fbpx

Rafael A. Fonseca: “Me fui de La Habana porque hay que estar donde te quieran”

3 min


Rafael Alejandro Fonseca. Foto tomada de su perfil en Facebook.

El 18 de agosto de 2015, el conjunto de La Habana logró la única corona que posee esa provincia en las seis ediciones de la Serie Nacional Sub 23 de béisbol. El choque decisivo concluyó con pizarra de 7-2 frente al elenco de Sancti Spíritus y ese tercer encuentro lo ganó el derecho de Marianao, Brando Delgado. En el line-up de los campeones estaba parte de una importante generación del béisbol habanero.

Algunos están fuera de Cuba persiguiendo el sueño profesional; Hasuán Viera firmó con los Rangers de Texas; Andy Pacheco falleció el año pasado en un accidente automovilístico en República Dominicana y la mayoría permanece en la Isla y ha jugado en la Serie Nacional con Industriales. Solo un atleta de aquella alineación no ha podido estrenarse con el uniforme azul y ese momento parece demorar un poco para Rafael Alejandro Fonseca Domínguez, quien impulsó par de carreras en el partido del título como quinto madero.

Natural de la barriada de La Víbora, en Diez de Octubre, Fonseca cumplirá 24 años el 24 de junio y está buscando un puesto en el conjunto de Mayabeque para debutar en la Serie Nacional, pues a pesar de estar en preselecciones de Industriales, nunca pudo conformar el plantel azul. Estuvo dos temporadas con La Habana en el campeonato nacional Sub 23 —2015 y 2019.

“Pedí la liberación para representar a Mayabeque en la Serie Nacional y la Comisión Provincial de La Habana me la concedió. El lunes 17 de febrero comenzó a entrenar la preselección y ese mismo día me incorporé en el estadio Nelson Fernández. Jugué la Serie Provincial capitalina con mi municipio Diez de Octubre, estaba en la preselección de Industriales, pero quise venir para acá porque creo que tengo más posibilidades de jugar. Al final lo que deseo es estar donde me quieran”, declaró a Cubalite.

¿Cómo llegas a la preselección que dirige Michael González?

“Decidí irme de La Habana cuando se acabó el Sub 23 del año pasado y se lo comenté a mi papá. Él habló con Rodolfo Puente y con Ricardo Eizmendiz, quien me estuvo entrenando un tiempo también, para que me ayudaran con eso. Rodolfo conversó con el Comisionado de Mayabeque y nos reunimos. Un entrenador que se llama Pipo también me ayudó y le comentó a Michael sobre mis condiciones y aquí estoy buscando un lugar en los Huracanes”.

 ¿Qué pesó para que buscaras suerte fuera de tu provincia?

“Hubiera querido representar a mi provincia con Industriales, pero por todo lo que he vivido desde chiquito en el béisbol habanero, el traslado hacia Mayabeque no me golpeó tanto. Creo que hay que estar donde te quieran, no donde uno quiera. Desde la categoría 13-14 años me han dejado fuera de los equipos capitalinos, en una ocasión porque el director quiso y en otra porque no estaba en la EIDE”.

“En los juveniles hice equipo los dos años, pero tuve que entrar a la EIDE, y en la última ocasión quedamos campeones en Santiago de Cuba, en una final que se transmitió por televisión. Yo fui el quinto bate y designado en ese juego”.

“Aunque solo tengo permiso por dos años para jugar aquí, me gustaría representar a Mayabeque por un buen tiempo, porque me han acogido muy bien y estoy muy agradecido con esta provincia y, sobre todo, con Michael, que hasta ahora ha hablado mucho conmigo y me ha dado bastante confianza para que no me preocupe tanto en la preselección”.

Te desempeñas fundamentalmente en primera y tercera base, ¿qué posición jugarías con los Huracanes?

“Desde niño casi siempre he jugado más primera base que tercera, pero hace algunos años he trabajado mucho para jugar en la antesala, al existir más necesidad en esa posición en los equipos que he estado. Con Mayabeque defendería la tercera porque es lo que necesitan el director y el conjunto”.

¿Qué ocurrió que debutaste en el Nacional Sub 23 de 2015 y reapareces cuatro años después?

 “Tras quedar campeón en el Sub 23, me fui a jugar a México hasta el 2018, cuando regreso a Cuba y me incluyen en la preselección de Industriales sin disputar el Sub 23, porque había acabado de llegar y estuve bien en los entrenamientos. Sin embargo, al final me quedé en la reserva, entrenando el año entero con Rolando Verde en la Ciudad Deportiva y nunca me subieron”.

“En México estuve preparándome con varios entrenadores, junto a algunos peloteros cubanos para ver si podíamos firmar. Los Dodgers se interesaron por mí, pero no tenía la agencia libre, y en la espera de ese papel, mi mamá, que estaba allá conmigo, presentó problemas de salud y tuve que regresar a Cuba, porque no podía dejarla sola en el proceso. Gracias a Dios todo salió bien”.

“Jugué una liga en México, pero no es oficial, pues, como el objetivo era poder firmar con alguna organización de Grandes Ligas, no podíamos acordar con equipos de la Liga Mexicana, porque entonces perteneceríamos a esos conjuntos y el sueño de llegar a la MLB se complicaría bastante”, declaró el habanero que conectó 27 imparables, con par de tubeyes y un jonrón en el Sub 23 de 2015 y, cuatro años más tarde, bateó .265, con cinco dobles, un cuadrangular y 12 impulsadas en 26 partidos.


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

1.4k compartidas

¿Cuál es Tu Reacción?

Me divierte Me divierte
1
Me divierte
Me entristece Me entristece
0
Me entristece
Me encanta Me encanta
1
Me encanta
Me asombra Me asombra
0
Me asombra
Ñoo Ñoo
4
Ñoo

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *