fbpx

¿Qué fue de la protagonista de “Tato y Carmina”? Ella te lo cuenta en esta entrevista

5 min


Fotograma de Tato y Carmina. Captura de pantalla de YouTube.

De los tiempos en que la Programación de Verano era un lujo de grandes proporciones nos quedan todavía un montón de recuerdos. Prismas Bajo El Sol, Tanda Joven y La Sombrilla Amarilla son de los programas más relevantes de esa época, entre los que perfectamente podríamos incluir la repetición en bucle de teleseries como Blanco y Negro, No o Shiralad.

De esa lista de programas con los que crecimos en los años 90 y un poco más para acá, igual guardamos con mucho cariño en la memoria las aventuras de un par de niños, llamados Tato y Carmina, quienes, de una forma fantástica —literalmente— y muy tierna, nos enseñaron lecciones que todavía resultan entrañables.

Como siempre intentamos hacer, los nostálgicos investigadores de Cubalite nos lanzamos a buscar a aquella niña rubia y de ojos azules que con una sonrisa contagiosa le ponía colores a la pantalla de nuestro “gris” televisor Caribe.

Obviamente, cuando dimos con ella, ya la niña del moño había crecido hasta convertirse en una mujer hecha y derecha, aunque lo que más nos asombró de Gelet Martínez es que seguía luciendo la misma sonrisa de antes. Aquí les regalamos la entrevista que nos dio.

¿Habanera o del “más allá”?

Toda mi familia es camagüeyana de corazón, y puedo decir que siento tremendo orgullo de ese origen. No obstante, sí es cierto que vinimos todas para La Habana cuando yo era muy pequeña, luego vivimos un tiempo en Guanabo y más tarde nos mudamos para Alamar, barrio donde pasé casi toda mi infancia.

¿Cómo llegó tu debut en televisión?

La televisión en Cuba fue algo casual, realmente. Mi hermana había hecho un capítulo de El Cucumí se despierta los domingos, y por ahí nos enteramos que estaban buscando niños para Tato y Carmina. Fui con ella al casting, pero sólo para acompañarla. Cuando llegamos, le dijeron que era muy grande para el personaje que estaban buscando, pero como yo tenía cuatro años menos, pues me preguntaron si me gustaría intentarlo.

Fueron varios meses de audiciones, hasta que quedé para el personaje de Carmina. Lo más gracioso de todo es que creo que me escogieron no porque fuera buena, sino porque se me daba bien llorar, cosa que descubrimos en el ensayo para una escena del primer capítulo (La flor azul).

¿Cuál fue la mayor dificultad de grabar T&C?

En total, la serie estuvo como cuatro meses en grabación. Recuerdo que fue bastante exigente, porque empezábamos bien temprano en la mañana y las sesiones duraban hasta la noche. Además, teníamos que aprendernos mucho texto para la edad que teníamos, sobre todo “Tato” y yo.

Lo otro era la dificultad de recursos propia del Período Especial, algo que incluso siendo pequeña yo percibía claramente. Fue una época dura para Cuba que nos tocó a todos, sin embargo, no logra borrar las cosas bonitas que dejó aquella experiencia.

Uno de los factores fundamentales para que T&C saliera bien fue la directora Maritza Rodríguez, una mujer sumamente dulce y con mucho tacto para tratar con nosotros. Tanto ella como el equipo hicieron que nos sintiéramos muy protegidos y cómodos todo el tiempo, y como resultado de eso, surgió una relación muy cercana entre todos, al punto de que hoy todavía algunos nos encontramos por ahí y nos saludamos con mucho cariño.

¿Qué sucedió en tu vida después de la serie?

Hace algún tiempo, Gelet Martínez fundó la web ADN Cuba. Foto tomada de su perfil en Facebook.

Luego de T&C lo otro que hice en Cuba fue participar en una obra de teatro con La Colmenita, pero eso duró poco tiempo, porque unos meses después de las vacaciones, etapa durante la cual salieron al aire las aventuras, me fui con mi familia a vivir a Costa Rica. Nunca olvidaré esa fecha: 5 de noviembre de 1995.

