fbpx

Esta cubana regresará en 2da. temporada de exitosa telenovela mexicana

3 min


Livia Brito durante la gala de entrega de los Latin Grammy. Foto tomada de su perfil en Instagram (@liviabritopes).

En los últimos días, las noticias sobre Livia Brito se han dividido en dos temas: el vestido que lució en la alfombra roja de los Latin Grammy y todo lo referente a la telenovela que protagonizó recientemente.

Esta es una obra mexicana (adaptación de una colombiana), estrenada en julio de este año y finalizada hace pocos días. El audiovisual, transmitido por Univisión, consiguió enormes cifras de audiencias. En People en español la reconocieron como la “ficción más vista del prime time de la televisión hispana”. En varios medios aludieron a cómo superó a su competencia, Café con aroma de mujer, en la misma franja horario.




La desalmada, título de esta pieza, se centra en la vida de Fernanda Linares (Livia Brito), una mujer que jamás olvidará su noche de boda: fue violada y su esposo asesinado. Durante el desarrollo de la trama, ella buscará vengar la muerte de su marido y resarcir su agravio. Cuando parecía tener una vida desdichada… encontró el amor en Rafael Toscano (José Ron), joven recién graduado de la universidad. También experimenta sororidad y apoyo de otras mujeres fuertes como ella.




La producción que José Alberto Castro desarrolló para Televisa acaparó la atención de cientos de miles de televidentes desde su salida al aire, con impresionantes cifras en México, Estados Unidos y… hasta nos atrevemos a afirmar que en Cuba. Más de un “paquetero” tiene que haber copiado capítulos y capítulos de esta novela en dispositivos USB. Debido a tamaña aceptación, habrá una segunda temporada.

“Hay mucho de dónde sacar, hay mucha historia. Hay mucho pasado y mucho futuro después de lo que pasó, vamos a ver qué pasa”, adelantó la protagonista de la ficción.




Según Castro, el éxito radica en la trama. Dejaron a un lado el narco, los dramas y el “maleanteo” y ofrecieron una obra de amor, una historia más clásica.

El elenco también pudiera ser una de estas causas. En este, figuran nombres de reconocidas actrices como la venezolana Marjorie de Sousa y la mexicana Marlene Favela, pero el rol protagónico y que despertó la euforia se lo ganó la cubana Livia Brito (no es la única oriunda de la Isla; Francisco Gattorno apareció con el personaje de Antonio Estudillo).




La que hoy se considera como una de las mujeres más cotizadas en la industria de las telenovelas (debido al éxito de las muchas producciones donde ha participado) nació en Cuba, en la provincia de Ciego de Ávila. Creció en una familia de artistas: su padres son Rolando Brito, actor, y Gertrudis Pestana, bailarina de ballet clásico. Siendo muy niña se mudó a La Habana y durante su adolescencia se trasladó hacia México.

Aunque fue allí donde dio sus primeros pasos en el mundo de la actuación (profesión que escogió como homenaje y por seguir los pasos de su padre), al llegar tuvo que colaborar con el negocio familiar y trabajar como mesera en el restaurante que había montado su progenitor.




Más tarde llegó al Centro de Estudios Actorales de Televisa y de ahí a su primera telenovela. Diez años han pasado entre Triunfo del amor, su debut, y La desalmada. En ese periodo, se le ha visto en Abismo de pasión (2012), De que te quiero, te quiero (2014), Muchacha italiana viene a casarse (2015), Por siempre Joan Sebastian (2016), La doble vida de Estela Carrillo (2017), La piloto (2017), Descontrol (2018) y Médicos, línea de vida (2019). Además de estas, un reality show (Bailando por un sueño) y algo de cine forman parte de la extensa carrera que ha logrado construir en el mundo del entretenimiento.




Según varias fuentes, Livia no se lleva bien con una de sus compañeras de rodaje en La desalmada. No obstante, ello no impide su profesionalidad en la actuación. No es la primera vez que durante una filmación sufre inconvenientes. En Triunfo del amor no tenía camerino, no sabía a dónde dirigirse para el maquillaje y, además, no era del agrado de alguna persona vinculada a la producción.

La actriz se ha referido en varias ocasiones a las complejidades de las grabaciones, a las escenas de besos o de mayor intimidad y lo difícil que se tornan. Pese a eso, ha dicho que lo asume todo con la mayor seriedad. También ha confesado que le gustaría encarnar el rol de un hombre y… hasta llegar a besar a una mujer.


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¡¡¡Contáctanos!!!