fbpx

Exindustrialista fue pieza clave de subtítulo en liga independiente de EEUU

3 min


El cubano jugó su tercera temporada en esa liga. Foto tomada del perfil en Facebook del pelotero.

El pasado 26 de septiembre, el elenco de Schaumburg Boomers triunfó 10-4 en el quinto y último partido de la serie final ante los Washington Wild Things y se llevó su cuarto título de la Frontier League (habían ganado antes en 2013, 2014 y 2017), certamen independiente que agrupa a equipos con sedes en estados del noreste y medio oeste de Estados Unidos, así como del este canadiense, y que desde 2020 se convirtió, junto al torneo de la American Association, en partner oficial de MLB.

Durante el campeonato, como parte importante del roster de los submonarcas, estuvo el derecho cubano Jesús Adriel Balaguer, quien lanzó por tercera temporada con los de Pennsylvania. En esta ocasión no le fue como en los dos cursos previos: siempre en rol de relevista, cerró con balance de 2-3, dejó su promedio de limpias en 4.40, aunque ponchó 48 veces en 43 entradas completas y propinó 28 bases por bolas en la fase regular.




Vistos esos números de manera fría, cualquiera podría pensar que el desempeño de este serpentinero no estuvo a la altura, pero hasta mediados de agosto poseía un PCL de menos de 3.00 y un WHIP que frisaba los 1.20, cifra considerada muy buena, pero en el último segmento del concurso (finales de agosto y septiembre), no tuvo buenas presentaciones y permitió más de la mitad de las carreras que concedió durante todo el año. No obstante, el manager depositó sus esperanzas en él durante todo el calendario y fue el tercer pitcher con mayor cantidad de salidas al box en su equipo.

Los Wild Things, durante la campaña, lideraron con 56-40 la división noreste de la justa, lo cual los llevó a enfrentarse en la Serie Divisional (etapa semifinal en este caso) frente Quebec, a quienes doblegaron por tres triunfos a dos antes de caer en la instancia decisiva a manos de los Boomers, club que es el máximo ganador de títulos en ese circuito. En la postemporada, el caimitense de 28 años tuvo dos salidas y dejó inmaculado el casillero de las anotaciones, terminó con tres estrucados, un indiscutible y un boleto.




Durante sus incursiones con esa novena, Jesús ha sido uno de los relevistas de cabecera y ha visto acción en 80 partidos a lo largo de tres años, algo que da fe de lo fundamental que ha sido para la entidad desde su llegada. A finales de 2020, cuando en la página web oficial del conjunto se anunció su regreso para el 2021, Tony Buccilli, presidente y manager general del equipo, dijo sobre este pitcher que era uno de los “prominentes relevistas de poder en la liga y un valioso hombre para los últimos innings”. Además de ello, añadió: “más allá de su éxito en el terreno, él ha asistido en el desarrollo de muchos lanzadores jóvenes. Apreciamos su pasión por ganar, su dedicación a nuestra organización y el entusiasmo que trae todos los días al estadio”.




Su mejor temporada allí fue la de 2019, pese a que el combinado de Washington fue último de su llave con 39-57. No obstante, el antillano, tras 35 choques, terminó con 5-3, PCL de 2.33 y 55 ponches en 46 y un tercio, en los que solo repartió 16 pasaportes. En 2018, durante su primera participación en esa competencia, solo había lanzado en diez duelos: ganó uno, no perdió y concedió 7 limpias en 18 innings completos, con 34 ponches (casi dos por entrada) y solo once boletos de libre tránsito.

El artemiseño debutó en la 52 Serie Nacional con el representativo de su provincia y luego estuvo en las dos siguientes con Industriales. En su último período con los capitalinos dejó guarismos bastante prometedores: en 36 encuentros salió por la puerta ancha en seis oportunidades y por la estrecha en una, se anotó un punto por juego salvado, dio 37 ponches y los contrarios le promediaron .244.




En 2015 se marchó de Cuba y firmó en abril de 2017 con los Astros de Houston, franquicia con la que solo pudo avanzar hasta Clase A Avanzada. Lo liberaron en 2018 y fue firmado por los Diamondbacks, pero no llegó a tener actividad con ellos en ningún nivel. Luego, además de sus incursiones en la Frontier League, ha jugado con los Indios de Mayagüez (campeonato invernal boricua, 2018-2019), con los Kansas City T-Bones (en la American Association, 2019) y con los Slammin Slammies de Steel City (Yinzer Baseball Confederacy, 2019).


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¡¡¡Contáctanos!!!