fbpx

Slugger cubano logra su primer contrato profesional a los 28 años

2 min


Luego de años de trabajo, finalmente pudo concretar un vínculo que le permitirá jugar en un circuito rentado. Foto: Artemisa Diario.

Había previsto publicar, en unos días, un artículo sobre el pelotero cubano Lázaro Hernández Sierra y el rosario de escollos que le habían impedido lograr un contrato profesional, a pesar de su gran poder como principal virtud. El material ya estaba elaborado, pero ayer recibí una información que, si bien me echó por tierra lo escrito, me alegró muchísimo. El artemiseño, al fin, consiguió su primer contrato en una liga reconocida.

Cuando paciencia y perseverancia van de la mano, muchas veces suceden cosas maravillosas, y Lázaro lo supo este jueves, cuando los Indios del Bóer, de la Liga de Béisbol Profesional de Nicaragua, anunciaron que él era el octavo jugador extranjero del club para la presente temporada.




A su llegada al aeropuerto de Managua, Hernández le agradeció a Nicaragua por ofrecerle la oportunidad de poder demostrar su calidad en los terrenos. También dijo que se esforzará en cada partido por ganar el campeonato con la tribu y repasó su desempeño en República Dominicana y en Cuba.

Su debut debe ocurrir hoy en la noche, ante los Leones de León del granmense Adrián Moreno. El antesalista es compañero en los Indios del jardinero habanero Víctor Muñoz.




Natural de Candelaria, su talento destacó bastante en las categorías menores y muestra de ello fueron sus participaciones en campeonatos mundiales de cadetes y juveniles. En el certamen 15-16, efectuado en Taipéi de China (2009), coincidió, entre otros, con Darién Núñez, Rogelio Armenteros, Andy Ibáñez, Lourdes Gurriel Jr. y Roberto Baldoquín.

En 2010, bajo las órdenes del pinero Armando Jhonson, intervino en la lid juvenil desarrollada en Canadá, donde figuras como Jorge Soler, Ibáñez, Gurriel Jr. y Yasiel Balaguert fueron sus compañeros.




Siempre con elencos artemiseños, Lázaro jugó en seis Series Nacionales (51, 52, 53, 54, 57 y 58). Sus números históricos lo ubican con average de .262, además de 249 imparables, 45 tubeyes, 40 bambinazos, 146 empujadas, 14 bases robadas en 25 intentos, 85 bases por bolas y 262 ponches, apartado este que constituyó, mientras estuvo en la Isla, su debilidad fundamental a la ofensiva.

En la contienda 57 obtuvo sus topes en anotadas (48), hits (76), dobles (16), triples (seis), cuadrangulares (12) e impulsadas (42). Su promedio ofensivo descansó en .313.




Hernández primero marchó de Cuba en 2015 rumbo a República Dominicana y retornó en 2017, para reincorporarse al campeonato nacional. Luego, a finales de 2018, volvió a salir hacia Quisqueya, donde reside una parte de su familia.

En marzo de 2019 realizó un showcase en Miami, junto al lanzador derecho avileño Yennier Cano. Después volvió a Dominicana, donde se ha mantenido jugando en la Liga de Verano del Cibao, campañas de 2019 y 2021.




Hace dos años, en ese torneo, concluyó líder en jonrones (tres) y remolcadas (13), con los Granjeros de Moca, campeones a la postre. Gracias a ese rendimiento, las Águilas Cibaeñas, de la LIDOM, lo invitaron a sus entrenamientos de pretemporada, pero no pudo incluirse en el roster.

En 2021 volvió a demostrar su bateo de largo metraje y repitió el título con los Granjeros. Se desempeñó en la tercera almohadilla.


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

D.L.R.

× ¡¡¡Contáctanos!!!