fbpx

“Yo recuerdo cómo éramos de niños”: “Memorias de un abuelo”, de nuevo en las pantallas

2 min


Ebblis Valdivia y Caleb Casas son los protagonistas de esta serie. Foto: Captura de pantalla de uno de los capítulos en YouTube.

El tema musical que comenzaba con “yo recuerdo cómo éramos de niños, salvajes y risueños, traviesos y asumidos…”, interpretado por Amaury Pérez, ha vuelto a sonar en nuestros hogares, cada lunes y viernes a las 6:00 PM, por el canal Cubavisión.

La retransmisión de las aventuras Memorias de un abuelo (nuevamente, diremos que por enésima vez), ha hecho revivir a muchos esos recuerdos de aquellos jóvenes, sus travesuras, las lomas, explosiones, peleas, combates, los alzados…




La producción, estrenada en 1999, estuvo a cargo de la televisión cubana y Trimagen. Basada en la obra Descamisado, de Enrique Acevedo, comenzaba con la imagen de un Ebblis Valdivia (El Bony), casi niño, mirando a lo lejos, con añoranza.

“Todavía soy un descamisado, cumplido y convocado por un sol siempre olivo”, puede escucharse más adelante en la canción, mientras aparecen imágenes de escenas en el lomerío.




En la presentación también pueden leerse algunos nombres de los actores que intervinieron: Mario Rodríguez, Enrique Almirante, Enrique Molina, René de la Cruz (padre e hijo).

Rolando Núñez, Luis Rielo, Luis Lloró, Rodolfo Jiménez, Tito Junco, Manolo Melián, Manuel Romero, Carlos Paulein, Elvira Cruz, Obelia Blanco, Mario Limonta, Yazmín Gómez, José A. Espinoza, Mauricio Casín, Argelio Sosa, Armando Tomey, Rolando Peña, Frank Reyes, Pedro Fernández, Daysi Quintana, María Teresa Pina, Cristina Palomino, Carlos Massola, entre otros, completan el elenco.




Con la codirección de Miguel Sosa y la dirección general de Rafael Acosta, esta obra, en su momento (y seguramente en varias de sus retransmisiones), hizo vibrar a más de uno.

Sus personajes principales, los hermanos Roly (Ebblis) y Darío (Caleb), y la narración en off, en voz de José Antonio Rodríguez, como si los hechos se trataran de recuentos hechos por el primero de estos muchachos, complementan la puesta en escena.




Con episodios de alrededor de 27 minutos de duración, en un inicio la trama está enmarcada en el centro de la isla, en el poblado de Consagración, con sus historias de piratas, almas en pena, fantasmas y, más adelante, mientras los jóvenes van madurando, todo comienza a cambiar. Ambos hermanos deciden unirse al Ejército Rebelde y la vida de guerrilla ocupa el peso principal de la narración.

En el primer capítulo, Roly está mirando por un telescopio; un plano muestra lo que está observando, como efecto de video novedoso para su época. Presenta a su entorno, su pueblo, se describe a sí mismo como “loco irreverente” y su hermano es “el ecuánime aplicado”.




En su casa también conviven su hermana pequeña, su madre Beatriz (Isabel Santos), su padre Laureano (Rogelio Blaín), y una muchacha que ayuda en las labores domésticas, Iris (Sheila Roche)… no obstante, Darío y Roly abandonan estas comodidades para marchar hacia las montañas.

… y ya no traemos más spoilers, por si eres de esa rara excepción o de una muy joven generación que nunca ha visto Memorias de un abuelo y desea darle una oportunidad. Actualmente en la TV han colocado 60 capítulos, pero, si te animas a empezar desde el inicio, aquí te dejamos dónde verla (en este canal de YouTube está una buena parte de los capítulos):


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¡¡¡Contáctanos!!!