Homonerdus y Homogeeks: La evolución de nuestra especie (+ Test)

3 min


Print Friendly, PDF & Email

Después de la película de 1984, La venganza de los nerds, y el rotundo éxito de la bien lograda The Big Bang Theory, no caben dudas de que los jóvenes escuálidos, melenudos y miopes adictos a la cultura pop han conquistado el mundo. Incluso, pudiera decir más: nos han vuelto parte de ellos.

El Homonerdus (humano nerd), después de décadas de paciente espera, parece haber triunfado. Los hechos son irrefutables: una serie de dragones y castillos medievales paraliza al mundo; los robots de Westworld nos confunden con sus enrevesadas historias; la crítica popular se divide respecto a las últimas entregas de Star Wars; End Game rompe todos los récords de taquilla y un filme de superhéores es nominado a Mejor Película en los Oscar. Poco a poco hemos sucumbido a la cultura de masas hasta adentrarnos en ese divertido universo que hasta hace unos años pertenecía exclusivamente a la comunidad nerd.

Pese a lo anterior, el Homonerdus, tal y como lo concebimos, es un estereotipo magnificado por el bullying al que siempre fue sometido ese grupo de jóvenes con una singular y entretenidísima manera de pasarla bien. El nerd era una especie de humano inadaptado a las lógicas juveniles de las fiestas alocadas, los deportes y las conquistas amorosas. Eran los impopulares, los de facha excéntrica, incompatibles con los cánones de belleza adolescente, aunque, de manera curiosa, eran el público perfecto de una industria cultural que se agigantaba y parecía trabajar solo para ellos.

Cuando la sociedad contemporánea despertó con Netflix, GoT y el MCU, el Homonerdus de la primera trilogía de Star Wars, ese que pasaba las noches entre cómics y juegos de Dragones y Mazmorras, ya estaba ahí.

***

En la fauna social, este individuo posee ciertos parentescos con otro grupo algo más heterogéneo: el Homogeekus (humano geek). Este último grupo, se piensa, desciende del primero, y ha logrado reproducirse en mayor escala gracias a su capacidad de mimetizarse entre el resto de la sociedad.

Para diferenciar a un Homonerdus de un Homogeekus es necesario comprender ciertas cosas e ir más allá de la apariencia, pese a que esta puede hablar por sí sola en ocasiones.

Un Homonerdus es un intelectual de la cultura de masas, un estudioso del tema, al punto de interesarse por cuestiones más profundas dentro de esta. Por ejemplo, estos seres no se conforman con ver una película de robots, sino que dedican tiempo a aprender (aunque sea de manera superficial) de robótica, inteligencia artificial y de los universos distópicos emergidos de la literatura.

Por su parte, el Homogeekus es a la cultura pop lo que un jugador de FIFA a un analista de fútbol de ESPN: su comportamiento es el del entusiasta obsesionado con lo más nuevo, lo más cool, lo más de trending que un tema tiene para ofrecer. Hasta cierto punto, son una degeneración del Homonerdus. Es más, pongámoslo así: el Homonerdus es Bram Stocker, mientras que el Homogeekus es Stephanie Meyer. Más claro, ni el agua.

Curiosamente son los propios Homonerdus y Homogeekus quienes se han encargado de otorgarse categorías que los diferencien, de trazar sus fronteras y darle cierto tono sociológico a dichos términos. Actúan bajo la misma tónica con la que se representan e identifican las tribus urbanas del mundo underground, transformando sus gustos en un estilo de vida. Para el resto de la humanidad (actualmente, en su mayoría, geeks sin saberlo) ambos conceptos todavía son sinónimos y suenan a lo mismo: inadaptados.

Como con todo, existe el estereotipo del nerd y del geek, una suerte de teoría lombrossiana fundada en las gafas con aumento, el pelo sumamente alborotado o demasiado peinado, la ropa ancha con carteles asociados a la tecnología o referencias de la cultura de masas, los libros o la laptop bajo el brazo, delgadez u obesidad extrema y quizás cierta mirada enajenada. Sin embargo, estos rasgos no representan necesariamente a ninguno de los dos, mucho menos a un geek.

***

En los años recientes, este último término ha ganado popularidad y, sin embargo, sus miembros aún carecen de esa camaradería propia del nerd. No se sienten un grupo aparte, no se reconocen como iguales bajo esta lógica: es muy fácil distinguir a un Homogeekus infiltrado en una comunidad de Homonerdus. Aquí le dejamos algunos tips para poder identificar a un geek.

1-Solo hablan de la serie GoT, jamás de la saga Canción de Hielo y Fuego.

2-Adoran las nuevas películas de Star Wars por encima del canon de este universo.

3-Conocen solo de las películas del MCU pero no de los cómics de Marvel.

4-Pueden hablar de Star Wars, de Star Trek, pero no de Stargate o Batllestar Gallactica.

5-Respecto al manga, sus conocimientos no van más allá del género Shonen.

6-Pueden haber leído El Hobbit, pero no El Silmarillion.

Si por casualidad ha pasado esta primera prueba y no está convencido, le mostramos el siguiente test infalible:

¿Eres un verdadero geek? Ponte a prueba


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

9 compartidas

¿Cuál es Tu Reacción?

Me entristece Me entristece
0
Me entristece
Me divierte Me divierte
0
Me divierte
Me encanta Me encanta
0
Me encanta
Me asombra Me asombra
0
Me asombra
Ñoo Ñoo
0
Ñoo

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¡¡¡Contáctanos!!!
Choose A Format
Personality quiz
Series of questions that intends to reveal something about the personality
Trivia quiz
Series of questions with right and wrong answers that intends to check knowledge
Poll
Voting to make decisions or determine opinions
Story
Formatted Text with Embeds and Visuals
List
The Classic Internet Listicles
Countdown
The Classic Internet Countdowns
Open List
Submit your own item and vote up for the best submission
Ranked List
Upvote or downvote to decide the best list item
Meme
Upload your own images to make custom memes
Video
Youtube, Vimeo or Vine Embeds
Audio
Soundcloud or Mixcloud Embeds
Image
Photo or GIF
Gif
GIF format

Send this to a friend