fbpx

La (casi desconocida) carrera del voleibolista cubano que hizo historia con España

4 min


Sergio Noda. Foto: Carlos Delgado.

Atletas cubanos por el mundo hay montones, tantos, que si intentáramos dedicarnos a hacer la lista completa de nuestros representantes más allá de las fronteras nacionales, apenas tendríamos tiempo para publicar algo más en Cubalite.

Tal vez uno de los cubanos más exitosos fuera de la mayor de las Antillas y, paradójicamente, uno de los menos conocidos, sea Sergio Noda Blanco, un voleibolista que ha hecho historia con la camiseta de la selección española de esa disciplina.




Nacido el 23 de marzo de 1987 en La Habana, este atacador-receptor de 1.97 metros de altura y 87 kilos de peso, se fue a vivir a España desde joven (no hemos encontrado referencias de su paso por el voleibol en la Isla).

Una vez establecido como profesional, Noda se fue convirtiendo poco a poco en uno de los titulares del plantel español, con el cual obtuvo el subtítulo en los Campeonatos Europeos de 2009, 2010 y 2011, además del bronce en la edición de 2012. Por si fuera poco, en el Final Four del 2011, su actuación le hizo merecedor de los premios al Mejor Atacador y Máximo Anotador.




A esas preseas sumó la plata en los Juegos Mediterráneos de 2009, celebrados en Pescara, y también una presencia en el Campeonato Mundial de Voleibol de 2010, realizado en Italia. Allí, con el elenco ibérico se midió a sus compatriotas cubanos en par de ocasiones en las que venció Cuba (3-2 y 3-1).

De aquella lid tiene muy buenos recuerdos, según reveló en una entrevista hace par de años, cuando le preguntaron por los instantes más notables de su carrera.




“Creo que el momento que más me marcó y me emocionó tanto fue el primer partido del Mundial 2010 en Verona (Italia), ante más de seis mil personas, contra Cuba, la tierra de mis orígenes y de mi familia. Fue, de verdad algo, único.”

En aquella cita del orbe, España tuvo una actuación destacada, pues avanzó tercera de su llave, la B, por detrás de Cuba y Brasil. Luego de superar esa fase, lideró su agrupación en la segunda ronda, por delante de Rusia y Egipto, aunque en la tercera vuelta no pudo superar a cubanos y búlgaros, para ubicarse finalmente en la plaza número 12 de la justa universal.




Luego de varios años siendo figura y referente en la nación ibérica, en 2017 Noda arribó a la importantísima cifra de 200 partidos con la selección, lo cual lo avala como uno de los nombres principales en la historia de ese combinado.

El recorrido deportivo de Sergio a nivel de clubes comenzó a la edad de 17, cuando en 2004 debutó con el Club Voleibol Elche. Se mantuvo en la disciplina de aquel elenco durante cinco años y allí fue dos veces subcampeón de la Copa del Rey (2004-2005 y 2005-2006).

Después de un paso estelar por la franquicia valenciana, se fue a Almería para vestir la elástica del Unicaja. Sobre dicho traspaso, declaró:

“Cuando se llevó a cabo, me puse muy contento. Cuando llegué a España tenía el sueño de jugar en el Unicaja y se ha cumplido antes de lo que esperaba. Es el club más laureado; está en boca de todos los jugadores de voleibol.




“Voy a trabajar para hacer campeón al club. Me considero un jugador de carácter. No me gusta perder ni en los juegos que hacemos en los entrenamientos y eso se nota a la hora de jugar. Este carácter parece típico de los jugadores cubanos”.

Tras coronarse en la Copa del Rey y la Supercopa de España de 2009, además de llegar a la final de la Superliga local, Sergio cambió de aires para la campaña 2009-2010 y se mudó de Almería a Italia para defender los colores del NGM Mobile Santa Croce, con quienes conquistaría la Copa de la Serie A2 y finalizaría tercero en el curso 2010-2011.




Tras finalizar su paso por el Santa Croce, se fue al Gherardi SVI Città di Castello, de esa misma división, y a continuación logró el sueño de jugar en la Serie A1, uno de los más fuertes certámenes del mundo, cuando en 2012 el Andreoli Latina lo sumó a sus filas. En esa institución logró el subcampeonato en la Copa CEV de 2013 y también en la Challenge Cup de 2014, en donde cayeron ante los turcos Halkbank Ankara y Fenerbahce, por ese orden.

De 2014 hasta 2017 estuvo un ciclo per cápita en el Exprivia Neldiritto Molfetta, de la Serie A1, el KS Espadon Szczecin, de la segunda liga polaca (con ellos obtuvo el tercer puesto) y luego regresó a la Serie A2 de Italia, con el Emma Villas Siena, con el cual volvió a ganar la copa de esa división.




Desde 2017 hasta junio de este año, según reza en su página de Facebook, estuvo al servicio del Nantes Rezé Métropole, de la Liga A francesa, y ahí fue tercero de la Copa en el curso 2017-2018. Al finalizar su contrato con ese equipo se mantuvo en territorio galo y firmó con el Stade Poitevin Poitiers, de la segunda categoría, con el cual disputará la próxima campaña.

De acuerdo al perfil de Sergio Noda que aparece en el sitio oficial de la World League 2017, su principal ídolo deportivo es el basquetbolista estadounidense Tim Duncan. Además, el cubano-español tiene como sus principales hobbies el cine y el buceo, y ha declarado que sus libros favoritos son las novelas de la saga fantástica Canción de Hielo y Fuego.

Actualmente, vive con su esposa e hijos en Francia, en donde espera seguir alargando su currículum y, quizás, hasta agrandar su ya notable palmarés en el deporte de la malla alta.


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sandy Mederos

× ¡¡¡Contáctanos!!!