fbpx

Yusnier Viera, el súper talento cubano que posee tres récords mundiales de cálculo mental

8 min


Yusnier Viera. Foto cortesía del entrevistado.

Para muchos estudiantes, las Matemáticas son un dolor de cabeza que los castiga a lo largo de su vida escolar. Sin embargo, de vez en cuando aparece alguien dotado con la capacidad extraordinaria para dominar esta rama de la ciencia y, con ello, hacer que los números no sean vistos como enemigos, sino como formas diferentes de interpretar la realidad.

Yusnier Viera Romero es uno de esos “elegidos”. Oriundo del pueblo de Bejucal, en la actual provincia de Mayabeque, ostenta el título de graduado de Ciencias de la Computación de la Universidad de La Habana y, gracias a sus excelsas habilidades para el cálculo mental, es conocido como El Calendario Humano




Establecido en Estados Unidos desde 2007, este joven es dueño de los récords absolutos en las tres categorías de cálculo mental de fechas. Su capacidad ha motivado que incluso los neurocientíficos de la Universidad de Sussex, Reino Unido, hayan querido analizar su cerebro para determinar el origen de semejante “poder”.

A lo largo de este tiempo, ha sido seleccionado para participar en los programas televisivos Superhuman Showdown (Discovery Channel, 2012), The Brain (Fox, 2016) y la versión latina de Super Cerebros (NatGeo, 2014), en donde alcanzó la ronda final. También ha sido invitado a The Ellen Show (CBS, 2016) y Don Francisco Te Invita (NBCUniversal, 2017), espacios en los que ha dejado algunas pinceladas de su “magia numérica”.




Recientemente, Cubalite contactó con este genio de las Matemáticas para conocer sobre su vida y obra, dentro de la que se incluye el volumen Basic Course of Mental Arithmetic and Master the Multiplication Tables (Curso básico de aritmética mental y dominar las tablas de multiplicar).

¿Cómo descubrió que había algo diferente entre usted y los números?

Recuerdo mi infancia con mucha alegría, sobre todo porque desde muy pequeño descubrí lo mucho que me gustaba la Matemática, y sin dudas eso ayudó a que estuviera conectado con ideas y pensamientos muy bonitos. Desde que tengo uso de razón he considerado a esa rama de la ciencia como algo natural, no sólo para mí, sino para la vida en general.

Con aproximadamente tres años ya podía contar hasta un millón y, al ver aquello, mis padres entendieron que eso que me salía tan fácil indicaba una habilidad especial para los números. Luego empecé en la escuela y descubrí que no era tan “normal”, sobre todo porque a esa edad ningún otro niño de mi primaria podía entender ni hacer cosas que para mí eran como “coser y cantar”.

¿Cuándo comienza a aprovechar la memoria en función de su carrera?




Evidentemente, la memoria forma parte de todo en la vida, pero hay una relación muy especial con la Matemática. Desde que memoricé las tablas de multiplicar, incluso más allá del 10, fui entrenando esa parte de mi cerebro y poco a poco logré simplificar los cálculos, porque en lugar de hacer 20 operaciones a la vez, hacía la mitad, debido a que la otra parte ya la tenía incorporada en mi mente.

¿Cómo se llega de la Facultad de Matemática y Computación (MatCom) a ser un competidor de clase mundial?

Al compás de mi carrera aprendí muchas técnicas de análisis numérico que me permitieron perfeccionar el cálculo mental. A pesar de que estaba en una facultad en la que había mucha gente buena en esa materia, noté que yo tenía lo necesario para destacar. Uno de mis amigos investigó sobre las competencias mundiales y me sugirió, con bastante insistencia, que participara en ellas.

Con la idea de llegar a ese tipo de eventos, comencé a prepararme, pues tenía claro que podía competir seriamente y el reto me llamaba mucho la atención. Lo otro fue que entendí la necesidad de dar el máximo y lograr los récords, pues esa era la única forma que tenía de hacerme un nombre y, por tanto, obtener apoyo para poder viajar y participar en otras lides.




¿Cómo vive los récords y las competencias?

Lo primero que diré es que la competencia positiva es vital para poder tener resultados sobresalientes en cualquier materia. En el caso de la gente como yo, que vive y se prepara en base a romper récords, te digo que nos encanta competir, ya sea contra nosotros mismos o ante otros rivales.

En mi caso particular, reconozco que disfruto mucho esos momentos. En el instante de la justa, siento y vivo todo como si fuera en cámara lenta, en el sentido de que cada vez que voy calculando qué día de la semana fue el correspondiente a determinada fecha estoy pasándomelo bien. Yo no sé si todo me sale así porque no estoy pensando en nada más, o si simplemente porque ese estado mental tan satisfactorio hace que todo me sea más llevadero.

Recuerdo perfectamente el momento de 2005 en el que rompí mi primer récord mundial. De ese día lo tengo todo fresco en la memoria: el orden de las fechas, cada respuesta, y considero que la clave de todo es esa: tomárselo todo con buen ánimo.




Igualmente, en 2006, cuando rompí otro récord en vivo a través del Canal Habana, pasó algo curioso. Como sabía que las cámaras de televisión y el hecho de ser visto por mucha gente sería un elemento en mi contra, intenté prepararme especialmente para lidiar con eso. El récord a batir era de 45 fechas, y aunque yo en casa logré llegar hasta 60 o 61, el día definitivo puede lograr solo 56. Al final, tal situación te da la medida de que, por mucho que uno entrene, como humanos que somos siempre existe la posibilidad de no rendir como esperamos debido a algunos factores externos.

Yusnier Viera confiesa que la clave a la hora de romper un récord es tomarse las cosas con calma. Foto tomada de El Nuevo Herald.

¿En qué sentido ha cambiado Yusnier con el paso del tiempo?

Quince años después de aquella primera marca, la mayor diferencia entre el Yusnier joven y el de ahora es que, además de mejorar mi técnica, he aprendido a controlar la emoción y los nervios, de forma que no solo logro mis metas, sino que ahora también soy capaz de disfrutar más todo el proceso.

Otra cosa que debo reconocer después de todos estos años es la gran importancia de las Matemáticas como un elemento fundamental para aprender y pulir mi capacidad de tomar decisiones en la vida.




¿Cómo se prepara para un intento de récord o una competición?

Cuando te preparas para una competencia lo más importante es que simules el proceso de la forma más cercana a la realidad. Por ejemplo, si tienes que escribir las respuestas en un papel, pues entrenas con papel y lápiz. Si tienes que entrar las respuestas usando el ordenador, pues lo haces exactamente así.

Por otra parte, debes ser eficiente usando la mejor técnica posible. En mi caso, con el paso de los años, lo que he perfeccionado más es mi método de práctica. En mi opinión, y esta es la diferencia principal entre ganadores y no ganadores, uno debe practicar mucho, pero sobre todo muy sabia y humildemente. El secreto está en escucharte y aconsejarte a ti mismo sobre cómo mejorar y superar tus posibles debilidades.

¿Cuál es el momento de su carrera que recuerda con más emoción?

De todos los récords y victorias que he logrado, aquella primera vez en MatCom se lleva el premio. Todo sucedió el lunes 31 de octubre de 2005. No tengo ni que calcular qué día de la semana fue (comenta entre risas) porque está grabado en mi memoria.

Aquello significó la confirmación de que sí se podía y considero que a partir de entonces tuve la confianza necesaria para enfrentarme a lo que vendría a continuación.

También hay otras ocasiones extremadamente importantes, como esa en que logré romper un récord luego del nacimiento de mi hija, Victoria, pues fue la ocasión en que celebramos juntos.




¿Qué diferencia hay entre ser recordista y campeón mundial?

Hay algunas personas que valoran más una cosa que la otra, aunque yo considero que la marca tiene más relevancia. No obstante, ser monarca mundial es una prueba enorme.

En 2010, cuando competí y gané el título del orbe en Magdeburgo, Alemania, fue algo especial. El asunto es que dos años antes no pude ir al torneo, porque hacía poco que estaba en Estados Unidos y aún no tenía todos mis papeles para poder asistir. Al llegar allá, yo era el líder del ranking, pero no me había probado a ese nivel.

Recuerdo que la competencia fue durísima, pues había rivales de tremendo nivel, incluido mi compatriota Freddis Hernández Reyes, quien el día antes de la final rompió el récord de 70 fechas en un minuto, cuando hizo 74.

El tema es que el Mundial tiene la característica de que se compite escribiendo fechas en un papel, lo cual es totalmente distinto a hacerlo en una computadora. Aquel día de la final, recuerdo llegar al lugar y decirle a Freddis, a quien respeto muchísimo: “felicidades por tu récord, pero quiero que sepas que el oro es mío, así que los demás repártanse la plata y el bronce”. Aquello fue un poco feroz, pero de eso se trataba, de ser un competidor agresivo. Al cierre de la jornada, logré escribir 48 fechas en mi papel mientras que él tuvo 37, lo cual afortunadamente confirmó lo que dije.




¿Cómo ha llevado su trabajo de profesor?

Creo que eso es algo con lo que prácticamente nací. Yo vengo de una familia de maestros, pues mis dos padres se dedicaron a eso durante toda su vida, e incluso mi papá fue mi primer entrenador. Crecer en ese ambiente me ha ayudado a valorar la posición, tanto de alumnos como de profesores, y es una profesión de la que vivo eternamente enamorado.

Comencé en esto desde pequeño, cuando repasaba a mis amigos. Años después llegué a dar clases en la secundaria básica de Bejucal, fui tutor de clases particulares y también impartí la asignatura de Análisis Numérico en la universidad.

¿Cuénteme sobre su proyecto en la Viera Academy?

Yusnier con algunos alumnos de su academia. Foto tomada de la web oficial de Viera Academy.

Primero debo comenzar por hacer la historia completa. Después de venir a vivir a Estados Unidos, estuve trabajando como programador hasta 2011, año en que tomé la decisión de volver a dedicarme al magisterio, pues entendí que eso era lo que realmente me gustaba. Al final, me considero una persona misionaria y también quería demostrar al mundo que como profesor podía tener la misma prosperidad que como programador.

Pronto me uní a la compañía Spicy Math Corp., con la cual empecé a hacer varias tutorías en Miami y, gracias a eso, logré que se me abrieran nuevas posibilidades, entre las que se incluyó el poder participar en el programa Superhuman Showdown de Discovery Channel.




Tras ese paso exitoso por aquella empresa, entendí que necesitaba algo de mayor escala, y por eso en 2016 lanzamos Viera Academy, un centro que se dedica fundamentalmente a ayudar a personas en su preparación para los SAT/ACT o pruebas de ingreso, pues normalmente esas tutorías cuestan mucho dinero y nosotros intentamos proyectar una solución distinta, que combina una calidad superior con tarifas mucho más económicas.

Junto con la academia, formo parte de un emprendimiento que se llama EducUp, en donde entendemos que no solo la Matemática es importante, sino la educación, sobre todo en este tiempo tan difícil. En ese sitio estamos colaborando con varios influencers para hacer más prósperos sus negocios y promover una mejor forma de transmitir los conocimientos.

Actualmente, usted ostenta tres primacías mundiales, ¿se prepara para establecer alguna nueva?

Es paradójico, pero la verdad es que estoy esperando a que alguien rompa alguno de mis récords para dedicarme a intentar uno nuevo. Lo que pasa es que la vida es un balance y soy de los que piensa que, mientras las cosas funcionan, no hay razón para cambiarlas. En todo caso, eso te da la posibilidad de dedicarte a ser mejor en otras áreas.




Ahora mismo acabo de ser padre por segunda vez y eso requerirá más esfuerzo familiar. Ahí está el verdadero enfoque de mi vida.

Actualmente, Yusnier y su familia acaban de superar la Covid-19. No obstante, ni siquiera eso ha podido perturbar el sueño a este apasionado profesor y “superhéroe” de los números, para quien “lo importante no es ser el mejor del mundo, sino ser la mejor versión de ti mismo”.

Récords vigentes de Yusnier Viera Romero:

  • 20 fechas del siglo (2000-2099): 8.05 segundos (4 de diciembre de 2010).
  • Calcular las 365/366 fechas del año en curso (presentadas aleatoriamente): 150.4 segundos (27 de enero de 2018).
  • Mayor cantidad de fechas entre los años 1600 y 2100, calculadas en un minuto: 140 (27 de enero de 2018).

Para más información sobre sus hazañas, consulte esta web.


¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

¿Cuál es Tu Reacción?

Me divierte Me divierte
0
Me divierte
Me entristece Me entristece
0
Me entristece
Me encanta Me encanta
4
Me encanta
Me asombra Me asombra
1
Me asombra
Ñoo Ñoo
0
Ñoo

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sandy Mederos

× ¡¡¡Contáctanos!!!
Choose A Format
Personality quiz
Series of questions that intends to reveal something about the personality
Trivia quiz
Series of questions with right and wrong answers that intends to check knowledge
Poll
Voting to make decisions or determine opinions
Story
Formatted Text with Embeds and Visuals
List
The Classic Internet Listicles
Countdown
The Classic Internet Countdowns
Open List
Submit your own item and vote up for the best submission
Ranked List
Upvote or downvote to decide the best list item
Meme
Upload your own images to make custom memes
Video
Youtube, Vimeo or Vine Embeds
Audio
Soundcloud or Mixcloud Embeds
Image
Photo or GIF
Gif
GIF format

Send this to a friend