Fue difícil emocionalmente, porque era una época en la que te ibas y lo dejabas casi todo en Cuba, literalmente. Luego, empezar de cero en un país nuevo tampoco es sencillo, y ese fue un proceso que nos marcó a todos en la casa. Por suerte, a ese país centroamericano llegamos a salvo y nos trataron muy bien. Allá la gente es muy hospitalaria, solidaria y educada, y creo que su forma de ser hizo que el choque cultural no fuera tan complicado. Al final nos fuimos adaptando, a pesar de la constante nostalgia que acompaña a todos los cubanos que estamos fuera de la Isla, y que nunca dejamos de extrañar a abuelos, primos y amigos.

¿Seguiste vinculada a la actuación desde entonces?

Cuando me gradué de la secundaria, entré en la universidad a estudiar Derecho y Filología Clásica. Mientras hacía eso allá en Costa Rica, también me mantuve muy vinculada al teatro, en donde participé en varias obras. Luego estuve en un programa televisivo que se llamaba La Pensión, y por entonces fue que decidí matricularme en Artes Dramáticas, carrera que hice paralelamente a la otra que ya cursaba.

En 2005, a un mes de cumplir los 21 años, tuve la oportunidad de venir a Estados Unidos a trabajar en América TeVé. Aquí produje programas y estuve de reportera en otros shows. Igualmente me formé como productora de video y me dediqué a eso por muchos años, durante los cuales también estuve asociada a Univisión, fundamentalmente con programas de entretenimiento.

Otro de los roles que tuve después fue de productora, en donde compartí con Humberto Miranda en Caso Cerrado. Aquella fue una experiencia épica y aprendí muchísimo junto a la doctora Ana María Polo.

Hubo una pausa en tu carrera ¿cuál fue la razón?

Durante varios años estuve viviendo en Suiza con el padre de mi hijo, bailarín cubano de ballet clásico que estuvo contratado en la compañía de Maurice Béjart. Fue una etapa de varios años, luego de la cual pasé un tiempo en Costa Rica y más tarde regresé a Estados Unidos.

¿Qué vino después para ti?

Aunque continué trabajando en Telemundo 51, luego de Caso Cerrado me quedé como editora del sitio web de la cadena en Miami. Por esa época también comencé a centrarme en otro tipo de perfil, más enfocado en el marketing social.

Me asocié como directora creativa a varias agencias de publicidad, sobre todo las que tenían que ver con organizaciones sin fines de lucro, cuyos proyectos pretendían promover campañas de concientización sobre temas como educación, salud y migración enfocadas en el público hispano.

Pasaron los años, decidí empezar mi propio plan y fundé ADN Cuba, algo que comenzó siendo una propuesta netamente audiovisual que íbamos colocando en otros medios, pero que ya se ha convertido en un portal de noticias.

¿Cómo ha sido la experiencia de ADN Cuba?

Hay gente que dice que uno se puede ir de Cuba pero Cuba nunca se va de ti, y creo que el tema de la nación es como un denominador común, sobre todo a nivel de memoria y de sentimientos en la vida de los que estamos fuera.

ADN… fue entonces un proceso natural, porque ya yo había hecho, de una manera u otra, bastante comunicación; había escrito y en general estaba empapada del tema periodístico. Lo fuimos desarrollando de forma espontánea, y pasamos del audiovisual a otro tipo de trabajos que consolidaran y expandieran el proyecto hacia otros códigos.

Ha sido un proceso lento, en el que comenzamos haciendo las cosas en los ratos libres, en las madrugadas y sin saber cómo íbamos a continuar. De hecho, cuando lo programamos, lo hice con mi primo y con otro amigo, pues ya conocía algo de Drupal y otras tecnologías de código abierto. Por suerte, hemos logrado mantener toda esta idea y trabajamos a la vez entre la parte explosivamente noticiosa y la audiovisual

He sido bendecida por conocer a Yaima Pardo, una mujer cineasta, talentosa, buena persona… y camagüeyana. Con ella tengo una relación profesional formidable, y como estuvo vinculada al documental en Cuba, estamos dándole forma a piezas de ese estilo, para seguir creciendo.

Sigue leyendo

¿Qué fue de Felito y Tony, protagonistas de la última versión de “Los pequeños fugitivos”?

Humberto Miranda o Yosvani, el jonronero de “Los campeones”

¿Qué ha sido de algunos actores de la telenovela cubana “Doble juego” casi 20 años después?


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

445 compartidas

¿Cuál es Tu Reacción?

Me divierte Me divierte
0
Me divierte
Me entristece Me entristece
0
Me entristece
Me encanta Me encanta
4
Me encanta
Me asombra Me asombra
0
Me asombra
Ñoo Ñoo
0
Ñoo

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *