado recientemente en la página web del equipo se refiere al artemiseño como una de las piezas fundamentales para defender el campo corto de los Pericos. La nota dice que él, desde el comienzo de la pretemporada, ha enseñado su fuerte nivel defensivo.

Se habla de otros candidatos para ocupar la posición de torpedero, como son los casos del mexicano Alberto Carreón y el estadounidense Drew Stakiewicz.




Carreón es todo un veterano dentro de la entidad, pues se unió en 2009, y se ha desempeñado también como camarero. Mientras Drew estuvo firmado con los Phillies de Filadelfia y luego con los Indios de Cleveland.

Ojalá pronto podamos ver al cubano bajo las órdenes del manager Carlos Gastélum durante el campeonato veraniego. No olviden que varios antillanos han terminado triunfando, luego de recorrer una ruta parecida a la de Medina por circuitos de bajo perfil en México.





¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

D.L.R.

× ¡¡¡Contáctanos!!!