fbpx

José Manuel Pedroso: “Es difícil de explicar, es como si ya uno no existiera”

3 min


Yadier Pedroso en un partido frente a Holanda en la Olimpiada de Beijing. Foto: Omar Torres/ AFP.

La noche del 16 de marzo de 2013 terminaría cubriendo de dolor y tristeza a Artemisa entera y a un pedazo grande de Cuba. A falta de una hora y media para que aquel sábado concluyera, la desgracia rompió súbitamente la tranquilidad de varias familias. El domingo amanecería con la tristísima noticia de boca en boca y medios de prensa nacionales y extranjeros haciendo eco del duro golpe que recién sufría el béisbol cubano.

Entre las 10 y 25 y las 10 y 30 de la noche, en Manga Central, un tramo de la carretera que conduce al municipio de Artemisa, ocurrió un accidente de tránsito, cuando un auto particular impactó con un camión lleno de caña. Fallecerían en el acto Raciel Torres (32 años), futbolista que integró la selección nacional; Yanet Kessell (22), y su novio Yadier Pedroso González, miembro del equipo Cuba de béisbol. Todos iban en el vehículo personal de Pedroso, quien se encontraba al volante.

El Lada azul, tras el suceso, quedó en pésimas condiciones.

Menos de 72 horas antes, el lanzador había llegado a Cuba luego de participar en el III Clásico Mundial. Por otra parte, el manager de Sancti Spíritus en la Serie 52, Yovani Aragón, lo solicitó en febrero como su primer refuerzo para la segunda fase del campeonato, experiencia que no pudo probar.




Yadier y su pareja fueron despedidos por miles de personas en el teatro de la sede del Partido de su municipio. La familia de Raciel decidió efectuar el funeral en su casa. Los tres fueron sepultados el lunes 18 de marzo.




Cuando Pedrosito perdió la vida le faltaba menos de un mes para celebrar su cumpleaños 27. Exactamente 24 días. Estaba en la cresta de su carrera deportiva. Era el as del staff monticular de los Cazadores, aunque otros preferían a Miguel Alfredo González, también fallecido en un accidente. En el team Cuba tenía presencia segura y varias veces sus servicios fueron reclamados en partidos relevantes.

Con el uniforme de las cuatro letras intervino prácticamente en todos los torneos más importantes: Campeonato Mundial, Juegos Olímpicos y Clásico Mundial. Por cierto, en la primera edición del Clásico participó con 19 años, siendo el pelotero más joven del conjunto cubano.




Mañana se cumplirá el octavo aniversario del fallecimiento de Pedroso y Cubalite contactó con Yohao Ismeli, integrante de equipos artemiseños en la Serie Nacional y gran amigo de Yadier.

“Yadier Pedroso era un gran compañero, pero, más que eso, para mí era un hermano. Siempre les daba consejos a los más jóvenes. Él no hubiese permitido que me dejaran fuera todo este tiempo de la Serie Nacional. Un hombre que nació para el béisbol, le gustaba mucho. Hubo ocasiones que no estaba lanzando y quería salir de emergente. No lo ponían porque estaba en el equipo Cuba como pitcher, pero todos conocían de su calidad como bateador”, dijo el jardinero zurdo de 29 años.




En 2018, cuando su padre José Manuel Pedroso, hoy entrenador de pitcheo de los Cazadores, se encontraba en Italia como pitching coach del club Paterno Red Sox, conversé con él sobre su hijo y luego publiqué una parte del emotivo diálogo.

Aquí les dejo un fragmento de lo expresado por José Manuel en aquel entonces: “Cuando entró a la categoría de mayores fue un atleta de rápido aprendizaje, de mucho coraje, que solo pensaba en el triunfo y, a pesar de eso, sabía recuperarse fácilmente de las derrotas (…) Son cosas que hay que vivirlas —en alusión al deceso de Yadier— y no se las deseo a nadie, me es difícil de explicar, pero es como si ya uno no existiera. Después te vas recuperando parcialmente, pero la ley de la vida nos traicionó a su mamá y a mí”.

A Yadier Pedroso, que en la gloria estés.


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

D.L.R.

× ¡¡¡Contáctanos!!!