fbpx

Reinaldo Acosta, el maestro que ayudó a Polo Montañez a homenajear a Martí

4 min


Print Friendly, PDF & Email
Polo Montañez. Foto tomada de Caracol TV.

El 28 de enero es una de las fechas más relevantes del calendario para muchos cubanos. Al fin y al cabo, no todos los días se conmemora el nacimiento de José Julián Martí Pérez, a quien podríamos calificar, inobjetablemente, como la figura más relevante en la historia de este archipiélago caribeño.

Desde su muerte en combate, a los 42 años, el hombre de la Edad de Oro se convirtió en ejemplo a seguir para la gran mayoría de nacidos en Cuba, quienes, hasta la fecha, no han dejado de homenajearle en todos los frentes posibles.

Uno de los ejemplos de ello es la pieza del cantautor Fernando Borrego Linares, inmortalizado con el nombre de Polo Montañez. Este humilde artista, pinareño de nacimiento, alcanzó la fama a inicios de siglo, gracias a temas entrañables como Un montón de estrellas, Flor pálida y Guitarra mía, pero también dedicó su talento al Apóstol.

La historia de su canción martiana comienza en Las Terrazas, localidad en la que Polo, fallecido en 2002, pasó los últimos años de su vida. Un día, los niños de la escuela primaria “República Oriental de Uruguay” acudieron a él para pedirle que les escribiera un tema para cantarle a Martí, según contó en una entrevista su viuda, Adys García.

Aunque el trovador estuvo de acuerdo en cumplir el deseo de los pioneros, pronto se dio cuenta de que, debido a su bajo nivel escolar, no contaba con los conocimientos suficientes para darle forma a un texto que estuviera a la altura del más universal de los cubanos. Fue, entonces, cuando decidió acudir a una persona que sería capaz de ayudarle.

Para darle solución al asunto, el “guajiro natural” se dirigió al municipio de San Cristóbal, hogar de un profesor que dedicó buena parte de su vida al estudio de la obra martiana. Después de una clase magistral, Polo salió de allá con la cabeza llena de ideas que le permitieron escribir así:

Hace algún tiempo debía escribirle una canción

A ese maestro, al intelecto, al gran pensador

La calle Paula lo vio nacer,

El que en Dos Ríos cayó después

El que cultiva la rosa blanca en el corazón.

 

Nene traviesa entre tantas cosas hechas por él

Como la bailarina española baila, muy bien,

Príncipe enano, el camarón, camaroncito que se encantó,

Los zapaticos de rosas que Pilar a la niña enferma le dio.

 

Martí coraje, Martí valor

A ti maestro, gran pensador

Va mi canción

Martí del monte, Martí del Sol

Hecho de fuego, sangre y sudor

Revolución

Para su amigo Manuel Mercado escribía él

Y muchas cartas para Rosario hizo también

A Rafael Mendive escribió

A ese maestro que le enseñó

Que las entrañas del monstruo un día también vivió.

 

Martí de carne, Martí de bala sobre un corcel

Habla de Homero y de su Ilíada habló también

De Guatemala también habló

De aquella niña que se murió

La historia dice que fue de frío y el asegura que fue de amor (se repite).

 

Martí coraje, Martí valor

A ti maestro, gran pensador

Va mi canción

Martí del monte, Martí del Sol

Hecho de fuego, sangre y sudor

Revolución

Los niños guardan La Edad de Oro en el corazón (se repite)

Pero ¿quién fue aquel maestro que, en solo un rato junto a Polo, fue capaz de aportar tanto a la única composición por encargo que realizó el sensible artista durante toda su carrera?

Reinaldo Acosta. Foto tomada de Ecured.

Hablo del “profe” Reinaldo Zacarías Acosta Medina, nacido el 6 de septiembre de 1922 en la calle Manuel Landa del pueblo de Pinar del Río. Hijo de Luciano Acosta Hernández y Sara Medina Famada, le tocó vivir una infancia extremadamente dura junto a sus seis hermanos: Ciria (o Siria), Nenito, Elisa (Coca), Eloína, Luciano (Nene) y José (Pepe).

Junto a su numerosa familia, se mudó a una finca que por aquellos años era propiedad del alcaide de la prisión provincial. Allí, trabajaron en la siembra y recogida de varios cultivos, incluido el proceso de despalillar el característico tabaco.

Pese a que en esa época estudiar era muy difícil, sobre todo por la estrechez económica que existía en su casa, los padres de Reinaldo hicieron un enorme esfuerzo para que el muchacho pudiera graduarse de la Escuela Normal. Después de conseguir su diploma, se fue a trabajar a San Cristóbal, donde usaba un caballo para moverse hasta el aula, sita en el Barrio Mayarí, dentro de la finca Santa Isabel.

A la altura del ’45, comenzó a experimentar con métodos revolucionarios para la enseñanza de las reglas ortográficas y el vocabulario, para lo cual incluyó en sus clases temas como el de las palabras homófonas y los parónimas, así como el uso de ficheros ortográficos, prontuarios y perfiles individuales para cada alumno.

En lo adelante, se vincularía también a la política. Estuvo en los primeros tiempos del Partido Ortodoxo, organización en donde tuvo la responsabilidad de representar a los profesionales universitarios. Fundó, además, en el ’48, la primera Cátedra Martiana de su pueblo, y en la década del 50 se vinculó al Movimiento 26 de Julio.

Paralelamente a las clases, complementó su labor pedagógica con la escritura de varios textos, entre los que destacan La enseñanza de la ortografía (1960), Proyecciones del ideario martiano (1984) y Ortografía Remediar. Acentuación (1996). Igualmente, fundó la Liga Martiana de Estudios Sociales (LIMES) y fue reconocido como unos de los fundadores, a nivel nacional, de la Comisión Permanente de Estudios Martianos.

Murió el 8 de diciembre de 2000 en su querido San Cristóbal, tierra que le vio florecer como hombre y maestro. En varias ocasiones se negó a abandonar ese territorio, pese a las repetidas ocasiones en que le ofrecieron la posibilidad de mudarse a la capital del país.


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

83 compartidas

¿Cuál es Tu Reacción?

Me divierte Me divierte
0
Me divierte
Me entristece Me entristece
0
Me entristece
Me encanta Me encanta
3
Me encanta
Me asombra Me asombra
0
Me asombra
Ñoo Ñoo
0
Ñoo

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sandy Mederos

× ¡¡¡Contáctanos!!!
Choose A Format
Personality quiz
Series of questions that intends to reveal something about the personality
Trivia quiz
Series of questions with right and wrong answers that intends to check knowledge
Poll
Voting to make decisions or determine opinions
Story
Formatted Text with Embeds and Visuals
List
The Classic Internet Listicles
Countdown
The Classic Internet Countdowns
Open List
Submit your own item and vote up for the best submission
Ranked List
Upvote or downvote to decide the best list item
Meme
Upload your own images to make custom memes
Video
Youtube, Vimeo or Vine Embeds
Audio
Soundcloud or Mixcloud Embeds
Image
Photo or GIF
Gif
GIF format

Send this to a friend