fbpx

Pelotero cubano de 22 años debutó como profesional ayer en una liga que él no imaginó

2 min


Foto tomada de su perfil en Facebook.

Realmente es muy doloroso que Indios del Bóer, uno de los equipos simbólicos de Nicaragua, aparezca en el sótano de la tabla clasificatoria de la Liga de Béisbol Profesional de ese país. Con una rica historia de grandes triunfos, hoy la tribu presenta balance de cuatro victorias y 20 derrotas, después de la sufrida ayer ante los Leones de León, y cada vez son más difíciles sus posibilidades de incluirse entre los cuatro conjuntos que animarán la siguiente fase de round robin.

Tengan en cuenta que restan ocho partidos para que concluya el segmento regular y los Indios se ubican a seis encuentros de los Gigantes de Rivas, ocupantes de la cuarta plaza (10-14).




El maltrecho plantel, que dirige desde hace pocos días Omar Cisneros, realizó este lunes otro movimiento en su roster en busca de ofensiva y el pelotero afortunado que pasó a pertenecer a las filas de la tribu fue un jugador cubano poco conocido. Se trata del santiaguero Francisco José Martínez García, sustituto del nicaragüense Justo Rivas, y quien desde la noche de ayer salió al terreno con el número 13 en su camisa.

En el fracaso de su elenco 1-10 contra los Leones en el estadio Héroes y Mártires de Septiembre, el joven de 22 años defendió el jardín central y debutó conectando un imparable en cuatro veces al bate como hombre proa, además de tomarse un ponche. Por el equipo vencedor destacó su cuarto bate, el granmense Adrián Moreno, con tres indiscutibles en cinco oportunidades.



Francisco Martínez, el prospecto santiaguero que sueña con ser como Christian Yelich

Para quienes no conozcan a Martínez les digo que es un prospecto con notables resultados durante las categorías menores, pues, entre otros eventos internacionales, participó en el V Mundialito infantil 11-12 años “Criollitos de América”, celebrado en Venezuela (se colgó la medalla de oro); el certamen del orbe Sub-15 efectuado en México (fue subcampeón) y en el torneo continental Sub-15, con sede en la ciudad colombiana de Barranquilla, donde consiguió, junto a sus compañeros, la medalla de plata. En esa justa fue el cuarto madero y promedió .412.

En un Campeonato Nacional juvenil en que intervino, lideró las anotadas (38), impulsadas (34), indiscutibles (52) y average (.456), mientras que compitió en tres Nacionales Sub 23 (2017, 2018 y 2019).




Con las Avispas participó en dos ediciones del principal espectáculo deportivo de la Isla, Series 57 y 58, bateando .259, con 21 indiscutibles, 19 anotadas, tres dobles, igual cantidad de triples y nueve impulsadas. En julio de 2019 marchó de Cuba rumbo a Guyana y después se trasladó a Costa Rica, donde se ha mantenido entrenando hasta la actualidad.

Es curioso que un club del circuito profesional pinolero, donde generalmente se contratan extranjeros de experiencia, haya apostado por un joven como Francisco, quien tuvo su estreno en la pelota rentada precisamente en la liga nicaragüense.






¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

D.L.R.

× ¡¡¡Contáctanos!!!