fbpx

Frank Negro: la poco conocida muerte del primer Corsario Negro de la TV cubana

3 min


Frank Negro. Imagen: Cubalite.

Hubo un tiempo en que el espacio comprendido entre las 7:00 y las 8:00 pm era sagrado. La hora de las Aventuras en la televisión cubana marcó a varias generaciones: algunas por sus contenidos -la mayoría eran adaptaciones de clásicos de la literatura-, mientras que otras lo hicieron por la calidad y el talento de los actores que daban vida a los personajes.

Ese es el caso de Frank Negro, un rostro recurrente en los audiovisuales pertenecientes a este género.

Interpretó al protagonista, Emilio de Rocanera, en el Corsario Negro. Esta serie, dirigida por Antonio Vázquez Gallo, fue emitida en el año 1964. Nos referimos a la primera versión, pues luego hubo otra en 1979, con igual nombre. Se identificaba por la canción: “15 hombres tienen el cofre del puerto, ay, ay, ay, la botella de ron”.




Tiene como base la obra del escritor Emilio Salgari, célebre por sus novelas en las que los piratas no eran personajes totalmente negativos que saqueaban y destruían; también luchaban por la justicia y la igualdad.

Su escenario principal es el mar Caribe, durante el siglo XVII. El protagonista, quien da nombre a la obra, es el Corsario Negro, llamado Emilio de Rocanera, señor de Ventimiglia. Este noble italiano usa la piratería y su barco Rayo para vengar la muerte de sus hermanos (Corsario Verde y Rojo), asesinados por el gobernador Van Guld. Más allá de su afán por desquitar el agravio, se enamora de la hija de su enemigo, Honorata, y viven un romance. Es recordada por todos los espectadores que la vieron, una escena que tuvo lugar entre los dos enamorados, cuando el Corsario se enteró de que su amada era la hija de su rival y la hizo bajar de su barco, mientras gritaba su nombre: Honorataaaaaa.

Junto a Frank, formaron parte del elenco Miguel Ángel García y Loly Buján.

…pero este hombre actuó en otras producciones similares. Se dedicó a este espacio casi enteramente. En El Conde de Montecristo (1979) interpretó a Fernando de Mondego, en El halcón (1980) dio vida al sargento Reget y en Los tres mosqueteros (1982) fue Athos. Antes, en 1962, una revista lo reconoció como galán de ese año.




Luego de la época de oro de las aventuras en Cuba, no se tuvieron muchas noticias suyas hasta su reciente fallecimiento a finales febrero de 2021, por causas que aún se desconocen públicamente. Se dice que en algún momento fue silenciado debido a incomprensiones acerca de su trabajo. Aunque no se le dio apenas reconocimiento y mención, lo cierto es que el actor murió en Cuba, en el municipio habanero de Playa. Nunca abandonó el país. Solo estuvo fuera de la isla por una temporada, luego del fallecimiento de Elsa Guerra -esposa y madre de sus dos hijos- cuando acompañó a estos en México, donde residen. Su hija Marlen, incluso, le siguió los pasos y estudió actuación.

Sin embargo, figuras del mundo de la cultura en Cuba como el cantante Pancho Céspedes sí lamentaron su deceso. Frank Negro fue su amigo, lo llevó “en los años 80 a ver Arte Vernáculo por los barrios de La Habana”. El actor le dio “las armas” para comerse al mundo, se convirtió en su maestro, dijo el intérprete de Vida Loca en una publicación en su perfil de Facebook.




Usuarios de redes sociales también lamentaron su partida. “Cuánta alegría nos dio, cómo lo extrañamos”, dijo Alberto Cuello. “Era un tipazo, yo vivía enamorada de él, me disfrazaba y decía: Soy Honorata, novia del Corsario Negro”, comentó Mercy Copa.

Frank Negro es considerado uno de los héroes épicos de la infancia y adolescencia por muchos cubanos. Junto al Robin Hood de Enrique Almirante y El Zorro de Julito Martínez, pasó a la historia como uno de los aventureros que alimentó la ilusión de varios en aquellos gloriosos años de la televisión cubana.


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¡¡¡Contáctanos!!!