fbpx

Triunfalismo a toda costa en la Serie Nacional: cinco cabezas en la guillotina y podrían ser más

3 min


Eduardo Pavó no seguirá al frente de los Indios del Guaso. Foto tomada del periódico Venceremos.

Sin contar los partidos pendientes, a partir de hoy, a cada elenco envuelto en la segunda fase de la Serie Nacional le restan pocos choques para concluir la actual etapa. Todavía, a estas alturas, ningún equipo tiene nada garantizado en la postemporada. Desde ahora, muchos seguidores de cada conjunto comienzan a sacar cálculos para augurar si seguirán con vida en la fase siguiente, mientras que los parciales de Industriales son los más desesperados en ese sentido, al caminar en lo último de la tabla.

En medio de tanto suspenso, no son pocos los que apuntan su mirada para la venidera Serie. De la edición 60 no han trascendido muchas confirmaciones, pero si algo es seguro es que varios directores ya no estarán con sus equipos. Como se lee, a falta de poco menos de un tercio del presente segmento, las certezas, en lugar de ir encaminadas a cuestiones de estructura y fecha de inicio del venidero torneo —como sucede en numerosas ligas—, lo están sobre una arista nada sorprendente, que confirma por enésima vez que nuestro campeonato sigue siendo inestable en cuanto a la durabilidad de los mentores.

De momento, cinco cabezas han rodado, la mayoría acompañadas por el eufemismo “liberado” que, lejos de informar, lo que hace es provocar conjeturas que pueden conducir al motivo equivocado de la sustitución. Siempre he insistido en la necesidad de hablar con transparencia y argumentos y no andar con paños tibios, síntoma que al parecer no quieren soltar los directivos de nuestro deporte cuando emiten algún comunicado.

Roger Machado concluye larga era como DT de Ciego; su sustituto podría ser un gran conocido

Así las cosas. Hasta este minuto, podemos decir que no repetirán seis timoneles en la próxima campaña, pues recuerden que Rey Vicente Anglada ha declarado insistentemente y en cualquier plaza que no seguirá al frente de Industriales. Detrás de la mayoría de estas sustituciones, sin ir muy lejos, existe un denominador común y es el espíritu triunfalista que sigue contaminando a algunas provincias.

Entre los cinco managers oficialmente “liberados” tomaré como referente a Eduardo Paret, porque es, creo, el caso más llamativo. El otrora torpedero de la selección nacional sustituyó a Vladimir Hernández y Villa Clara mejoró con creces, obteniendo el subtítulo tras cinco campañas sin incluirse en la final.

El estreno de Paret fue por todo lo alto y la única forma de superar esa actuación, obviamente, era consiguiendo una corona que en la historia del béisbol es un hecho que escasea para los estrategas debutantes. Sin embargo, después de esa encomiable demostración, Eduardo no pudo repetir el subcampeonato en la presente contienda ni clasificar a la segunda fase. Balance de 17-27 les aseguró a sus pupilos el escaño 13 en la tabla.

Solamente dos ediciones bastaron para que la Dirección de Deportes de Villa Clara le pusiera los bártulos a Paret fuera del banquillo, olvidando, parece, que fue él quien contribuyó al podio más reciente de la provincia. Olvidando, parece, que Villa Clara en esta temporada sufrió una de las heridas viscerales del béisbol cubano, con al menos seis bajas de peso, mayormente por salidas del país. Ante ese panorama sombrío, grandes pretensiones no se podían tener y eso las autoridades deportivas villaclareñas parecen no haberlo tenido en cuenta.

Injusticia: pido la palabra por Noelvis González

Lo sucedido con Paret, que puede ser extensivo para otras provincias perfectamente, demuestra el triunfalismo existente en nuestro béisbol. El afán de victoria y grandes resultados conduce a cortarles las alas a los directores, frustrándolos de continuar con proyectos de desarrollo que en numerosos casos requieren tiempo y paciencia para percibir los frutos.

No obstante, lo contrario piensan algunas mentes y exigen que de la noche a la mañana salgan objetivos ambiciosos. Descuidan que hay equipos carentes de figuras importantes y que necesitan el lógico proceso de consolidación —tan complejo en Cuba por el fenómeno del éxodo de jugadores—, por lo que cuando se pide más de lo que realmente se puede y la pretensión no resulta, son los directores algunas veces los que ven rodar su cabeza.

La Serie Nacional es un espectáculo de pueblo, pero el espectáculo comienza a tambalear desde el mismo momento en que se convierte el campeonato en una auténtica pasarela de managers, colocados en sus provincias, en unos casos para dar el esperado salto al centro del podio y, en otros, para irrumpir en la segunda vuelta e incluso hasta para dejar baldío el puesto postrero.

Mentores que no estarán en la Serie Nacional 60, anunciados de manera oficial:

Roger Machado: Ciego de Ávila, 13 Series Nacionales.

José Raúl Delgado: Sancti Spíritus, tres Series Nacionales.

Eduardo Pavó: Guantánamo, dos Series Nacionales.

Noelvis González: Holguín, cinco Series Nacionales.

Eduardo Paret: Villa Clara, dos Series Nacionales.


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

226 compartidas

¿Cuál es Tu Reacción?

Me divierte Me divierte
3
Me divierte
Me entristece Me entristece
11
Me entristece
Me encanta Me encanta
0
Me encanta
Me asombra Me asombra
2
Me asombra
Ñoo Ñoo
9
Ñoo

Un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. DLR arriba de la vola gracias por tu trabajo socio ojalá y firmaras con tu nombre de pila exitos pa cubalite