fbpx

Rodríguez & Rodríguez y su 1472: “La necesidad nos hizo dar oportunidad a productos que antes no contemplábamos”

3 min


Foto tomada del perfil en Instagram de Vinos Rodríguez & Rodríguez (@rodriguez_rodriguez_vinos).

Entre las iniciativas que pueden desarrollar los trabajadores por cuenta propia en Cuba, existe una, recogida en el Clasificador Nacional de Actividades Económicas (CNAE), que bien se ajusta a la esencia de Rodríguez & Rodríguez.

Desde Cubalite nos generaban curiosidad varias publicaciones en las redes sociales con el número 1472 y fuimos detrás de su historia. Conversamos con África Amada Rodríguez:




“Es un emprendimiento pequeño. Empezamos hace siete meses. Solo estamos mi esposo (Michel Rodríguez) y yo. A él siempre le gustó este mundo, pero cuando se nos dio la oportunidad de aprender, comenzamos, y ha tenido muy buena aceptación hasta el momento”.

Ante la inevitable pregunta sobre el significado del nombre, la respuesta: “los bisabuelos de mi esposo emigraron de España hacia Cuba y cuando llegaron construyeron su casa en el barrio habanero El Fanguito. Desde aquel entonces, la casa siempre llevó el número 1472 y hasta la actualidad tiene el mismo. Parte de la familia todavía vive ahí y le quisimos hacer este homenaje. Es bien llamativo a la vista y provoca mucha curiosidad”. Al parecer, no éramos los únicos interesados en conocer ese dato.

Entonces, 1472 y toda su historia etiquetan un producto que “ha tenido una aceptación que no imaginábamos, solo trabajamos y tratamos de hacerlo lo mejor posible. Es un proceso bastante duro: todo lo hacemos de manera artesanal: buscamos la fruta, hacemos la fermentación, diseñamos las etiquetas, identificamos las botellas, recibimos y entregamos pedidos. Por el momento solo trabajamos nosotros dos, debido a la pandemia, pero la demanda es grande”.




“El primer paso se basa en un proceso de fermentación, que tiene sus tiempos, y luego vendría la clarificación y otras cuestiones que no te puedo contar”, no revela nada más. Al producto final lo definen como vino de frutas tropicales y ponen a tu disposición sabores como jengibre, moscatel, manzana, ciruela, piña, maracuyá… también han hecho algunos con uva.




Foto tomada del perfil en Instagram de Vinos Rodríguez & Rodríguez (@rodriguez_rodriguez_vinos).

“Trabajamos con la fruta de temporada, pues no siempre tenemos todos los sabores juntos y a veces se dificulta conseguir la materia prima. Vamos informando a nuestros clientes de la disponibilidad de sabores a través de un grupo de WhatsApp.” (Aquí está el enlace, por si quieres unirte).

Todo está hecho a base de frutas, con materiales reciclados (botellas y tapas), y sin productos químicos: el respeto al medio ambiente está garantizado.

Sobre la acogida del público, nos dice: “las personas se asombran del resultado que tiene”, y esto se debe, en gran medida, a que “somos personas con una perspectiva diferente del proceso de elaboración, distinta a la manera tradicional. Estamos acostumbrados a vinos artesanales un poco turbios, poco clarificados o demasiado dulces. Nosotros tratamos de que la clarificación quede perfecta y los hacemos semisecos o semidulces: nunca va a ser como un Fortín, que es mucho más dulce y no a todos le gusta”.




Como otro de los motivos de la buena pegada, África señala: “muchas veces la necesidad nos hizo darle oportunidad a nuevos productos que antes, cuando teníamos más variedad, no les dábamos. Se cree que lo que está hecho en fábrica es mucho mejor, pero no siempre es así. Hay productos artesanales que no contienen conservantes, ni químicos, y eso es muy bueno para la salud”.

Si tratas de dar una oportunidad a este tipo de bebida, “cuando la pruebas te das cuenta de que no es mala. Advertencia: no vengas a buscar en uno de jengibre el sabor de un vino tinto. Cada ingrediente tiene su fermentación y de ahí se deriva el sabor que le da ese proceso. Siempre digo que no lo comparen o busquen sabores como los que tienen los hechos con uvas exquisitas, porque no es así”.




Hasta el momento veníamos presentando a Rodríguez & Rodríguez y su 1472, pero lo que sigue es personal: es África Amada hablando de lo que ha sido su mundo desde hace siete meses: “el vino es muy bonito cuando lo descubres; al entrar, te enamoras de lo que desde fuera no ves. La elaboración, la fermentación y ver cómo se convierte en alcohol… me apasiona. Me considero amante del vino, pero más de su proceso de elaboración y del resultado final”.

PD: Si quieres mantenerte al tanto de todo lo relacionado con Rodríguez & Rodríguez, acá te dejamos sus redes sociales:

Rodríguez & Rodríguez en Facebook
Rodríguez & Rodríguez en Instagram


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¡¡¡Contáctanos!!!