fbpx

Hilda Rabilero, la presentadora cubana que se hizo viral antes de internet

4 min


Hilda Rabilero. Foto tomada de su página web oficial.

“Aunque las personas nazcan con algún talento, debemos saber que el único camino para el éxito es la constancia. No importa cuánto te tengas que esforzar o preparar, nunca será suficiente con lo que sabes. Hay que seguir estudiando para que cuando la buenaventura nos toque a la puerta podamos recibirla con los brazos abiertos”.

Estas palabras las leí casi de casualidad y, cuando investigué un poco sobre quién las había dicho, entendí por dónde venían los tiros.

El de Hilda Rabilero no es, ni de cerca, un nombre particularmente comercial. Sin embargo, tampoco es que eso le hiciera mucha falta a esta mujer, hija de Eloísa y, por ende, sobrina del célebre Guillermo Álvarez Guedes. Criada en una familia en donde el arte era pan y oxígeno, la muchacha casi no tuvo alternativa.

Sus andanzas por la televisión comenzaron en Cuba mientras usaba el sobrenombre de “la chica del cañonazo”. Eran los años 80 y Pedraza Ginori dirigía Juntos a las nueve, programa conducido por Héctor Fraga. Aunque había integrado a Hilda en algunas secciones, el estelar director vio sus aptitudes y quiso colocarla como una figura con más protagonismo dentro del show. El problema era que ella era solo una joven estudiante y no podía ser contratada como presentadora en funciones. Entonces, a Pedraza se le encendió la lámpara.

Espacios publicitarios Cubalite

“Yo aún no había sido evaluada, no me había graduado. Paralelamente a mis estudios en la Escuela de Formación de Actores, estudiaba Lengua y Literatura Inglesas en la Universidad de La Habana. De manera que Pedraza Ginori no podía presentarme como animadora. Así que se le ocurrió ponerme esa especie de apodo, ‘La chica del cañonazo’”, contaría luego Hilda en una entrevista ofrecida en 2007.

Pero aquello fue sólo el preludio de la explosión mediática que viviría la Rabilero pocos años después. Tras una ruptura temporal en su relación con los estudios televisivos, etapa durante la cual se graduó en la Escuela de Formación de Actores y también de Lengua y Literatura Inglesa, además de trabajar como traductora, ella eventualmente regresó al sitio desde el cual se convertiría en una personalidad reconocida en todos los rincones de la Isla.




Lo de Contacto fue una locura. Fundada en 1983, la revista de variedades se emitía de lunes a viernes y duraba 45 minutos, aunque luego se decidió pasarla al sábado, inicialmente con dos horas de emisión y después con cuatro, en el espacio de seis a diez de la noche.

Desde ahí, el nombre de Hilda Rabilero saltó definitivamente a la fama. Según cuenta ella misma, no encontraba sitio para guardar la enorme cantidad de cartas que le llegaban. Hasta los inquilinos de las prisiones antillanas le remitían mensajes a quien se había convertido, a golpe de carisma y una manera distinta de hacer televisión, en una anfitriona y más tarde también en una directora/productora excepcional.

“En ese momento la popularidad del programa era muy grande. Para que se tenga una idea, Contacto era visto por el 84% de la población. Yo recibía miles y miles de cartas, ya no se sabía dónde almacenarlas. Me escribían hasta de las cárceles. Como me ha comentado una de nuestras asesoras, (…) en la historia de la televisión cubana no ha habido un espacio de tan alto rating como Contacto, incluyendo El Casino de la Alegría, Café Regalías y otros”.

Sin pretenderlo, Hilda se hizo “viral” en una época en que el concepto sólo se aplicaba a cuestiones médicas. Antes de la era de Instagram y Facebook, su espontaneidad como entrevistadora, su cultura y su capacidad para generar ideas diferentes desde los medios nacionales la catapultaron a un estatus de estrella, equiparable al que tuvieran otros astros del oficio como los mismísimos Consuelito Vidal o Germán Pinelli.

Paralelamente, y también como consecuencia de su éxito mediático, Hilda llegó al cine y así cumplió, al menos en parte, su gran sueño de la infancia: ser actriz. En el mundillo del séptimo arte tuvo un par de roles: en Papeles secundarios (1989), de Orlando Rojas y Sueño tropical (1993, Miguel Torres).

Al ser interrogada sobre este tema, contesto en una oportunidad:




“Creo que a través del esfuerzo personal y el trabajo duro he podido descubrir una labor que está muy cerca a la actuación, pero lo más importante es que he encontrado en ella un motivo para no darme por vencida, para soñar cada día con nuevos proyectos y emprenderlos. Creo que todo es cuestión de actitud y según como asumas las cosas será el resultado”.

Tras una década al aire con Contacto, Rabilero decidió marcharse hacia Estados Unidos. Allá, sus pasos iniciales estuvieron completamente apartados del mundo del entretenimiento.

“Al principio no encontré trabajo ni en la televisión ni en la radio. Tampoco es que haya indagado exhaustivamente, porque en realidad no vi una buena recepción. Y como no estoy acostumbrada a vivir de la caridad, como siempre he sido muy independiente, empecé a trabajar como secretaria en una empresa de reparación de piezas de aviones.




“Comencé como secretaria asistente y terminé de vicepresidenta de la compañía. No he tenido padrinos. He tenido que labrarme mi propio camino sola, con mucho trabajo y mucho esfuerzo. Esto, sobre todo desde un punto de vista espiritual, creo que ha sido muy positivo”.

Lógicamente, un talento como el suyo terminaría abriéndose camino del otro lado del estrecho de la Florida en lo que mejor sabía hacer. A partir de 1995 comenzó a trabajar en emisoras como Unión Radio y WQBA, plataformas desde las que condujo y estuvo produciendo programas exitosos que le permitieron volver a conectar nuevamente con el público que la había reverenciado años atrás.

Más adelante, en 2007, volvió a la televisión con Pégate con Hilda, reality show emitido por MegaTV con el que mantuvo la misma línea de Contacto, y en donde entrevistó a notorios compatriotas suyos, como la cantante Albita Rodríguez y la escritora Daína Chaviano.

En 2017 “revivió” brevemente a Contacto gracias a YouTube, y ahora mismo se mantiene vinculada a WWFE La Poderosa 670 AM, en donde conduce Desde Miami con Hilda Rabilero, espacio de entrevistas en el que también se analizan diversos temas de actualidad y además se sigue manteniendo vivo el legado humorístico de su tío, el grandísimo Álvarez Guedes. 





¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

¿Cuál es Tu Reacción?

Me divierte Me divierte
1
Me divierte
Me entristece Me entristece
0
Me entristece
Me encanta Me encanta
7
Me encanta
Me asombra Me asombra
1
Me asombra
Ñoo Ñoo
1
Ñoo

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sandy Mederos

× ¡¡¡Contáctanos!!!
Choose A Format
Personality quiz
Series of questions that intends to reveal something about the personality
Trivia quiz
Series of questions with right and wrong answers that intends to check knowledge
Poll
Voting to make decisions or determine opinions
Story
Formatted Text with Embeds and Visuals
List
The Classic Internet Listicles
Countdown
The Classic Internet Countdowns
Open List
Submit your own item and vote up for the best submission
Ranked List
Upvote or downvote to decide the best list item
Meme
Upload your own images to make custom memes
Video
Youtube, Vimeo or Vine Embeds
Audio
Soundcloud or Mixcloud Embeds
Image
Photo or GIF
Gif
GIF format

Send this to a friend