fbpx

Reaparece en “Promesas” actriz que no veíamos desde la telenovela “Latidos compartidos”

2 min


Raiza D’ Beche. Foto tomada de su perfil en Facebook.

En 2011, el periódico Juventud Rebelde reseñaba sobre una pieza a dos voces. Un dúo de jóvenes actrices representaba La pasión de Juana de Arco, obra de Teatro del Silencio, del director Rubén Sicilia.

Además de la variedad de caracteres, (Juana de Arco, Dios, El Diablo, una anciana, un soldado), la puesta fue calificada como “enorme desafío”, pues era el primer trabajo de ambas como profesionales, luego de graduarse de la Escuela Nacional de Arte. Una era Aliuska López; la otra, Raiza de la Caridad D’ Beche, cuyo rostro luego se haría de un sitio en nuestras pantallas.

Con escasos 20 años, esta última dio vida a un personaje que le llevó nueve meses de estudio y preparación, pero que fue construido con el objetivo de humanizar a una de las figuras históricas más conocidas de Francia.

En lo adelante, las tablas de Teatro Pálpito, Vivarta Teatro, Los 139 escalones y Teatro Espacios, la acogieron. Más tarde se graduaría también, para completar su formación, en el Instituto Superior de Arte.

***

En 2015 llegó a la televisión. Su presencia sorprendió en la telenovela Latidos compartidos, dirigida por Consuelo Ramírez y Felo Ruiz. En esta, participaba en una subtrama dentro del argumento central, que era, como en casi todas las telenovelas, la búsqueda de la felicidad en medio de determinados conflictos. Su historia, sin ser la de los triángulos amorosos principales, despertó el interés de muchos.

En aquella ocasión era Sara, una joven a la que consideraban “marimacho” por su forma de ser, su estilo de vida. Trabajaba en un agro y no se arreglaba demasiado, tenía un carácter fuerte, detrás del cual se escudaba una persona dulce.

En una de sus primeras escenas, tuvo un altercado con un hombre que la ofendió; ella se defendió con golpes. Luego acudió a Maykel Yunior (Leonardo Benítez) buscando ayuda legal por su pelea con Mauricio, quien resultó ser hijo de Omaida, la mujer del abogado.

Otros actores del elenco ligados a Raiza y su rol eran Alejandro Cuervo, quien daba vida a su hermano, Darío; Martha (Eslinda Núñez) y Germán (Pancho García) eran sus padres. Estos la apoyaban aunque no comprendían del todo sus decisiones. Sara tenía un enamorado, el jardinero Felipe (Carlos Sánchez), el único que lograba hacerla cambiar de parecer y ceder ante el amor.

***

Más adelante pudo hacer cine: Club de Jazz, largometraje de ficción del director Esteban Insausti, y Antes que llegue el ferry, filme sobre la Habana posterior al restablecimiento de relaciones entre Cuba y EE.UU.

Febrero de 2020 la volvió a poner sobre las tablas, esta vez con la compañía Ludi Teatro. Ubú sin cuernos fue su estreno en la sede de la agrupación en el Vedado habanero. Esta puesta, bajo la dirección de Miguel Abreu, y con texto multipremiado de Abel González Melo, trajo al personaje Ubú, creado por el francés Alfred Jarry, a una isla que nombra UBA.

“Ludi Teatro es el lugar donde uno llega y siente que pertence, donde la creación es un placer y un juego constante, donde uno tiene amigos y crea familia”, dijo la propia Raiza con motivo del sexto aniversario de la fundación del grupo. Actualmente, se encuentra trabajando con ellos en El diario de Ana Frank, apnea del tiempo.

Hace poco, la serie Promesas, de la directora Mirtha González, la devolvió a nuestras pantallas en la primera de las 12 historias del audiovisual. Dio vida a la doctora que cuidó a Danay y la ayudó a afrontar la pérdida de su esposo.


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¡¡¡Contáctanos!!!