Héctor Lombard, el primer cubano en llegar a UFC

4 min


Print Friendly, PDF & Email
Héctor Lombard en el combate frente a Josh Burkman. Foto tomada de Mirror.

Aunque muchos han seguido la carrera del demoledor Yoel Romero, conocido en el mundillo del octágono como “Soldado de Dios”, y ahora otros están al tanto del prometedor Jorge Masvidal, el torneo conocido como Ultimate Fighting Championship (UFC) ya tuvo antes un hijo de la Mayor de las Antillas en sus filas.

Se trata de Héctor Lombard, nacido el 2 de febrero de 1978 en Matanzas. Este atleta comenzó y desarrolló una carrera en el judo, deporte del que fue campeón nacional universitario en 1991 y monarca de mayores tres veces consecutivas en la división de 73 kilogramos, entre 1999 y 2001.

En la arena internacional, destacó por su participación en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000. Allí quedó eliminado durante la ronda clasificatoria.

Sin duda alguna, 2001 fue uno de sus mejores años. En esa temporada ganó el Internacional José Ramón Rodríguez y el Abierto Guido Sieni. Además, fue segundo en los Open de Austria y Tre Torri, y obtuvo un bronce en el World Masters de Alemania.

Más tarde, en 2004, regresaría a la nación que había conocido durante su única incursión olímpica. En el Abierto de Australia compitió y ganó en las divisiones de 81 kilos y la categoría abierta (+100). Luego, abandonaría la concentración del equipo nacional y decidiría recomenzar su vida a miles de kilómetros de casa.

Igual que la mediática Ronda Rousey (bronce en 70 kilogramos durante los juegos de Beijing 2008) y su compatriota Romero (plata en los 86 kg de la lucha libre en Sydney 2000), Lombard decidió hacer el tránsito desde los Cinco Aros hacia las artes marciales mixtas (MMA, por sus siglas en inglés).

Desde el día uno, Héctor comenzó a labrarse una buena reputación. Su debut tuvo lugar el 24 de septiembre de 2004 en Gold Coast, ciudad del estado australiano de Queensland. Aquella jornada se llevó la sonrisa por decisión unánime frente al local Michael Grundike.

Tiempo después tendría un combate sin decisión, donde noqueó al aussie Chris Brown con un cabezazo accidental y luego llegarían cuatro triunfos al hilo, entre el 26 de noviembre de 2005 y el 1 de abril de 2006. Todo iba bien hasta que el 4 de junio de ese último año terminó su invicto por decisión absoluta ante el japonés Akihiro Gono. A continuación, regresó a la senda victoriosa otras dos veces, antes de volver a ceder contra Gerard Mousasi, de Holanda, a quien los jueces vieron ganar de manera inobjetable el 5 de noviembre de 2006 en Yokohama, sitio en el que inició una racha impresionante.

En los próximos cinco años nadie pudo volver a doblegar al cubano en ninguna de las competiciones en las que se presentó. Se adueñó de los cinturones del peso medio (185 lbs. / 83.9 kg) en Xtreme Fighting Championships, Australian Fighting Championship, Cage Fighting Championship (donde además acumuló siete defensas exitosas) y finalmente el de Bellator MMA, justa de la cual se convirtió en el primer campeón de la historia en la división mediana. En esta última también ostenta el récord del knockout más rápido -hecho sucedido el 13 de mayo de 2010-, cuando fulminó al brasileño Jay Silva a solo seis segundos de haberse iniciado el pleito.

Tras acumular un currículum respetable, en 2012 llegó su gran oportunidad en las “grandes ligas”. Con la idea de seguir su ruta exitosa en el peso mediano y de enfrentarse algún día a su ídolo, el gran Anderson “La Araña” Silva, Héctor llegó a UFC. Aunque en 2007 ya había sido contratado por esa empresa estadounidense, un problema con su visa le mantuvo compitiendo en Australia y Japón. Con 34 años -y no pocos golpes- en las costillas, dio el ansiado salto.

Orgulloso de sus raíces, para él representar a su país de nacimiento en la cumbre de las MMA fue entonces un honor tremendo. Sin embargo, las cosas no terminaron saliendo como esperaba.

