fbpx

“Sweet Tooth”, un éxito rotundo del cómic a la pantalla

3 min


Si hiciéramos la historia de las adaptaciones que han salido mal, tendríamos para escribir, al menos, una docena de gruesos volúmenes. No obstante, de vez en cuando los astros se alinean, los guionistas tienen una racha ganadora y salen producciones que lo dejan a uno satisfecho, no solo porque captan muy bien la esencia del material de origen, sino porque realmente logran crear un audiovisual destacado en casi todos los apartados.

Lo de antes ha pasado con Sweet Tooth, reciente estreno de Netflix que se inspiró en la historieta homónima de Jeff Lemire. El relato nos sitúa en un mundo sacudido hasta la médula por la influencia de la mortal pandemia que comenzó hace una década, y en donde, además, comenzaron a nacer bebés híbridos entre humano y animal.




El protagonista del relato, producido por Robert Downey Jr., es un niño-ciervo llamado Gus (Christian Convery), quien ha sido criado y educado por su padre (Willl Forte) en la tranquilidad natural de Yellowstone. Todo va bien hasta que una serie de eventos desafortunados fuerzan al niño a salir de la reserva en busca de alguien que le ayude a encontrar a su desaparecida madre.

Por el camino, Gus se juntará con Tommy Jepperd (Nonzo Anonzie), ex jugador de fútbol americano y ahora cazador en busca de redención, quien, en principio, se niega a ayudar a este inquieto y curioso híbrido, pero termina atado a él en un viaje que terminará cambiándolos a ambos y a varios más por el camino.




En primer lugar, es justo mencionar que la versión televisiva de Sweet Tooth  se encarga de suavizar y cambiar varios elementos del cómic, fundamentalmente para hacer que el lanzamiento de la plataforma de streaming más popular del planeta sea menos sórdido y, de paso, encaje con un público más general. Pese a ello, los ajustes son algo que, en vez de dejar en ridículo la obra de Lemire, dan forma a una ligeramente diferente pero igual de buena.

Dicho esto, toca destacar el trabajo que hicieron Jim Mickle y Beth Schwartz, pareja de escritores que se las arregló para construir una trama en la que convergen diferentes espacios y líneas temporales, todo alrededor de un grupo de personajes, cuyas aventuras personales van desarrollándose a un ritmo fabuloso durante ocho episodios. Será difícil aburrirse en las aproximadamente seis horas de duración que ofrece la temporada.




Luego, resulta que, a pesar de los notables clichés que se perciben desde el primer momento, hay muchísimo más detrás de ellos. Al fin y al cabo, construir cualquier historia sin usar tópicos, da igual el formato y el medio, es algo imposible a estas alturas. Sin embargo, lo que sí logran Mickle y Schwartz es conformar este cuento con ingredientes que logran complacer a toda la familia y darles un mensaje positivo a pesar de las asperezas del mundo que se nos presenta del otro lado de la pantalla.

A nivel actoral, desde el mismo chico que hace de Gus, hay que quitarse el sombrero. A partir de su inocente y graciosa visión del mundo, los demás compañeros del elenco, entre ellos Anonzie, Stefania LaVie Owen (Bear), Adeel Akhtar (Doctor Singh), Dania Ramírez (Aimee) y Neil Sandilands en el rol del sádico General Abbot, sostienen un nivel fabuloso que, combinado con el libreto, hacen de Sweet Tooth un show memorable.




Posiblemente sea el apartado de los efectos especiales y visuales el que lastra más la calidad del programa. Se nota bastante cómo los actores son “recortados” y colocados en locaciones no del todo bien orquestadas, a la vez que la animación de los personajes “fantásticos” no siempre es tan creíble como debería. En general, no es un factor que moleste en demasía, pero sí podrían haber trabajado mejor en ese sentido.

En términos de complejidad, es cierto que la serie no “vuela” demasiado alto, ni es rebuscada en sus postulados, pero no por ello carece de la profundidad o la solidez argumental que le permiten llegar a ser catalogada como una adaptación con pocas fisuras y como una de las apuestas más prometedoras de cara al futuro de Netflix.


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sandy Mederos

× ¡¡¡Contáctanos!!!