fbpx

Promesa de la receptoría no piensa regresar a su provincia en venidera Serie Nacional

4 min


El jugador ha despuntado en esta Serie Nacional. Foto tomada del perfil en Twitter de Ibrahín Sánchez Carrillo.

Varios nombres propios va dejando esta Serie Nacional de cara al futuro. No pocos son los bisoños que han tenido un rendimiento muy superior al que han conseguido en años anteriores en los que han recibido pocas oportunidades o, por diversos motivos, no han podido demostrar todo el potencial que poseen. Hoy venimos a hablarles del caso de Iván Prieto González, catcher holguinero que se desempeña desde esta temporada con los Alazanes de Granma.

El máscara, una de las promesas de la receptoría cubana, tenía una escasa participación con el combinado de su tierra natal, puesto que detrás del home lleva años Franklin Aballe, figura de largo recorrido que se ha ganado la confianza de los cuerpos técnicos de los Sabuesos. Bajo la sombra de este hombre, antes de la Serie 60, en cinco torneos acumulaba solamente 226 turnos oficiales al bate, en los que había conectado 55 imparables (AVE de .243), con siete dobles, un triple, cinco jonrones y 27 empujadas. A la defensa, solo había cometido 9 errores en 459 lances, válidos para un buen .980; le salieron al robo en 15 ocasiones y sacó out en 5.




A esto debemos agregarle que durante sus tres primeras contiendas (2015-2016, 2016-2017 y 2017-2018) solo tuvo 54 comparecencias en el cajón de bateo, algo que provocó que detuviera la progresión con que venía luego de dos años en las filas juveniles. Mayor responsabilidad recibió en la 2018-2019, donde estuvo en 45 juegos y superó por primera vez las 100 presencias en el home plate a la ofensiva; dejó línea de .257/.336/.394, con cuatro vuelacercas, tres tubeyes y 15 remolcadas. Ese fue su mejor campeonato con los Cachorros, pues en el siguiente volvió a ocupar un segundo plano. Luego decidió cambiar de aires para evitar que su rendimiento se estancara. A inicios de 2020 se había conocido que formaba parte del grupo de talentos del béisbol cubano, que integran un centro de entrenamiento nacional durante el período 2020-2024.

Hace unos meses, en una entrevista a Swing Completo, dijo: “el principal motivo por el que dejo a Holguín es buscando oportunidades de juego, a mí me gusta la receptoría y aquí tienen un receptor con mucha experiencia, Franklin Aballe y necesito jugar, desarrollarme, probarme, sentir que puedo. La provincia de Granma me está dando la oportunidad de jugar un poco más en la posición que quiero. Aquí en Holguín pudiera quedarme, aunque me sería más difícil desempeñarme en mi posición, casi siempre lo hacía en primera base, lo que quiero es la receptoría y pienso tratar de jugar en Granma lo máximo que pueda y, cuando esté listo, regresar a Holguín”.




El conjunto de los Alazanes desde hacía varias contiendas venía presentando problemas en cuanto a los catchers. Hubert Sánchez era la principal figura en ese apartado y su nombre no se hallaba en la preselección de cara a la 60 Serie. En cambio, estaba en la de Santiago de Cuba, donde sí necesitaban de sus servicios. Por otro lado, desde la pasada edición se hallaba en el elenco granmense el villaclareño Ariel Pestano Rosado, hijo del que fuera durante largo tiempo receptor de la selección nacional. Este también había arribado a la oriental provincia buscando desarrollarse, toda vez que el titular de los Azucareros era el veterano Yulexis la Rosa.

Con la llegada de Prieto, se esperaba que ambos alternasen en la posición, algo que ha ido ocurriendo a lo largo de un calendario más extenso que lo habitual, por lo cual se hace necesario rotar para evitar cansancios y otros lastres que puedan atentar contra el rendimiento de los peloteros. Lógicamente, uno jugará más que el otro, y ese es el caso de Iván, quien, antes de los juegos de hoy, reúne 134 veces al bate en las que ha conectado 45 indiscutibles (ocho dobles y dos jonrones), lo cual lleva su average hasta .336; además de ello, posee porcentaje de embasado de .464 y 30 propulsadas y solo se ha ponchado 18 veces. Debido a su excelente forma, fue convocado para el Juego de las Estrellas, ocasión en que defendió la novena de los jóvenes y disparó un cuadrangular para nivelar el partido.




Luego de ese choque conversó con Cubahora y comentó que por el momento no piensa regresar al elenco de su tierra natal. Agregó que desea finalizar esta serie y la próxima con los dos veces campeones nacionales. “Después tomaré decisiones”, sentenció. Más adelante sí piensa volver a su provincia de origen, aclaró.

Hace poco, el periodista holguinero Nelson Rodríguez publicó en su perfil en Facebook declaraciones del máscara en las que reafirmaba lo anterior: “tengo proyectado pedirles a las autoridades holguineras del deporte un año más en Granma, pero hay que esperar a que culmine la Serie para ver qué se determina. El torneo nacional sub-23 sí quiero jugarlo el próximo año con Holguín. El permiso sería para la 61 Serie. El actual me lo dieron para la 60 solamente”.

En la tropa dirigida por Francisco Martínez, Aballe sigue siendo el elegido, y en primera base, sitio en el cual también puede desempeñarse Prieto, es regular Yeison Pacheco, envuelto quizás en la mejor campaña de su vida. Este año, y quizás también el siguiente, tendría muy difícil jugar allí.





¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¡¡¡Contáctanos!!!