fbpx

Este cubano batea .345 de por vida, pero no se le abren las puertas del equipo de España

3 min


Yoel Caballero. Foto cortesía del entrevistado.

Yoel Caballero Mendoza cumplió 25 años en febrero. Es un pelotero nacido en Guantánamo, territorio al que representó en el Campeonato Nacional 9-10. A los nueve se mudó para La Habana y compitió en torneos provinciales de categorías escolares por el Cerro, aunque residía en 10 de Octubre. En su paso por la EIDE capitalina coincidió con Jorge Luis Oña, Yusnier Díaz, Mario Miranda, Andy Pacheco, Andrés Hernández, Yusnier Garay, Pavel Hernández, entre otros.

Los certámenes nacionales cadete y juvenil los jugó con equipos de Mayabeque. Después de su última temporada en el nivel Sub 18 reforzó en la Serie Provincial al conjunto de Melena del Sur, dirigido por Michael González. Se estuvo preparando para su primera justa Sub 23, en la que participaría con el elenco mayabequense, pero se concretó su salida hacia España y marchó con 19 años.




Ha sido en ese país europeo donde Caballero ha enseñado sus verdaderas armas como pelotero. En los dos torneos en que ha intervenido sus desempeños han dado de qué hablar.

En octubre de 2017, luego de finalizado el Campeonato Nacional Sub 21, en Pamplona, el antillano promedió más de .600 y se apoderó del premio de Mejor Bateador. También apoyó a que su elenco, C.B. Viladecans, obtuviera la medalla de bronce.




Ese propio año registró su estreno en la División de Honor, nivel élite del béisbol español, precisamente con el club de la ciudad de Viladecans. Bateó .284. En 2018 subió a .346, al año siguiente, con San Inazio Bilbao, fijó su average en .357, y en la contienda anterior demostró que está listo para una oportunidad superior en su carrera, tras promediar .420, con 21 imparables, 24 anotadas, siete tubeyes, dos cuadrangulares y 13 impulsadas.

Esa línea ofensiva incluyó al jardinero central en el All-Star del campeonato, reconocimiento que recibió por primera vez.

En su novena fue líder indiscutible y nadie lo superó en anotadas, hits, dobles y boletos. Agrego que San Inazio contó en sus filas con los artilleros venezolanos Leopoldo Correa (firmado de 2009 a 2014 con los Rays de Tampa Bay) y Kreisber Auciello (contratado de 2012 a 2014 con los Rays).




Caballero archiva, entre estas cuatro ediciones de División de Honor, la Copa del Rey de 2019 y la presente contienda, un promedio ofensivo de .345, además de 141 imparables, seis jonrones, 125 anotadas, 92 impulsadas, 28 tubeyes, ocho triples y 43 bases robadas. Por cierto, el guantanamero es hoy uno de los mejores robadores de la pelota ibérica (en 2019 estafó cuatro veces en un partido).

A pesar de sus números históricos, su constante progresión y de haber firmado su mejor contienda en 2020, Yoel jamás ha sido invitado a una preselección española, cuando ha refrendado que nivel tiene de sobra para, al menos, luchar por un puesto. Ni siquiera lo tuvieron en cuenta para conformar un equipo español, integrado por jugadores menores de 25 años, que del 16 al 19 de noviembre de 2020 enfrentó en cuatro encuentros de exhibición a la selección nacional de la República Checa, en el Torneo Internacional Tenerife Baseball Week.




Cubalite contactó con el pelotero cubano y le lanzó esta pregunta: ¿Por qué nunca te han valorado para, aunque sea, estar en una preselección de algún equipo de España?

“Es complicado responderte por qué nunca me han convocado a ninguna preselección española, cuando cada año entreno mejor y supero mis números. Aquí, algunos peloteros cubanos estamos hartos de que convoquen a varios venezolanos solo porque estuvieron firmados con organizaciones de Grandes Ligas. Lamentablemente suele funcionar así, existe cierto favoritismo. Siempre trabajo súper duro con la esperanza de poder integrar la selección, además, soy ciudadano español.

“Hay jugadores venezolanos que sí merecen estar en el equipo, pero la presencia de otros tal vez no sea justificada. No me ha servido de nada batear .400, pues, al final, no me tienen en cuenta. La pelota en España tiene su parecido a Cuba en el sentido de que muchas veces llevan a los equipos nacionales a los mismos atletas. Ya el año pasado en la Junta de Béisbol se comentó la necesidad de buscar un manager español para la selección, porque los peloteros nacionales son los más perjudicados, apenas los incluyen, cuando algunos tienen calidad superior a otros extranjeros.




“Cada temporada que he tenido supera la anterior, por eso te aseguro que conmigo no se ha sido justo. Creo que merezco ese pequeño voto de confianza para ser invitado a un concentrado; una vez ahí, es responsabilidad mía demostrar si valgo o no. A finales del pasado año un equipo español realizó un amistoso contra la República Checa y me sorprendió muchísimo que mi nombre no apareciera en el listado, en un momento en que estaba «matando la liga». Incluso, un alto dirigente del béisbol ibérico se mostró inconforme con esa decisión.

“Defender a un país en eventos internacionales representa un honor muy grande para cualquier deportista y también puede servir de puente para lograr oportunidades superiores en clubes de mayor prestigio. Soy joven y no pierdo la esperanza de poder competir por el país donde vivo. Juego cualquier posición del outfield, pero donde me he especializado es en el jardín central”.


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

Un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

D.L.R.

× ¡¡¡Contáctanos!!!