fbpx

¿Qué fue de Felito Lahera, uno de los actores cubanos más versátiles de los últimos años?

3 min


Rafael Lahera. Foto: Cuban Top 10/ YouTube.

La retransmisión de la telenovela cubana La cara oculta de la luna (2005), dirigida por Rafael González, Virgen Tabares y Roberto Puldón, nos devuelve la actuación de Felito Lahera como protagonista de la segunda historia de la serie, trama que posee 12 capítulos. Este da vida a un personaje que quedó grabado en la mente de los que la vieron:

“Yassel Araujo León, 35 años, alpinista de ciudad”, aparece en su descripción. Este personaje realiza labores de construcción en edificios altos y, en medio de su trabajo, cayó un ladrillo y le hizo daño a alguien que iba pasando. Yassel, padre de familia, esposo de Belkys (Luisa María Jiménez) y padre de la pequeña Alejandra, se preocupó por la salud del accidentado, a quien provocó una luxación en el hombro, y comenzó a visitarlo frecuentemente. De tanto roce, surgió algo más que una amistad con Mario (Armando Tomey), homosexual y enfermo con VIH.




Al ver a Felito en este personaje, es imposible no pensar en cómo se desdobla este actor, tan versátil, tan capaz.

Rafael Lahera nació en Cuba, en el capalino municipio de Centro Habana. En el barrio de Colón dio sus primeros pasos. Prefiere que le digan Felito, porque Felo era su padre. De niño quería armar un circo junto a los otros pequeños del barrio; también quiso ser cantante y deportista.

Armando Tomey, el actor cubano que alcanzó la fama y luego se alejó de los medios

Llegó al mundo de la actuación como extra, luego trabajó como doble de acción, apareció con animales en escenas y, más adelante, cuando ya estaba enamorado de ese mundo, se asoció a grupos de aficionados para adquirir técnicas interpretativas.




Pasó mucho tiempo antes de que tuviera sus primeras frases o bocadillos. Le fue muy difícil conseguir personajes en televisión y pasó al teatro. Su primer protagónico lo tuvo con Teatro de arte popular y la obra El corsario y la abadesa, más adelante estuvo en Don Juan Tenorio, dirigida por Tony Díaz, y luego en Lazarito, un monólogo de Yulky Cary. Después llegaría a Andoba, de Abraham Rodríguez. En las tablas se le vio en grupos como Anaquillé (sus puestas se daban a partir de muñecos y marionetas) y Teatro Caribeño, dirigido por Eugenio Hernández Espinosa. Con Teatro El Público, bajo las órdenes de Carlos Díaz, estuvo en la comedia Así es si así os parece, de Pirandello, y La gaviota, de Chejov, donde dio vida a Trigorin. Requiem por Yarini fue otra de las obras que le permitió demostrar sus cualidades histriónicas.

Toda su formación, en uno u otro medio, ha sido sobre la práctica. “Lo poco que pueda saber, lo aprendí al pie del cañón”, ha dicho en más de una ocasión.

¿Qué fue de Saily Cabezas, o Amandita en la telenovela “La cara oculta de la luna”?





De su paso por la televisión, hubo una primera etapa de extra en aventuras como Enrique Lagardere y otras. Luego, una vez que demostró su valía como actor, le fueron ofreciendo papeles muy diferentes. Estuvo en varios episodios de los policiacos Día y noche y Un hombre de San Leopoldo, con roles negativos; antes formó parte del elenco de la segunda temporada de Su propia guerra, donde logró tener un personaje recurrente, Américo Cordero. Fue muy recordado también por haber sido Caín Caín, el príncipe de la bulla, en el programa infantil Dando vueltas. Series como El viejo espigón, Los tres Villalobos y Rebelión también forman parte de su recorrido artístico.

A la pantalla grande llegó de la mano de Humberto Solás y el filme Barrio Cuba (2005). Su personaje de Santos le mereció el premio de actuación masculina en el Festival Internacional de Cine de Santo Domingo. Kangamba (2008, Rogelio París); Boleto al paraíso (2011, Gerardo Chijona); El regreso (2018, Blanca Rosa Blanco); Agosto (2019, Armando Capó); El Mayor (2020, Rigoberto López), donde da vida a Carlos Manuel de Céspedes, son solo algunas de las películas en que ha trabajado.



¿Qué fue de María Karla Fernández, protagonista de “La cara oculta de la luna” que luego se alejó de la TV?

Rafael «Felito» Lahera también ha desarrollado su carrera como actor fuera de Cuba, principalmente en Colombia. Novelas y teleseries como La reina del sur (2009, Telemundo), El cartel de los sapos (2010), Escobar, el patrón del mal (2012), La Madame (2013) han contado con su presencia en roles camaleónicos, en los cuales ha tenido que imitar el más puro acento de la región cafetera.

Más tarde llegó a Miami, donde se ha mantenido haciendo sketches y pequeñas obras junto a la también actriz cubana Carmen Daysi. En las redes sociales, no pocas veces, se ha difundido entre los usuarios su fallecimiento, cuestión totalmente alejada de la realidad. En sus páginas oficiales puede vérsele feliz, disfrutando de la vida, de su familia, y recordando tiempos pasados junto a compañeros de trabajo.




¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¡¡¡Contáctanos!!!