fbpx

Konnan, el cubano que pasó de delincuente juvenil a leyenda de la lucha libre profesional

5 min


Konnan. Foto: WWE.

Cuando nos referimos a la lucha cubana, es imposible no pensar en los nombres de grandes campeones olímpicos y mundiales como Mijaín López, Filiberto Azcuy, Héctor Milián, Yandro Quintana o el mismísimo Luis Orta. Esta ancestral disciplina ha dado al archipiélago caribeño mucha gloria, y es por ello que algunos, medio en risa, medio en serio, no dudan en catalogarla como una posible sustituta del béisbol como el deporte nacional.

Aunque fuera del país también algunos gladiadores han alcanzado cierta notoriedad bajo banderas diferentes, como ha ocurrido con los casos de los italianos Frank Chamizo y Abraham Conyedo, o el de Yasmani Acosta por Chile, hay otro personaje que ha acaparado muchos titulares a pesar de no contar con medalla alguna en su palmarés.




Konnan, nacido como Carlos Santiago Espada Moisés el 6 de enero de 1964 en Santiago de Cuba, es una de las caras más conocidas dentro del mundo de la lucha libre profesional, ese espectáculo performático.

De ascendencia boricua y cubana, el chico solo tenía dos años cuando su madre, Vilma Moisés Alfonso, se mudó a Boston, Estados Unidos. Allí conoció al investigador privado Richard Ashenoff, puertorriqueño-judío, junto a quien decidió formar una familia. Luego de que este último lo adoptara oficialmente, Carlos asumió su apellido y modificó su nombre para llamarse Charles Ashenoff.




Tras vivir un tiempo en la costa este, en el ’67 todos se trasladaron hacia el sur, específicamente a la floridana urbe de Carol City. Allí, el joven no tuvo mucho tino escogiendo sus amistades y a los 17 ya se había “graduado” de delincuente juvenil. Por otro lado, había sido expulsado de más escuelas de las que podía contar, aunque es justo decir que luego demostraría que no era un mal alumno.

Su primera vez bajo arresto sucedió en 1981, justo el año en que se graduó de forma anticipada de la Southwest Miami High School. Como menor de edad, fue procesado por robo de tarjetas y de una moto, aunque no hubo grandes consecuencias. El problema “gordo” vino en 1982, cuando, a poco tiempo de cumplir los 18, lo atraparon vendiendo drogas y le dieron dos opciones: ir a la cárcel como adulto o unirse a la Marina estadounidense.




El primer destino de Carlos tras completar su entrenamiento básico como militar fue un destructor clase Tender, el “USS Cape Cod”, perteneciente a la flota del Pacífico. A bordo de ese barco se hizo boxeador y en 1983 se coronó como campeón amateur de los pesos medios en el estado de California. Más adelante, su sueño de forjarse una carrera como púgil se rompió debido a la conjunción de dos eventos: una lesión en el hombro y luego fue enviado hacia el Golfo Pérsico.

Luego de su baja honrosa en 1984, el futuro luchador pasó varios años sobreviviendo hasta que en el ’88 conoció a John Roberts, un entusiasta que lo introdujo en el mundo de los agarres, llaves y acrobacias espectaculares. Su debut tuvo lugar en enero de aquel año en Tijuana, hacia donde el joven fue a competir con el sobrenombre de “Kiss”. Si bien su mánager, el señor Roberts, no tenía currículum alguno, el promotor del evento, Manuel de los Santos, le preguntó a Charles si quería probarse. Ante la respuesta afirmativa, De los Santos lo hizo anunciar como El Centurión y, a la edad de 24, lo puso en el cuadrilátero como parte de la Universal Wrestling Association (UWA).




Durante las siguientes temporadas, participó como Konnan The Barbarian en varias peleas múltiples organizadas por compañías como Lucha Libre AAA Worldwide (AAA) y Empresa Mexicana de Lucha Libre (EMLL, conocida más adelante como Consejo Mundial de Lucha Libre, CMLL). Luego, se uniría de forma oficial a la World Championship Wrestling (WCW) y participaría en el Pat O’Connor Memorial junto a Rey Misterio Sr.

A finales del ‘90, le llegó una gran oportunidad, cuando un cazatalentos de la archiconocida World Wrestling Federation (WWF), hoy llamada World Wrestling Entertainment (WWE), lo contactó para que se uniera al catálogo de esa importante firma. Pronto se reunió con el magnate Vic McMahon, acordaron que su personaje se llamaría Max Moon y estaría inspirado en un robot de anime que Charles había visto cuando luchaba en Japón.