La categoría élite le dio la bienvenida y no fue nada feliz. Lo primero que acabó fue su seguidilla de 25 combates sin caer (24 triunfos y un empate), pues el 21 de julio de 2012, en el cartel UFC 149, el estadounidense Tim Boetsch lo superó gracias a una decisión dividida.

Aunque logró recuperarse y en su siguiente match eliminó por K.O. a Rousimar Palhares, de Brasil, luego volvería a quedar a merced de los jueces, a quienes les pareció que el japonés Yushin Okami fue mejor el 3 de marzo de 2013 (UFC on Fuel TV: Silva vs. Stann). Pese a ello, el ex judoca mejoró su imagen con sendas sonrisas ante los estadounidenses Nate Marquardt y Jake Shields. Por supuesto que entonces no había forma de saberlo, pero aquella decisión unánime favorable contra Shields fue la última vez en que Héctor Lombard celebró con su mano en alto.

Un episodio desagradable, sucedido después de su siguiente presentación, marcó lo que ha sido un sendero de espinas para el hombre también conocido como Showeather o Lightning. La que originalmente había sido una victoria indiscutida ante Josh Burkman el 3 de enero de 2015, terminó siendo dada por inválida, después de que al matancero se le detectara un exceso ilegal de testosterona. La sanción: doce meses suspendido más una multa de 53 mil dólares.

El 20 de marzo de 2016 regresó a la caja metálica de ocho lados, aunque la historia no cambió demasiado. Aquel día en Brisbane, Australia, Neil Magny lo dejó fuera de combate en el tercer round, y algo parecido sucedió casi tres meses después, cuando Dan Henderson lo dejó K.O. en el UFC 199, realizado en Inglewood, California.

Desde ese momento acumuló otras cuatro derrotas. La última, el 22 de septiembre de 2018 (UFC Fight Night: Santo vs. Anders), cuando el brasilero Theles Leites le ganó de forma unánime.

En su perfil de luchador mixto profesional podemos contar un total de 47 presentaciones en diferentes variantes de las MMA. De ellas ha ganado 34 (19 por knockout, siete por sumisión y ocho por decisión), caído en 10 (3-0-6, más una por descalificación), empatado uno y ha tenido otros dos sin decisión.

Sus principales méritos como artista marcial son la cinta negra cuarto dan que tiene como judoca, y la cinta negra de segundo grado en jiu-jitsu brasileño, rango que le fue otorgado por Marco “Conan” Silveira, entrenador principal del prestigioso equipo de MMA, American Top Team.

A pesar de que todavía tiene contrato con UFC y aparece incluido entre los atletas del peso mediano, Héctor Lombard lleva casi un año sin subir al octágono. De momento, este guerrero alterna su vida entre Australia, de donde ya es ciudadano, y Coconut Creek, Florida. lugar en el que se mantiene entrenando con ATT, en espera de un regreso que le permita una redención final consigo mismo.

Lea más:

Jorge Masvidal, el hijo de un cubano que quiere ser campeón de UFC (aunque ya hizo historia)

En video, el knockout de Héctor Lombard a Jay Silva:


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

154 compartidas

¿Cuál es Tu Reacción?

Me entristece Me entristece
0
Me entristece
Me divierte Me divierte
0
Me divierte
Me encanta Me encanta
0
Me encanta
Me asombra Me asombra
0
Me asombra
Ñoo Ñoo
0
Ñoo

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sandy Mederos

× ¡¡¡Contáctanos!!!
Choose A Format
Personality quiz
Series of questions that intends to reveal something about the personality
Trivia quiz
Series of questions with right and wrong answers that intends to check knowledge
Poll
Voting to make decisions or determine opinions
Story
Formatted Text with Embeds and Visuals
List
The Classic Internet Listicles
Countdown
The Classic Internet Countdowns
Open List
Submit your own item and vote up for the best submission
Ranked List
Upvote or downvote to decide the best list item
Meme
Upload your own images to make custom memes
Video
Youtube, Vimeo or Vine Embeds
Audio
Soundcloud or Mixcloud Embeds
Image
Photo or GIF
Gif
GIF format

Send this to a friend