fbpx

Raudel Raúl, actor y bailarín cubano: de Tropicana a Netflix

4 min


Raudel Raúl Martiato. Foto tomada de su perfil en Instagram (@raudelraul).

“Mamá, yo sigo siendo el mismo negrito que se crió en Marianao, sin zapatos, en la calle, tirando piedras”, dice Raudel, durante una entrevista con la actriz Carolina Cué, en clara alusión a que el éxito no lo ha cambiado, .

Raudel Raúl Martiato nació en Cuba.  “Yo me crié con mi abuela y vivía muy cerca de Tropicana. Mi madre es de El Palmar”, rememora en dicha entrevista. De su infancia recuerda que le gustaba jugar pelota, aunque no era bueno en eso.

Según la información de su perfil en LinkedIn, en su país natal estudió tecnología de los alimentos, entre los años 2000 y 2004. Lo que viene a continuación es una serie de sucesos que algunos asociarán a la suerte, “chiripazo”, o, los más supersticiosos, a su fecha de nacimiento: 29 de febrero, día que solo existe en los años bisiestos.




En cierta ocasión, andaba con un amigo cerca de su zona de residencia en La Habana, y se percataron de que estaban desarrollando los castings para formar parte del elenco de los shows del cabaret Tropicana. Su compañero insistió en apuntarse, pues sería una oportunidad para ver a muchachas bonitas. Raudel Raúl no sabía bailar ni tenía intenciones de pasar las pruebas, pero las hizo y resultó seleccionado. Su amigo no. Del 2005 al 2010 perteneció a esta prestigiosa institución.

“Entré en Tropicana por embullo, pero me empezó a gustar y hasta me gradué en su escuelita. Luego empezaron los viajes. Fui privilegiado, cogí todos los viajes”, recuerda en intercambio con Carolina Cué. En una de esas giras llegó a Madrid… para quedarse.

De acuerdo con varias publicaciones, en España ha ejercido como entrenador personal en gimnasios, instructor de salsa y otros bailes latinos, e incluso hay constancia de trabajos como cajero en comercios.




El baile le abrió las puertas nuevamente. En Madrid participó, como bailarín, en obras de teatro y musicales como Habana Pasión y Oh! Cuba.

Para televisión había hecho un comercial, pero… luego su vida cambiaría para siempre. El cubano Raudel Raúl se convirtió en uno de los pocos actores cubanos que han participado en audiovisuales luego distribuidos por Netflix.

Raudel Raúl en una de las escenas de Toy Boy. Foto: Netflix.

Martiato dio vida a Germán, un musculoso bailarín nacido en Cuba, -pareciera que se estaba interpretando a él mismo- en la serie Toy Boy, producida por Atresmedia y estrenada en Antena 3 en septiembre de 2019 . Llegaría a Netflix en febrero de 2020.

Sobre esta serie, el cubano dijo a Fórmula TV: “es un thriller, hay asesinato, baile, sexo, fiesta. Estaban buscando el personaje de Germán hacía tiempo, hasta que, gracias a una amiga, me llamaron para el casting. No tengo experiencia en la tele. Pasé las pruebas de baile y striptease sin saber para qué eran”.




En Toy Boy protagonizó escenas de desnudo que le dieron mucha vergüenza, pero dice que con el tiempo eso se pierde. Si no has visto la serie, aquí te describimos brevemente al personaje:

Germán es cubano, un luchador nato. Su objetivo es mantener a su familia, haciendo cualquier cosa que dé dinero. Además de ello, es amigo de sus amigos para todo y ante cualquier circunstancia.

En esta producción, rodada en locaciones como Málaga, Marbella o Torremolinos, el cubano compartió escenas con Cristina Castaño, María Pedraja y Pedro Casablanc, entre otros.

Cuando le dieron su primer guion no tenía ni idea de qué hacer. Trabajó con una coach para el manejo interpretativo, pues estaba en cero. “La serie me aportó mucho, se aprende muchísimo. Soy una esponja. Los grandes actores me dieron muchos consejos. Yo no sabía lo que era ir a primera, pensé que era hacer una postura de ballet y ellos me explicaban”, detalló en la entrevista antes mencionada.




“Me ha cambiado la vida: pasas de ser anónimo a personaje público; ahora sales a la calle y la gente te pide fotos, pero al final sigues siendo el mismo. Mi madre es más famosa que yo en el barrio, todo el mundo la reconoce y la saluda”, añadió.

Cuando la serie se emitió en España no tuvo mucho éxito, pero luego de estar en Netflix se convirtió en un fenómeno. Raudel Raúl acostumbra a celebrar su aniversario los días 28 de febrero o 1 de marzo. Toy Boy se estrenó en la plataforma de streaming por esas fechas, quizás como regalo de cumpleaños.

Para no haber sentido nunca el bichito de la actuación, se ha estrenado por la puerta grande. Durante el rodaje de la serie, también lo llamaron para formar parte de un corto –Aliento– sobre la emigración a España. Ahí tuvo acento africano.

Ahora pretende desarrollar y consolidar su carrera. “Crecer como actor y triunfar a lo grande”, comentó a la actriz Carolina Cue, con quien compartió detalles de su etapa de confinamiento a causa de la pandemia del coronavirus. “Durante la cuarentena estaba encerrado y cociné, hice postres, además de la rutina de estudio de interpretación, dicción, para lograr un acento neutro y que no me enfoquen siempre en un personaje cubano”.

De Cuba extraña el calor de la gente, el cariño incondicional; de su paso por Tropicana recuerda una presentación en Canadá donde el público le aplaudió por más de diez minutos. De su nueva vida tras Toy Boy hay mucho que resaltar, pero el hecho de pasar de cinco mil seguidores en redes sociales a más de cien mil, y recibir al día centenares de mensajes, lo ha marcado. Le escriben personas de todas partes felicitándolo por su actuación, lo elogian muchos cubanos orgullosos de ser de su misma tierra.





¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¡¡¡Contáctanos!!!