La WWF le compró en 13 000 dólares un traje que disparaba fuego y confeti, pero en ese entonces no le dio permiso para usarlo. Su primera intervención tuvo lugar en un tryout desarrollado en Amarillo, Texas, en el que venció a Ultraman un día después de su cumpleaños número 27. Exactamente un año más tarde, fue presentado como The Latin Fury para un cartel de WWF Supertars en donde se midió a The Heartbreaker.

Justo al día siguiente de grabar aquella pelea, volvieron a cambiarle el apodo a El Relámpago, pero en febrero de 1992 recibiría finalmente luz verde para convertirse en el cyborg futurista que había creado junto a McMahon, ahora renombrado como The Comet Kid. En septiembre de ese año apareció en WWF Superstars, pero tres rodajes después finalizó su vínculo con esta compañía para dedicarse por entero al mercado azteca, que por entonces tenía un auge enorme.

En 1991 regresó a la EMLL, y allí, Perro Aguayo, posiblemente su rival/compañero más célebre, le quitó la máscara en un combate que perdió por descalificación. A partir del gran estruendo mediático generado por aquel enfrentamiento, al año siguiente decidió volver a ese territorio y llegó a ser campeón del peso pesado del ahora conocido como CMLL.




Durante 1992 se produjo un éxodo de luchadores desde el CMLL hasta AAA y el cubano estuvo entre aquellos que cambiaron de patrocinador. Además, en ese momento tomó la decisión de quedarse como Konnan, sin ningún otro apelativo. En aquel lapso protagonizó junto a Cien Caras el Triplemanía del 30 de abril de 1993, evento que, en su tipo, tiene el récord de asistencia de todos los tiempos en México, con 48 mil espectadores.

En 1996 se fue de AAA y fundó Promo Azteca junto a Jorge Rojas. Esa aventura duró solo tres años, pues los compromisos de Konnan con la Extreme Championship Wrestling (ECW) y la WCW hicieron que no le prestara la atención necesaria y terminara por fracasar el negocio.




Durante su etapa en WCW, que duró hasta 2001, este hombre fue campeón de los superpesados, formó parte del Dungeon of Doom y encarnó a K-Dogg como parte de los stables (grupos) New World Order (nWo), nWo Wolfpac, No Limit Soldiers y Filthy Animals.

Tras la venta de la franquicia, regresó a promociones independientes como Xtreme Pro Wrestling (XPW), World Wrestling All-Stars, World Wrestling Council, y fue parte de la primera presentación en sociedad de la Total Nonstop Action Wrestling (TNA). Estuvo, además, en la National Wrestling Alliance (NWA) y Maximum Xtreme Pro Wrestling, entre otras.




Desde 2003 hasta 2007 fue contratado por TNA y formó parte de los grupos Authentic Luchadores, 3 Live Kru y Latin American Xchange. Durante esos años, regresó a AAA para el cartel Sin Límite – Guerra De Titanes de 2004 y luego se quedó de forma permanente hasta 2012, formando parte de los equipos La Legión Extranjera y La Sociedad.

Por esa época tuvo que someterse a un trasplante de riñón como consecuencia de su abuso de analgésicos, lo cual, aparejado a una cirugía de reemplazo en su cadera izquierda, hizo que tuviera que alejarse de sus actividades y dedicarse a desempeñar otros roles en promociones como Lucha Underground, Major League Wrestling, Impact Wrestling y All Elite Wrestling. Su última pelea oficial sucedió el 15 de septiembre de 2013.




En febrero de 2021 sufrió complicaciones renales y, mientras estaba hospitalizado, se contagió de COVID-19, aunque luego se recuperó y regresó a sus actividades regulares.

Ha formado parte de los videojuegos WCW Nitro, WCW/nWo Revenge, WCW/nWo Thunder, WCW Mayhem, WCW Backstage Assault, Lucha Libre AAA: Héroes del Ring y también participó como anfitrión, junto a Glenn Gilberti, del podcast Keeping it 100 with Konnan, promovido por The Jericho Network, cadena perteneciente a su colega luchador, Chris Jericho.

Actualmente reside en San Diego, California, en donde vive con su esposa, Sandra Brown, desde 2004. Antes estuvo casado con Sandra Ashenhoff (1998-2001).


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sandy Mederos

× ¡¡¡Contáctanos!!!