fbpx

Giselle González: “Nunca quise ser actriz, pero vi en la actuación una vía de escape”

7 min


Desde hace varios años podemos ver a Giselle González en el policiaco Tras la huella. Foto cortesía de la entrevistada.

 

Varias novelas, programas televisivos, presentaciones teatrales y películas nos muestran a Giselle González como lo que es: una actriz con todo el sentido de la profesión y la entrega que esta requiere. Desde Cubalite nos fuimos tras sus pasos.

Mayor no pudo ser nuestra sorpresa cuando preguntamos por sus inclinaciones artísticas. La respuesta no tuvo nada que ver con la típica historia de la niña que jugaba a disfrazarse o soñaba, frente a la pantalla, con salir en la televisión. Escogió la actuación como una vía de escape.




“Estando en 9no grado, me enteré de que iría una comisión haciendo pruebas de captación de jóvenes para ingresar a estudiar en la Escuela Nacional de Arte (ENA). Para esto, se había organizado un taller preparatorio con aspirantes a pasar esos exámenes. En ese entonces vi la oportunidad de poder ausentarme de mis clases de secundaria por más de una semana”.

Antes de continuar con la anécdota que marcaría el inicio de un camino de esfuerzo, pero lleno de éxitos, es necesario precisar que todo esto sucede a fines de la década del 90 en Cienfuegos. “Soy oriunda de un pueblo, Limones, pequeño caserío a 15 Km de la cabecera provincial. Vengo de un ambiente bien rural”.




Entonces, volvemos a esa adolescente que considera que sus primeras inclinaciones artísticas tuvieron lugar cuando, siendo una niña, participaba en la organización de actividades culturales escolares, pero las veía como juegos. Sin tomarlas en serio, se enroló también en las captaciones. Iría hacia La Habana, faltaría a clases, todo era divertimento.

“Para mi decepción, no me aceptaron en el taller preparatorio porque ya estaba a plena capacidad. Lo que me quedaba era presentarme directamente en las pruebas, sin ninguna preparación”.




En su mente solo pensaba que los días de ausencia justificada a la secundaria se habían reducido de más de siete a tres. “No obstante, me presenté y pasé el primer día de filtros. Continué al segundo día y, con menos aspirantes, pude seguir. Llegó la tercera y última ronda de eliminaciones, y mi sorpresa fue enorme cuando me dijeron que la única aprobada y seleccionada en todo Cienfuegos había sido yo ¡No lo podía creer!”

A partir de aquí, comenzó la formación académica ligada al arte de esta muchacha que nunca tuvo inclinaciones hacia aquel mundo. “No hay artistas en mi familia. A mí nunca me pasó por la cabeza ser actriz, ni dedicarme profesionalmente a ninguna carrera artística”.




En La Habana estudiaría desde 1998 hasta 2002 en la ENA, y luego otros cinco años en el Instituto Superior de Arte (ISA).

“Después de graduada de la ENA, comencé a trabajar en la televisión. Primero fui presentadora. Soy fundadora del Canal Educativo, donde debuté en un programa con frecuencia semanal, llamado Crecer para bien. Luego, casi inmediatamente, pasé a Cubavisión, también en la conducción de un programa habitual durante seis años, Conexión, del cual todavía hoy muchos televidentes me recuerdan”.




Con amplia experiencia como conductora y presentadora de televisión, “no me aparecía ninguna oferta como actriz”.

“Estando en 3er año del ISA, me llegó el primer papel en un dramatizado, con la telenovela Oh, ¡La Habana! A partir de ahí se me abrieron algunas oportunidades, pues seguí con varias series, telecuentos y programas unitarios hasta el día de hoy”.

En Oh, ¡La Habana!  (2005), dirigida por Charly Medina, debutó en las pantallas como actriz y con un rol coprotagónico. Delenys, hija de Irasema (madre soltera y sobreprotectora), estudiante de preuniversitario, se enamoraba de un rockero.




Uno de los roles que más la ha marcado en su carrera, le llegó en el ámbito de las tablas. Foto cortesía de la entrevistada.

Luego interpretó a Barbarita en las aventuras Los tres Villalobos (2007), dirigida por Miguel Sosa. Vivian fue un potente personaje que encarnó en Adrenalina 360 (2010). Mientras que, en 2012, tuvo la dicha de tener otro rol coprotagónico, con Miriam, en la telenovela Tierras de Fuego.

Además de telefilmes y otros programas, Giselle forma parte del elenco de la serie policiaca Tras la Huella. La primera vez que estuvo en este espacio fue en 2008, en una miniserie de seis capítulos a cargo del director Jesús Cabrera. En esa ocasión, dio vida a la Subteniente Maritza. Cuando regresó, en 2017, asumió el rol de la Primer Teniente Isabel.




“Con Tras la Huella me pasan dos cosas muy especiales. Primero, la facilidad con que me integré a un elenco artístico y un equipo técnico ya formado y que venía trabajando junto desde hacía mucho tiempo. Realmente me dieron una gran bienvenida y me hicieron sentir como si fuera yo quien llevara allí quince años. Lo segundo es que todavía hoy me asombra la enorme cantidad de seguidores que ha logrado mantener este espacio. Es increíble la cantidad de gente que me contacta, lo mismo en la calle, que ahora a través de las redes sociales: cubanos que, desde todas partes del mundo, persiguen y logran ver casi todos los capítulos de las distintas temporadas. Es asombroso y muy reconfortante”.

Por otro lado, en la gran pantalla hemos podido verla, entre otros personajes, como la doctora María Elena en Sumbe (2010), dirigida por Eduardo Moya.




“Con el cine también me pasó algo muy curioso y simpático. Apareció cuando menos yo lo esperaba, pues me encontraba de postparto, con todo lo que este periodo implica. Estaba muy feliz con mi bebé y no me pasaba por la cabeza la idea de hacer nada que no fuera estar completamente dedicada a él. Había planificado no trabajar durante, al menos, un año completo.

“En medio de esta etapa me llamaron para un proyecto que preparaba Fernando Pérez: Insumisas (2018). El personaje era una madre recién parida con muchas libras de más. Estuve asistiendo a varias sesiones de casting, incluso con mi bebé Fabio, pues el personaje incluía varias escenas con su recién nacido. Al cabo de tres ansiosas semanas, ambos obtuvimos los papeles.




Giselle González tuvo que ganar varias libras para el rodaje de la película Insumisas. Foto cortesía de la entrevistada.

“Tuve una dicha doble, y no solo eso, sino que encima del sobrepeso habitual que como madre tenía, Fernando me pidió subir aún un poco más y terminé filmando con casi 20 kilogramos por encima de mi peso normal, pero estaba feliz por partida triple: por mí, por Fabio y por poder comer libremente todo lo que me apetecía sin ningún miramiento. Es lo que se llamaría engordar bajo contrato. La pesadilla vino después, cuando tuve que bajarlos”.

Sobre el teatro nos dijo: “aunque lo he venido a desarrollar, se pudiera decir que casi tardíamente, creo que será el medio del que no podré desprenderme más.  Soy fundadora de mi compañía, LUDI TEATRO, donde he podido hacer personajes realmente bien disfrutables desde todo punto de vista”. Incendios, Bosques, Litoral, Ubu sin cuernos, son solo algunas de las obras en las que ha participado con este grupo, bajo la dirección de Miguel Abreu.




Aunque ha interpretado muchísimos caracteres, si tuviera que escoger uno que la haya marcado, Giselle se quedaría con uno desarrollado sobre las tablas. “Tuve que indagar, buscar, investigar hasta el cansancio, pues está basado en una persona real: es la historia de Irena Sendler, enfermera polaca que salvo a más de 2500 niños del holocausto. El monólogo El vacío en las palabras fue escrito para mí, partiendo del trabajo investigativo de cómo una actriz va creando un personaje y con el que he tenido la posibilidad de hacer giras dentro y fuera de Cuba”.

Hablar con Giselle sobre la pandemia nos hace inevitablemente remitirnos a sus redes sociales, donde transmite escenas de su vida cotidiana. Incluso, las ocasiones en que ha tenido que trabajar, ha llevado a sus seguidores consigo y, gracias a las historias que publica, nos ha permitido colarnos hasta en los rodajes del policiaco Tras la huella.




“De este asilamiento que ya lleva un año… ¿qué decirte? Es desgastante y frustrante. Soy una persona muy familiar, me gusta salir, visitar a mi círculo de amistades, organizar veladas, cenas, fiestas, pero estar sin trabajar es lo más agobiante; no he podido filmar nada más, en nuestro grupo de teatro tuvimos que cancelar giras internacionales. Cuando cerramos nuestra sala, yo sospechaba que podía pasar un buen tiempo sin poder volver a pisar un escenario y, efectivamente, así ha sido. Todos los artistas hemos sido de los más golpeados, pues nuestro trabajo es fundamentalmente sociable”.

Para llenar un tanto este vacío, la actriz ha migrado al escenario online con el objetivo de “profundizar el contacto con mi público a través de mis redes sociales, que casi ni usaba antes de la pandemia y el confinamiento. Así, le he dado un impulso extra a la relación con mis seguidores, que ahora mismo es el calor más cercano del público (de lo bueno que me ha dejado la cuarentena).




En los últimos meses arrancó A todo color, un programa que transmite en sus redes sociales. Foto cortesía de la entrevistada.

“He creado y llevo adelante, junto a Cubaactores, un nuevo proyecto de talk show de entrevistas donde converso con otros actores cubanos de distintas generaciones a través de videollamadas. A todo color se llama y lo pueden encontrar en mis plataformas digitales”. No te lo pierdas, ha invitado a algunos rostros que hace rato no aparecen en nuestras pantallas.

En ese espacio, vemos a la Giselle actriz desdoblarse como entrevistadora, pero de un modo cercano. Conversa, en la mayoría de los casos, con compañeros de aula, colegas de rodaje, amigos forjados en su andar por el mundo del arte, que, aunque comenzó sin proponérselo, no ha sido breve y sí muy fructífero.

Síguela en sus redes para que te mantengas al tanto de su vida, sus rutinas en casa con su niño, su trabajo, retrospectivas de obras anteriores… y recomendaciones de negocios muy “cool”.

Giselle González en Intagram

Giselle González en Facebook

Giselle González en Youtube


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¡¡¡Contáctanos!!!